¿Qué pasa ahora que ganó el “Apruebo”?

Con un 78,27% se consolidó el triunfo del Apruebo y con 78,9% el de la Convención Constitucional como órgano para crear una nueva Carta Magna.

La ciudadanía se expresó en las urnas y la opción Apruebo ganó con un contundente 78,27% de los votos contra un 21,73% del Rechazo, en el Plebiscito Constitucional que se desarrolló el domingo, tanto en Chile como en 65 otros países. 

El resultado de esta jornada, en la que se registraron más de 7,5 millones de voto, marcó el inicio de del proceso de Está previsto que los ciudadanos vuelvan a las urnas el 11 de abril de 2021, para elegir quiénes serán los convencionales constituyentes.

Este órgano estará integrado por 155 ciudadanos, mitad hombres y mujeres, seleccionados a través de elección directa, sin participación de representantes del Congreso.

Se se tratará del primer caso en el mundo en el que un órgano  paritario estará a cargo de redactar una Constitución.

Está previsto que los ciudadanos vuelvan a las urnas el 11 de abril de 2021, para elegir quiénes serán los convencionales constituyentes. EL proceso se realizará en conjunto con los comicios de gobernadores, alcaldes y concejales.

Funciones de la Convención Constitucional

Cabe destacar que la convención sólo se encargará de crear la propuesta de una nueva Constitución.

“La Convención no podrá intervenir ni ejercer ninguna otra función o atribución de otros órganos o autoridades establecidas en esta Constitución o en las leyes”, reza el artículo 135 de la Ley 21.200.

Asimismo, el artículo 137 de la citada norma establece que “una vez redactada y aprobada la propuesta de texto de Nueva Constitución por la Convención, o vencido el plazo o su prórroga, la Convención se disolverá de pleno derecho”.

Dos terceras partes del quórum

 Para aprobar alguna norma, la ley define que la convención se regirá por el quórum de dos tercios de sus miembros en ejercicio.

En el caso de la Convención Constitucional, compuesta por 155 ciudadanos electos, se requieren 103 votos favorables para la aprobación de una norma.

Dicho órgano tendrá un plazo de nueve meses para elaborar una propuesta de nueva Constitución, el cual puede extenderse por tres meses, llegando a un máximo de un año.

El texto final que redacten  los integrantes de la convención será sometido a un «plebiscito de salida» o ratificatorio, con voto obligatorio, que se realizará 60 días después de su elaboración, durante el segundo semestre del 2022 y que el Presidente deberá convocar.

Si la propuesta de nueva Constitución resulta aprobada, una vez que ésta entre en vigencia, quedará derogada la Constitución de 1980. Por el contrario, si la ciudadanía rechaza el texto emanado de la convención, seguirá rigiendo la actual Carta Magna.

Compártelo

Comentarios