es Spanish

Dos semanas lleva desaparecido obrero apresado por la UPP en Rio de Janeiro

Vecinos de la favela de Rocinha, en la zona sur de Rio de Janeiro, denuncian la desaparición desde hace dos semanas de un albañil que fue detenido para “verificación” por las Unidades de Policía de Pacificación en Río de Janeiro. Por muchos días sucompañera durmió en las calles por miedo a la prepresalia policial por denunciar el caso.

Desde el 14 de julio , está desaparecido Amarildo Souza, un albañil de 47 años de edad, vecino de la favela de Rocinha, en Río de Janeiro. Amarildo fue llevado por el batallón de Policía Militar llamado Unidad de Policía Pacificadora (UPP), que actúa en las favelas de Río de Janeiro como una fuerza de ocupación militar permanente. Pese a que según la policía Amarildo fue llevado para averiguaciones, no se encuentra en ninguna comisaría policial, hospital, morgue o prisión oficial y no hay registros de su pasaje por comisaría.

Las vecinas y vecinos de la comunidad se han organizado y hacen rondas diarias para buscarle. Su familia, denuncia estar recibiendo amenazas de muerte desde que empezaron una campaña por las redes sociales exigiendo explicaciones. La campaña, con los hashtags #OndeEstáAmarildo, #ForçaRocinha y #WhereIsAmarildo, tiene ya repercusión nacional. Se espera que sea una invitación también a la solidaridad internacional y logre presionar al Gobierno.

20 AÑOS DE MATANZA LA CANDELARIA

No son nuevas las denuncias de violencia y abuso de poder por parte de las policías brasileñas. El pasado martes se han cumplido 20 años del episodio conocido como “Chacina da Candelária”, donde la policía disparó contra 80 niños y adolescentes que vivían en la calle y dormían a los pies de la iglesia de Candelaria, matando a ocho de ellos.

Elisabeth Gomes Silva, esposa de Amarildo, estuvo viviendo tras la desaparición, en las calles de Leblón, por miedo a volver a su casa y ser asediada por la UPP. El jueves pasado tras reunirise con el gobernador estadual, Sergio Cabral, confesó tener más angustia al no recibir ninguna solución de parte de la autoridad.

En el contexto político actual, el único superviviente de la chacina aún vivo hoy se dirigió a la población brasileña a través de una carta, en la que recordaba: “Son veinte años de falta de respeto de los gobernantes, de falta de políticas públicas para los jóvenes pobres y negros. No se invierte en los niños. Es más fácil matar que cuidar.” La promesa del gobernador Sergio Cabral, al defender el proyecto de la UPP en su campaña política, era acabar con la brutalidad policial. Sin embargo, las denuncias de abuso de poder por parte de las Unidades de Policía de Pacificación son muchas y, sólo en 2013, al menos dos jóvenes han muerto debido a la violencia policial.

Rosa Giménez

La Diagonal

PARA CONOCER MÁS SOBRE LAS UPP LEA: Los negocios tras la pacificación de Rio de Janeiro

Facebook Comments

4,250,761FansMe gusta
173,641SeguidoresSeguir
292,103SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -