Durante junio en Córdoba se desarrollará el primer juicio por fumigar con agrotóxicos

Se trata de las denuncias realizadas en barrio Ituzaingó Anexo de la ciudad de Córdoba, en la República Argentina

Se trata de las denuncias realizadas en barrio Ituzaingó Anexo de la ciudad de Córdoba, en la República Argentina. La causa tiene tres imputados, dos productores agropecuarios y un piloto de avión. Será la primera vez que se juzgue a personas por utilizar glifosato y endosulfán en cercanías a una zona urbana.

Ituzaingó Anexo es uno de los tantos barrios ubicados en las afueras de la Ciudad de Córdoba, caracterizado por estar rodeado de campos sojeros. Al igual de lo que sucede en otros pueblos del interior, los habitantes de este barrio empezaron a padecer síntomas y enfermedades a causa de las fumigaciones que impunes productores agropecuarios realizaban con el fin de “proteger sus cultivos de los ataques de plagas y enfermedades que afectan los rendimientos y la calidad de los productos”.

En el año 2002 un grupo de madres comenzó a detectar numerosas enfermedades en el sector. Efectivamente se constató que la zona estaba contaminada por PCB de los transformadores de Epec y por agua infectada con plomo, cromo y arsénico. Pero eran las fumigaciones en los campos cultivados los causantes de numerosos casos de cáncer, enfermedades respiratorias, malformaciones, abortos espontáneos, leucemia, entre otras. “En un barrio de 5.000 habitantes hay cerca de 200 personas con cáncer y cerca de 100 ya murieron por esa enfermedad. Estos agroquímicos son cancerígenos”, manifestó el fiscal Carlos Matheu cuando confirmaba la elevación a juicio de la causa.

CRONOLOGÍA DE LAS CAUSAS

La primera causa es de 2004, cuando Sofía Gatica y el grupo de madres del barrio encabezaron los reclamos contra la contaminación ambiental que producían productores agropecuarios. Sucedió luego de que los vecinos detectaran que en los campos contiguos se fumigaba a pesar de la prohibición establecida en la ordenanza 10.590, que impedía realizar esa práctica a menos de 2.500 metros de las viviendas del barrio.

La segunda causa se inició en 2008, cuando el Dr. Medardo Ávila Vázquez, subsecretario de Salud de la Municipalidad de Córdoba por esos años, denunciara a dos productores de la zona al sostener que seguían fumigando al lado del barrio, a pesar de la prohibición.

Los acusados son dos productores agropecuarios y un piloto de avión, denunciados por fumigación clandestina: Jorge Alberto Gabrielli, Francisco Rafael Parra y Edgardo Jorge Pancello, acusados de violar la Ley Nacional de Residuos Peligrosos 24.051.

La investigación de la causa fue realizada por el fiscal de instrucción, el Dr. Carlos Matheu (Distrito III. Turno 6) y será el fiscal de la cámara, Dr. Marcelo Novillo Corvalán quien tenga a su cargo el juicio oral y público.

UNIFICACIÓN DE LAS DOS CAUSAS

La Justicia de Córdoba decidió unificar las dos causas relacionadas con las denuncias de fumigaciones prohibidas en este barrio cordobés. El motivo es porque Francisco Rafael Parra, uno de los productores agropecuarios denunciados, está imputado en ambas causas. De este modo, el juicio oral y público que inicialmente estaba previsto para el 27 de febrero se pospuso para el 11 de junio de este año. Esto es para darle un plazo mayor al imputado que figura en ambas causas para que ofrezca pruebas, plantee oposición o alguna nulidad sobre lo que se le acusa.

El doctor Darío Ávila, querellante en la causa, explicó que la ley que se ha violado aquí, además de la ley 9164 de agroquímicos que prohíbe la aplicación aérea de endosulfán o glifosato cerca de un sector urbano, es la 24.051 “Ley Nacional de Residuos Peligrosos”.

Ávila recalca que es importante esta aclaración ya que “la violación a la ley 9164 de agroquímicos no constituye un hecho ilícito sino una falta administrativa por lo que a los infractores cuando son penados se le suele aplicar una pena leve que va desde una multa a un decomiso. Si bien en la causa de barrio Ituzaingó Anexo se comprobó que los productores habían utilizado, en su fumigación, glifosato y endosulfán a unos 418 metros de la zona urbana violando la ley 9164, en realidad la causa llega a juicio oral y público porque además de ésta violación, esa fumigación en esas condiciones queda atrapada por una figura delictiva a través de una ley especial que es la Ley Nacional de Residuos Peligrosos que en su artículo 55 sanciona con pena de prisión a aquellos que utilizando estos productos fitosanitarios pongan en riesgo la vida de la población”.

ARGUMENTOS DE LAS PARTES

La violación de la Ley Nacional de Residuos Peligrosos 24.051, por parte de los dos productores y el piloto de avión en cuestión, es lo que la querella va a intentar demostrar en el juicio oral y público. Ésta ley explicita claramente en su artículo 2° que “será considerado peligroso, a los efectos de esta ley, TODO RESIDUO que pueda causar daño, directa o indirectamente, a seres vivos o contaminar el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general”, ilícito que está visiblemente comprobado que productores y piloto violaron en barrio Ituzaingó fumigando con endosulfán y glifosato.

Por su parte, Carlos Hairabedian, abogado de uno de los productores imputados, argumenta que los casos de cáncer existentes en barrio Ituzaingó Anexo se dan por un coctel de contaminantes (principalmente por PCB de los transformadores de Epec y agua contaminada con plomo, cromo y arsénico) y no por las fumigaciones. Así la estrategia de la defensa en el juicio venidero se basará en el intento de demostrar la falta de pruebas en la denuncia que recae sobre su defendido.

El grupo de madres de Ituzaingó Anexo realizó por entonces, un estudio de campo epidemiológico yendo casa por casa del barrio relevando los casos de cáncer, malformaciones, abortos espontáneos, leucemia que había. Así confeccionaron un mapa sanitario donde se evidenciaba que los casos de las enfermedades mencionadas, aumentaban notablemente a medida que se acercaban a los campos cultivados. Y comienzan a desaparecer a medida que se alejaban de esos campos, de modo que hay una relación directa entre las fumigaciones realizadas allí y los casos de cáncer que relevaron las madres de barrio Ituzaingó Anexo desechando, de este modo, el argumento del coctel contaminante propuesto por la defensa de los imputados.

LABOR DEL GRUPO DE MADRES

La lucha, resistencia y entrega del grupo de “Madres de Ituzaingó Anexo” ha sido incansable e inclaudicable durante estos largos diez años. Lograron que se comenzara a proveer agua de red a todo el sector, además que se sacara el PCB de los transformadores, y que se sancionara una ordenanza municipal y una ley provincial para restringir las fumigaciones contiguas a zonas pobladas.

Además, el grupo de madres participa del colectivo “Paren de fumigar”, el cual es una organización de vecinos, trabajadores, productores, campesinos, docentes, profesionales, de los pueblos de la provincia de Córdoba, en defensa de la salud, la vida y el ambiente. Las actividades que llevan adelante consisten en la denuncia pública de los efectos de las fumigaciones en la salud y el ambiente, la elaboración de propuestas de legislación provincial y ordenanzas municipales para mayor regulación de los agrotóxicos, campañas informativas a la población, relevamientos epidemiológicos comunitarios, entre otras.

El precedente que va a sentar este juicio marcará un hito fundamental en la lucha que vienen llevando adelante muchos pueblos del interior, que pugnan diariamente con la codicia de productores que manipulan endosulfán y glifosato dañando la vida humana y el medio ambiente. Será la primera vez en el país que se sienten en el banquillo personas por fumigar con agrotóxicos y este hecho es en gran parte mérito de un grupo de madres que dijo basta al atropello y al avasallamiento del barrio

Por Diego Aranda

May 02, 2012

Publicado en El Coyuyo


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬