Francisca Linconao: “Si no hay respuestas, me voy a tirar en huelga de hambre nuevamente”

La autoridad espiritual mapuche está en su casa debido a que aún no está bien de salud y debe cumplir con las medidas cautelares de arresto domiciliario nocturno. Fue visitada por parlamentarios comunistas y aprovechó de referirse a la delicada situación que vive su pueblo.

Francisca Linconao: “Si no hay respuestas, me voy a tirar en huelga de hambre nuevamente”

Autor: Gabriel Muñoz

El pasado 15 de junio la machi Francisca Linconao Huircapán recibió en su hogar a los legisladores comunistas Camila Vallejo y Hugo Gutiérrez para solicitarles interceder a favor de todos los involucrados en el caso Luchsinger Mackay y solicitar la rápida realización del juicio oral para probar su inocencia.

“Estoy en mi casa pero no estoy libre. Estuve injustamente nueve meses encarcelada y no estoy conforme con lo que está haciendo la ley. Los mapuche no somos terroristas. Quiero terminar con esta mentira, con esta farsa que hicieron la PDI, los carabineros y los Luchsinger-Mackay. Yo no tengo nada que ver con esa muerte. Soy inocente. No hay pruebas contra mí ni contra nadie de los que están en huelga de hambre”, señaló la autoridad espiritual.

Por su parte, la diputada Camila Vallejo (PC) afirmó que “nos preocupa no sólo la situación de salud que está viviendo sino también porque es una mujer muy importante para el pueblo mapuche como machi. Lo único que quiere es que esto se acelere hacia el juicio oral. Son inocentes y no tienen miedo. Están pidiendo que la justicia opere porque se han ocupado recursos dilatorios para abusar de la no presunción de inocencia contra el pueblo mapuche. Es una situación grave porque atenta contra su historia y sus líderes espirituales. Esto pareciera un montaje porque no hay pruebas. Es una vulneración a los derechos humanos”.

Racismo y montajes

Injustamente encarcelada, la machi tuvo que recurrir a una medida de fuerza -como es la huelga de hambre- por 14 días para solicitar las medidas cautelares de arresto domiciliario. Sin embargo, luego de esta situación, se acrecentó el delicado estado de salud en que cayó producto de su estadía en la prisión.

“Ella sufre dolores de cabeza constantes, problemas de presión, fuertes dolores de estómago además de los huesos y articulaciones, producto de la descalcificación. Ella bajó mucho de peso y acrecentó sus graves problemas de salud. Todo eso le ha dejado secuelas y daños permanentes. Sabemos que sus dolores se deben también a que está muy nerviosa, muy angustiada y eso no le permite tener normalidad en casi ningún aspecto de su vida”, señala Ingrid Conejeros, vocera de la machi.

“En lo emocional también está mal. Ella no logra sentirse libre, fuera de este proceso- porque en realidad no lo está. Mientras no se haga el juicio y se establezca su inocencia , ella estará bastante complicada. Además, le ha hecho muy mal anímicamente el asesinato de los jóvenes. Siente que hay una situación constante de acecho y persecución al pueblo mapuche. Como ella es autoridad, observa esta situación con gran preocupación y mucha pena. No ve que vaya mejorando sino todo lo contrario. Ve ensañamiento, más violencia, más dolor” , complementa la mujer que ha asumido el rol de vocería de la autoridad espiritual del pueblo originario.

“ Estoy un poquito más recuperada pero no estoy bien. Son inventos y mentiras todo lo que me han hecho. Quiero el juicio oral lo antes posible, sea 30 o 60 días pero en el tiempo correcto. Y que no se hagan más las cosas como se han hecho hasta ahora. Si sigue así, si no hay respuestas a mi solicitud y siguen dilatando esto, yo me voy a tirar en huelga de hambre nuevamente. Me voy a Imperial y me tiro a huelga de hambre. Porque es injusto lo que están haciendo. No hay pruebas contra mí ni contra nadie de los que están en huelga de hambre. Los lamienes están sufriendo mucho, hay gente enferma. Ellos no van a aguantar”, expresó la machi Linconao Huircapán.

Hostigamientos y mala fe

Como está complicada de salud, la machi Francisca sólo ha salido para verse con otras machis o médicos, para hacerse exámenes. En su trabajo ella debiera recibir pacientes en su casa pero todavía no está en condiciones de hacerlo, por tanto no ha podido retomar su vida de sanadora -su trabajo- y realizar sus actividades normalmente.

Carabineros diariamente debiera hacerla firmar un libro pero el hostigamiento y la mala intención se hacen evidentes. “Hubo un día que no vinieron y al otro día le aparece con rojo, como que no estaba en la casa. Entonces, hay una permanente mala intención para perjudicarla de alguna forma. Se sabe que si una persona no cumple al pie de la letra con las medidas cautelares, puede que se las revoquen o tenga algún tipo de sanción penal. Si bien se reclamó inmediatamente por la anotación-porque ella siempre ha estado en la casa- esto demuestra un acoso permanente, malintencionado y con toda la saña que tienen las policías hacia la machi”, denuncia Ingrid Conejeros.

Asimismo, se supone que el Tribunal Constitucional tiene un mes para pronunciarse – debido al requerimiento de inaplicabilidad presentado por la familia Luchsinger- pero no hay indicios al respecto, a pocos días  para que este tiempo termine. Inclusive, pudiese que antes se manifestara la Corte de Apelaciones, porque también hubo un recurso que los abogados defensores de los comuneros mapuche interpusieron para que el proceso se reinicie lo antes posible. Sin embargo, este viernes 16 la Corte se debía pronunciar pero hasta el momento no se sabe de ninguna información.

Mientras, los huelguistas suman 19 días sin consumir agua ni alimentos. Si bien se encuentran estables- dentro de su delicado estado- están con bastantes dolores de cabeza y del cuerpo además de los huesos y los músculos. “Sus cuerpos van sintiendo la falta de nutrición. Se mantienen en un estado anímico súper admirable porque están determinados: su causa es justa y tienen que buscar la justicia aún sea a costo de sus vidas. Mantienen muy en alto su espíritu y su ánimo pero el cuerpo les ha ido pasando la cuenta, resintiéndose. Es muy duro todo lo vivido, están en un momento crítico, tienen dificultades. Mañana tienen visita y su familia emitirá una actualización”, informa Ingrid Conejeros.

Es evidente hay una tensión por la incertidumbre de lo que viene. Lo que se teme es que se pretenda mantener esta constante dilación que han hecho del proceso. Sin embargo, la machi siempre envía su apoyo a los huelguistas. Adhiere completamente a las demandas que ellos expusieron desde el inicio de la huelga de hambre y está súper preocupada. Sabe que la salud de ellos es importante para todos . Y comprende también a las familias, que sufren y viven la misma situación que ella. Por lo mismo, pide hacer difusión y enviar harta fuerza a los huelguistas, para que esta medida tan extrema sirva de algo y se logre el propósito.


Comenta



Busca en El Ciudadano