Detención de artesana y abandono de su hija de dos años abre debate sobre el criterio policial

La detención de una artesana y el abandono de su hija de 2 años en las calles de Castro por parte de carabineros volvieron a colocar en la discusión pública el criterio policial a la hora de aplicar las leyes. Desde que el jueves pasado en la tarde circulara por internet un video que registra como carabineros de la ciudad de Castro, Chiloé, detienen violentamente a una joven artesana que se encontraba con su hija de 2 años, en las redes sociales reflotó la discusión sobre el criterio policial.

detencion-artesana

El hecho ocurrió en el mirador de Gamboa y, según relata la persona que subió el video a través de facebook, “Carabineros detiene a una joven artesana mientras vendía sus cosas sin dañar a nadie. Carabineros la detiene violentamente y la sube a un carro policial. La chica no alcanza a tomar a su pequeña hija de dos años, que queda literalmente a merced de la voluntad de los transeúntes que se hacen cargo de la bebé y sus cosas”.

Según informó radio Bío Bío, Betsabé Seidedos vendía sus artículos artesanales en el mirador junto a su pequeña hija y por no contar con ‘permiso’ fue detenida por la policía.

Se aprecia que en el ‘operativo’ tomaron parte funcionarios de dos vehículos policiales, los cuales detuvieron con violencia a la artesana. O sea, más de 4 carabineros destinados a detener una mujer que se ganaba la vida vendiendo artesanía.

Lo insólito de la situación es que pese a ser conminados por los propios transeúntes, carabineros se llevó detenido a la artesana, dejando sola en la calle a la niña de 2 años.

Una de las respuestas de los policías a las personas fue “por qué nos ataca a nosotros, vaya a ver el decreto que el alcalde sacó”.

En el video se ve como las personas que pasaban por el lugar pedían algo de criterio a los policías. Como se enfrentaron con la inflexible posición de los carabineros en ‘hacer cumplir la ley’, comenzaron a registrar el hecho con sus celulares.

También el registro muestra los llantos de la niña de 2 años al ver la detención de su madre, quien gritaba haciendo ver a los policías que no podía dejar a su hija botada en la calle.

Las personas que presenciaron el hecho, una vez que la policía se esfumó con la madre, ayudaron a recoger las cosas de la joven y se encargaron de la niña. “Quedó con una joven que estaba comprándole artesanía a esta mujer”- contó uno de los transeúntes.

La polémica provocó que carabineros se viera obligado a referirse al tema. El coronel de Carabineros, Rodrigo Cádiz, declaró a la radio Bío Bío que “es un procedimiento habitual de fiscalización de vendedores ambulantes. No se observa violencia por parte de los funcionarios, pero se iniciará una investigación al respecto”.

Durante este viernes la Municipalidad de Castro difundió un comunicado en el que explica que no tienen ninguna responsabilidad en el hecho, asegurando que “no existe al interior de este municipio ningún tipo de decreto alcaldicio al cual se hace mención”.

Por su parte, el diputado Fidel Espinoza solicitó este viernes al general Eduardo Weber, jefe de la Décima Zona de Carabineros, realizar una investigación profunda del hecho para determinar si hubo abuso de la fuerza policial y se vulneraron los derechos de la infancia. También fueron convocados a hacerse parte el Sename de la Región de Los Lagos y a la gobernadora (s) de la provincia de Llanquihue, Mariana Rehbein.

La obsesión por ‘erradicar’ el comercio ambulante es una vieja pretensión de las autoridades chilenas. De 1613 data el primer decreto de un poder en su contra. Su combate sirve para disciplinar a las masas trabajadoras en la ética del trabajo asalariado.

El Ciudadano

LEA ADEMÁS: Historia de la guerra contra el comercio ambulante en Chile

Compártelo

Comentarios