Durante 2010 en Colombia ya han sido asesinados 31 sindicalistas

A 31 asciende la cifra de los sindicalistas asesinados en Colombia en lo que va de este año, una práctica que la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) calificó de sistemática en contraste con los argumentos esgrimidos por el gobierno

A 31 asciende la cifra de los sindicalistas asesinados en Colombia en lo que va de este año, una práctica que la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) calificó de sistemática en contraste con los argumentos esgrimidos por el gobierno. Además hubo 4 atentados y 56 amenazas provenientes de grupos paramilitares.

Acorde con una denuncia de la CUT, el más reciente hecho luctuoso tuvo lugar cuando Nelson Camacho, trabajador de mantenimiento de la refinería Ecopetrol y afiliado a la Unión Sindical Obrera de la industria del petróleo (USO), fue ultimado por sicarios.

El asesinato de Camacho ocurrió cuando éste esperaba el bus que lo llevaría a su sitio de trabajo y sicarios que se movilizaban en una moto le propinaron varios impactos de bala, los cuales acabaron con su vida.

Este crimen, advirtó la Central Unitaria de Trabajadores, es la continuidad sistemática de una serie de atentados y amenazas contra dirigentes y trabajadores afiliados al sindicato.

Advirtió que ello se da en un contexto de conflictos colectivos que adelanta el gremio con la multinacional British Petroleum, Ecopetrol y TGI en los departamentos de Boyacá y Casanare y la anormalidad laboral determinada en petrolera estatal colombiana.

La Central consideró que la práctica de asesinar a sindicalistas es sistemática en Colombia. Así se opuso a la postura del Gobierno que no reconoce esta situación.

El Gobierno de Álvaro Uribe señaló este jueves 17 que los sindicalistas asesinados en el país en 2009 fueron 28, y no 48 como indicó un informe de la Confederación Sindical Internacional (CSI) difundido este miércoles.

Asimismo Uribe rechazó el reporte de la CSI, que sitúa a Colombia como el país del mundo con más sindicalistas asesinados en 2009.

Y afirmó que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) reconoció los esfuerzos de su Gobierno y sacó a Colombia de la «lista negra» de países sancionados por incumplimiento de la legislación laboral o persecución a empresarios o sindicalistas.

Por su parte, la CUT sostuvo que el Ejecutivo esgrimió argumentos mentirosos ante la OIT para poder salir de la «lista negra».

El director del Departamento de Derechos Humanos de la CUT, Alberto Vanegas Zuluaga, aseguró que el Gobierno continúa ocultando las violaciones de los derechos de los sindicalistas.

Y sostuvo en entrevista con TeleSur que «el derecho a la vida no se respeta» en Colombia.

Fuentes: Telesur/Púlsar/www.patriagrande.com.ve


Comparte ✌️

Comenta 💬