Convención ratifica reglamento general y establece que quórum de 2/3 para aprobar normas constitucionales deberá ser votado por mayoría simple

El pleno de la Convención determinó que todo el reglamento general se definirá por mayoría simple, y no por 2/3, como pedían los constituyentes de derecha, en materias como clausura del debate, aplazamiento de una votación, abstenciones, los efectos de un empate en una votación, votos válidos, entre otros.

Durante este martes, el pleno de la Convención Constitucional realizó la votación en general de su reglamento general, junto a los de Ética; Participación y Consulta Indígena; y de Participación Popular, además la propuesta de bases y principios de la Comisión de Derechos Humanos.

La próxima semana los constituyentes deberán votar en particular las propuestas, artículo por artículo. Desde esta jornada, comienza a correr el plazo de 48 horas para ingresar las respectivas indicaciones, que finalizará a las 13:37 horas del jueves.

Según el cronograma, el lunes 20 de septiembre se elaborará el comparado, al día siguiente se dará un plazo para conocerlo y el 22, 23 y 24 de septiembre se producirá la votación en particular de los reglamentos.

El pleno del órgano encargado de redactar la nueva Carta Magna, determinó que todo el reglamento general se definirá por mayoría simple, y no por 2/3, como pedían los constituyentes de derecha, en materias como clausura del debate, aplazamiento de una votación, abstenciones, los efectos de un empate en una votación, votos válidos, entre otros.

De hecho, como era de esperarse solo se pronunciaron a favor los convencionales de la bancada de Chile Vamos.

El punto álgido de la discusión se centró en el artículo 94º “respecto a la aprobación de las normas constitucionales, el cual regula la votación de normas constitucionales en el pleno”, y que establece la votación por dos tercios cuando se entre al fondo de la discusión de los contenidos de la futura Carta Magna.

La indicación de la derecha fue rechazada por 29 votos a favor, 115 en contra y 7 abstenciones por cuenta de los convencionales de Vamos por Chile, Cristián Monckeberg, Harry Jurgensen, Raúl Celis, Luis Mayol, Bernardo Fontaine, Roberto Vega y Paulina Veloso.

De esta manera cuando el artículo sea votado en particular la próxima semana deberá ser ratificado por mayoría simple, tal como planteaban desde el Colectivo Socialista, el FA e Independientes No Neutrales, y no por dos tercios, como proponía la derecha.

“Ahora se estableció una forma de votar que es por mayoría, y ahora todo el reglamento general se va a votar por mayoría la próxima semana cuando se voten las indicaciones que vamos a presentar mañana y pasado”, explicó Ricardo Montero, del Colectivo Socialista, citado por El Mostrador.

La ratificación de los dos tercios se realizará por mayoría simple, pero cuando la discusión se refiera a los contenidos la votación será por dos tercios, tal como establece el artículo 133 de la Constitución, explicaron desde el Colectivo del Apruebo.

“Vamos a respetar a cabalidad las normas de dos tercios en las normas constitucionales propiamente tales y estamos respetando lo que dice el artículo 133 de la Constitución respecto de que lo que se somete a dos tercios son las normas constitucionales, y no estando en esos momentos constitucionales se vota simplemente por mayoría (…) Creemos que la propuesta de Chile Vamos excede las normas que requieren 2/3”, y precisaron que dado que “se debe dar rapidez y certeza a la forma de trabajar de la Convención y por eso, somos de la idea de que las normas reglamentarias previas, deben ser aprobadas por mayoría y no por quórum de 2/3, caso contrario el proceso se hace muy lento y no permitirá tener terminado el proceso dentro del periodo de 12 meses que nos entregó el país”, subrayaron, según consignó El Mostrador.

Con respecto al artículo 95 sobre rechazo de propuestas de norma constitucional, se descartó la posibilidad de ser aprobado con quórum de 2/3, ya que 117 convencionales votaron a favor y sólo 30 lo aprobaron.

Debate sobre los 2/3

Durante la sesión, los convencionales progresistas y oficialistas mantuvieron un intenso debate sobre el quórum de dos tercios para la aprobación de normas constitucionales

La convencional Cristina Dorador (Movimiento Independientes del Norte) planteó que “el quorum de 2/3 no garantiza avanzar en los cambios transformadores que los pueblos de Chile han mandatado”.

Adriana Ampuero (ex Lista del Pueblo) recordó que “este quórum tiene su origen en dictadura y es un enclave autoritario de la Constitución del 80” ; mientras que Tania Madriaga, planteó que “este quórum representa una garantía para la élite”.

La constituyente mapuche, Natividad Llanquileo, cuestionó a la derecha y señaló que “algunos se entienden soberanos para cuestionar las obligaciones internacionales de derechos humanos, pero cuando se trata de mantener un quórum antidemocrático, defienden que somos un poder derivado para mantener un quórum que atenta en contra las decisiones de la mayoría”.

“Lo que está en discusión hoy es si en esta Convención radica el poder soberano mandatado por el pueblo o este poder está limitado por las elites y los privilegiados y privilegiadas que también son parte de esta Convención Constituyente (…) Creo que aquí no pueden haber restricciones a la soberanía del pueblo constituyente”, inel exministro Marcos Barraza (PC).

Desde Chile Vamos, Felipe Harboe (PPD) aseguró que “dos tercios con una hoja en blanco para poder discutir sin vetos es una oportunidad enorme para poder dar estabilidad” y Fuad Chahin (DC) indicó que “es una falacia decir que los 2/3 respecto a una hoja en blanco tiene el mismo efecto que los 2/3 de la Constitución del 80 (…) Cuando se parte en una hoja en blanco nos obliga a ponernos de acuerdo”.

Desde el oficialismo se refirieron a los límites que a su juicio tienen la Convención y la necesidad de respetar los dos tercios en los artículos que ellos mencionaron.

Según Marcela Cubillos (IND-UDI), «no somos un poder del Estado ni tenemos el poder constituyente. Somos una convención autónoma, pero no soberana».

A su vez, Rodrigo Álvarez (UDI)aseguró que el debate sobre el quórum no es político, como a su juicio plantearon en la izquierda, sino que jurídico.

«Trataría de retrotraer la discusión a eso (…) rechazo muchas de las apreciaciones políticas y reivindico el hecho de que ante una discusión jurídica creemos que determinadas normas se deben votar por dos tercios», dijo, citado por Emol.

El independiente Mauricio Daza, defendió la idea de «mantener la regla de los 2/32, porque “las reglas constitucionales deben tener estabilidad que se establece a partir de un consenso amplio”.

“Ahora, aquello que no quede en la Constitución deberá ser materia de ley a través de un nuevo Congreso que deberá ser bicameral, paritario. Creo que debemos mantener el quorum de 2/3 no porque no podamos cambiarlo, sino porque creo que dará la estabilidad mínima que requiere una Carta Fundamental”, dijo el abogado,

A juicio de la convencional y periodista Patricia Politzer de Independientes No Neutrales “los 2/3 pasaron a ser de un quorum maligno a un quorum virtuoso, si queremos una Constitución que permanezca estable durante 40 o 50 años es indispensable que sea aprobada por una amplia mayoría. Hoy por primera vez tenemos la posibilidad de cambiar el rumbo del país con una mayoría sólida”.

Votación de los reglamentos

El reglamento de Ética fue aprobado en general por 113 a favor, 28 en contra y 11 abstenciones.

Asimismo, se aprobó con 125 votos a favor, 17 en contra y 10 abstencionesel reglamento de Participación y Consulta Indígena.

Por su parte, el reglamento de Participación Popular, fue respaldado en general con un total de 134 votos a favor, 5 en contra y 3 abstenciones. 

Adicionalmente, se aprobaron las bases, principios y normas de Derechos Humanos, Individuales, Colectivos, Ambientales y de la Naturaleza, presentadas por la Comisión de DD.HH. 113 constituyentes votaron a favor, mientras que 23 votaron en contra y 16 se abstuvieron. 


Comparte 👍

Comenta 💬