Hallan osamentas en Tarapacá

Evidentes señales de inhumación y exhumación de cuerpos motivaron a Fernando Lira Haquin, vicepresidente del Partido Humanista, a revelar ante el ministro Joaquín Billard antecedentes recibidos hace algunos meses atrás

Por Mauricio Becerra

15/07/2009

Publicado en

Justicia y DD.HH / Regiones

0 0


Evidentes señales de inhumación y exhumación de cuerpos motivaron a Fernando Lira Haquin, vicepresidente del Partido Humanista, a revelar ante el ministro Joaquín Billard antecedentes recibidos hace algunos meses atrás. Por ello, desde ayer, se encuentra en la capital de la Primera Región, donde se procede a una amplia investigación con el fin de determinar las circunstancias que rodean este hallazgo.

“Es extraño que no se haya descubierto antes, más allá que el lugar esté  escondido. Aún así, es clarísimo que aquí fue enterrada gente ilegalmente y fue inhumada ilegalmente también. Ahora hay que explicar quiénes son, dónde se llevaron esos cuerpos y por qué razón. Eso para empezar a hablar”.

Con estas palabras, el Vicepresidente de los humanistas y encargado de DDHH de la tienda naranja, Fernando Lira, partió su relato sobre el hallazgo de un cementerio clandestino en el norte del país. Información que llegó a sus manos gracias a una fuente que se mantiene en reserva, y que confió en su persona para denunciar ante la justicia algo que tenía guardado por años.

Si bien fue el domingo que se trasladó a la Región de Tarapacá, no fue sino hasta las 8:30 de ayer lunes 13 de julio que, junto a un gran equipo de Investigaciones y peritos especializados, partieron rumbo al interior de Iquique para hacer efectiva la orden del Ministro Joaquín Villar (encargado de los casos de detenidos desaparecidos en el norte) de inspeccionar el lugar, distante a unos 100 kilómetros, en el sector de Río Seco.

“Antecedentes obtenidos indicarían que hace unos 15 años este cementerio habría estado lleno de cadáveres. Ahora, cuando nosotros fuimos, claramente constatamos que había allí una inhumación. Habían removido los restos, sin embargo, quedaban vestigios de toda la operación. De hecho, los huecos de las tumbas estaban claramente visibles”, agrega el encargado de DDHH de la tienda naranja.

Así, al regresar a Santiago, se hizo una denuncia judicial ante el ministro Villar. “Ahora, previamente a hacer esta revelación, buscamos asesoría y se pudo determinar que efectivamente estábamos frente a un cementerio clandestino, con rasgos clarísimos de inhumación y exhumación, y por los indicios encontrados era presumible, que alguno de los cuerpos que permaneció en ese lugar, pudieran ser de hace 20 o 25 años atrás,”, manifiesta Fernando Lira, cuidando de no levantar falsas expectativas respecto a que los vestigios corresponderían al período de la Dictadura.

“Corresponda o no, este hallazgo despierta nuevamente el tema de las violaciones a los DDHH en Chile durante la Dictadura, y demuestra que no está resuelto. Que una reconciliación basada en verdad y justicia no existe” dice Fernando Lira, a quien por su historia personal este tipo de denuncias le afectan particularmente: fue detenido y torturado en Pisagua

A su juicio, “es destacable y valorable la decisión y valentía de las personas que logran salir del temor para denunciar hechos de esta naturaleza, y siempre es oportuno invitar a todos aquellos que guardan información con respecto a estos hechos, a que se liberen de ellos. Hoy día existen todas las garantías de reserva y seguridad para que se respete la privacidad del informante, y en este sentido nuestra Secretaría de DDHH siempre ha estado abierta a colaborar”.

Y remata: “Es extraño que el cementerio no se haya descubierto antes, más allá que el lugar esté escondido. En primer lugar habrá que explicar quiénes son, dónde se llevaron esos cuerpos y por qué razón. Eso para empezar a hablar. En segundo lugar, la extensión de la investigación y de los peritajes entregará mayores antecedentes y se podrá determinar que tipo de cementerio hemos encontrado. Por lo cual, debemos ser cuidadosos a la hora de informar, cuidando no generar falsas expectativas en quienes aún no descansan en la búsqueda de sus seres queridos. Debemos esperar los resultados de esta investigación y no aventurar conclusiones”.

Juan Pablo Burgos

El Ciudadano

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬