EE. UU.: Protestan contra la expansión de centros de detención para inmigrantes

En el país norteamericano las cárceles son un negocio, por eso es el principal encarcelador del mundo

593

La Administración de Donald Trump continúa con mano dura contra las personas que busca asilo en Estados Unidos ampliando los espacios de retención para niños


Douglas Jemal, gigante del negocio inmobiliario en Whashington DC pretende ceder uno de sus edificios para convertirlo próximamente en un centro de detención para niños inmigrantes, tras habérsele cerrado el contrato entre el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y una empresa privada. El hecho causó indignación en la ciudadanía.

Los estadounidenses protestaron en Washington para mostrar su rechazo a la decisión de la Administración de Donald Trump de ampliar los centros de detención de niños.

La empresa adjudicataria del contrato, Dynamic Service Solutions (DSS), es también operadora del más grande centro de detención de niños migrantes en la cuidad de Homestead, en Florida (sureste de Estados Unidos). El activismo critica a la Administración Trump por endurecer su política de asilo.

Si bien el contrato está cerrado, Dynamic Service Solutions no cuenta con la infraestructura, por lo que precedería a alquilar este edifico de propiedad de otra compañía a la que el activismo presiona para evitarlo.

Estados Unidos ostenta la nada agradable distinción de ser el principal encarcelador del mundo. Las cárceles se han convertido en algo normal y ahora la industria carcelaria está enfocada en la inmigración.

La Administración de Donald Trump se ha ensañado contra la inmigración a la que continúa tratando con mano dura debido a los réditos políticos que le genera.

Cortesía de Alfredo Miranda HispanTV

Te podría interesar