Empresas constructoras se desentienden de la caída de edificios tras el terremoto

Para muchos el sueño de la casa propia es el fin del esfuerzo que día a día emprenden a lo largo de su vida

Por Wari

03/03/2010

0 0


Para muchos el sueño de la casa propia es el fin del esfuerzo que día a día emprenden a lo largo de su vida.  Sea una vivienda básica o de grandes expectativas a todos les cuesta obtenerla. Sin embargo, no todos están preparados para afrontar un siniestro de grandes envergaduras como lo es un terremoto y han visto cómo sus sueños se van al suelo.

Edificios absolutamente inhabitables, casas caídas o arrastradas por el mar son parte del drama que están viviendo miles de familias que han visto cómo sus propiedades colapsaron ante el terremoto.

Pero lo que más llama la atención son las cientos de construcciones nuevas –con no más de cinco años- que no soportaron el fuerte remezón que azotó el centro sur de Chile. Compárese esto con edificios como las Torres de Tajamar en Santiago, terminadas en 1967 y que han resistido sin mayores inconvenientes tres terremotos: 1971, 1985 y 2010.

En Concepción, Talcahuano, Maipú, Independencia y Valparaíso están las principales edificaciones que sufrieron graves daños, cuyos dueños claman por una respuesta de las empresas constructoras.

Fallas de estructura y cimientos, errores de diseño y lo que es peor, faltas a las normas antisísmicas es el panorama actual de estas viviendas, cuyas empresas responsables no dan la cara.

Éste ha sido el caso del edificio BordeRío de Concepción, el cual había sido entregado sólo hace cinco meses y colapsó con más de cien personas dentro y donde actualmente trabajan equipos de bomberos rescatando sobrevivientes.

Los propietarios junto con clamar por el hallazgo de sus familiares desparecidos han exigido a la empresa constructora que se haga responsable.  Se señaló en un primer minuto a la Inmobiliaria Paz Corp como la entidad a cargo de este proyecto, sin embargo tras una declaración pública, la empresa desestimó que este edificio pertenezca a su consorcio.

Hasta el minuto todas las informaciones oficiales apuntan a las labores de rescate, sin embargo, aún no se aclara quién es realmente la empresa a cargo de esta construcción y sólo se informó sobre la renuncia del Presidente de la Delegación Regional de Concepción de la Cámara Chilena de la Construcción, Juan Ignacio Ortigosa.

Una situación similar es la que viven los vecinos de Maipú del edificio “Don Tristán” el cual colapsó y quedó absolutamente inhabitable.

Tras presentar una serie de fallas desde su entrega hace cinco años atrás los vecinos se preparan para enfrentar a la Constructora Mujica & González Limitada y a la Inmobiliaria Francisco de Aguirre y exigirles que asuman los graves daños que presenta la edificación y el inminente desplome de la edificación.

“Nuestro mayor temor es la desprotección en que estamos, ya que al momento del terremoto salimos con lo puesto y lo perdimos todo, ya que al edificio no vamos a volver a entrar, pero igual estamos atentos para encarar a la constructora el fraude de edificación que nos vendieron”, señala Pedro Vásquez propietario de uno de los departamentos de “Don Tristán”.

QUÉ DICE EL SERNAC

De acuerdo a lo indicado por el Servicio Nacional del Consumidor, La ley de Calidad de la Vivienda resguarda a los propietarios ante fallas estructurales durante 10 años.  Sin embargo, todo depende de la conexión que exista con la empresa responsable para solucionar las fallas o pérdidas de las propiedades.

Así mismo, el servicio pone de sobre aviso que también compete al Ministerio de Vivienda y Urbanismo la fiscalización del cumplimiento de estas garantías, quienes a su vez, son los responsables de autorizar y fiscalizar las obras de edificación pertinentes.

En este mismo sentido, el Sernac también indica que preferentemente las personas que toman un crédito hipotecario también están adquiriendo un seguro contra siniestros, lo cual también garantiza la protección del propietario.

En tanto, la Asociación de Aseguradores de Chile informó en su página web la lista de instituciones acreditadas con la información necesaria para reclamar y acogerse a las garantías de los seguros contraídos.

Hasta el minuto, ninguna empresa ha entrega una declaración pública en la cual asuman la responsabilidad del colapso de los edificios y que a su vez, entreguen soluciones a los vecinos afectados.

Por Claudia Pedreros

El Ciudadano

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones