Que absuelve a acusados de tortura y asesinato de líderes del FPMR

Carla Pellegrin: Fallo de la Corte Suprema es un nuevo paso a la impunidad

«Un nuevo paso hacia la impunidad, decretó el miércoles 5 de julio, la Corte Suprema al absolver a los cuatro carabineros, acusados de torturar y asesinar en 1988, a los dirigentes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), Raúl Pellegrin Friedman y Cecilia Magni Camino«, declaró Carla Pellegrin, hermana del primero

Por Wari

Publicado en

Chile / Justicia y DD.HH

0 0


raul-pellegrin-y-cecilia-magni

«Un nuevo paso hacia la impunidad, decretó el miércoles 5 de julio, la Corte Suprema al absolver a los cuatro carabineros, acusados de torturar y asesinar en 1988, a los dirigentes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), Raúl Pellegrin Friedman y Cecilia Magni Camino«, declaró Carla Pellegrin, hermana del primero.

Según declaró la médico, el de la Corte Suprema es «un fallo que vulnera toda lógica». El máximo tribunal dictaminó que “una multiplicidad de hechos, reales y probados, permiten establecer presunciones que llevan inequívocamente a concluir que ambas víctimas, perseguidas por las fuerzas policiales en las cercanías del río donde fueron encontrados sus cuerpos, fueron detenidas, golpeadas y arrojadas al cauce torrentoso moribundas, con lo que el desenlace conocido era inevitable”.

Sin embargo, a renglón seguido, argumenta que “no existe la misma contundencia probatoria para sostener que alguno de los acusados provocara la muerte de las víctimas».

Con esta sentencia, la Corte Suprema absolvió por tres votos en contra de dos a los carabineros Carlos Bezmalinovic Hidalgo, Julio Acosta Chávez, Juan Rivera Iratchet, y Walter Soto Medina, de la responsabilidad que les cabe en el crimen de los comandantes “José Miguel” (Raúl Pellegrin) y “Tamara” (Cecilia Magni).

“La participación de los cuatro inculpados en la detención, tortura y asesinato de Raúl y Cecilia está acreditada”, señaló la doctora Carla Pellegrin, hermana del jefe del FPMR. E indicó que no se trató de una simple golpiza luego de la detención, como establece el fallo, sino de tortura aplicada por expertos en ese tipo de tormentos.

{destacado-1}

La facultativa sostuvo que ello quedó claro en peritaje del Servicio Médico Legal, realizado en diciembre de 2012, que estableció evidencia científica histopatológica contundente. “El análisis de una muestra de tejido de Cecilia Magni, permitió concluir que le aplicaron electricidad de bajo voltaje, tormento definido claramente como tortura en el Protocolo de Estambul”.

Además, manifestó que existen otras evidencias que comprueban las torturas aplicadas: “ambos cuerpos presentaban contusiones anales a pesar de que fueron encontrados en el lecho del río Tinguiririca con ropa y la cantidad de agua en los pulmones de los cadáveres era muy baja, lo que descarta la tesis de muerte por inmersión», expresó Carla Pellegrin.

Para la abogada querellante, Ema Salinas, en el proceso ha quedado establecido que Juan Rivera Iratchet, uno de los procesados absueltos, detuvo a los líderes del Frente y a diferencia de los otros rodriguistas apresados, no fueron puestos a disposición de la justicia. Los retuvo hasta la llegada del teniente Carlos Bezmalinovic, quien era reconocido como experto en torturas, y quien permaneció en el lugar durante dos días.

“Los detenidos fueron torturados durante dos días y el teniente Carlos Bezmalinovic bajó a San Fernando a recibir instrucciones. El oficial regresó al lugar de detención con la orden de matarlos. El 30 de octubre los cuerpos sin vida de Raúl Pellegrin y de Cecilia Magni aparecieron en las aguas del río Tinguiririca”, señaló la abogada.

BEZMALINOVIC EL TORTURADOR

BezmalinovicRodriguistas apresados en el operativo de Los Queñes, quienes actualmente viven en Bélgica bajo pena de extrañamiento, han dado testimonio de las torturas sufridas en manos de Carlos Bezmalinovic. En todos los casos, el patrón es el mismo: golpes en los ojos, presión en el globo ocular y amenazas que iba a reventarles los ojos. Para Carla Pellegrin, esta información es concluyente, porque los cuerpos de Raúl Pellegrin y Cecilia Magni también tenían lesiones en los ojos, como resultado de las múltiples torturas sufridas antes de ser asesinados.

Por ello, concluye Carla Pellegrín, el fallo de la Corte Suprema es un nuevo intento por imponer la impunidad en el caso y una afrenta a la inteligencia de cualquier ser humano normal.

“Llevaremos el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y no descansaremos hasta encarcelar a estos torturadores y asesinos, que hoy deambulan libres por las calles de nuestro país”, concluyó.

El Ciudadano

Compártelo

Comentarios