es Spanish

Huelga en Cárcel Santiago Uno : Colusión entre gobierno y concesionaria

Ayer se difundió por primera vez en prensa que el Área Social de la cárcel Santiago 1 se encontraba en huelga legal.

Hoy iniciamos el 7° día de huelga y el tema que proponemos es: “Colusión entre gobierno y concesionaria”.

La cárcel Santiago 1 fue diseñada para cumplir con los más altos estándares de seguridad y de respeto por la dignidad y DDHH de los internos, apegada a estándares internacionales y modernos de trabajo penitenciario.

Fue diseñada para albergar hasta 2568 internos; sin embargo ya pernoctan allí 4000 internos y, como resulta natural, ya nadie quiso hablar más de estándares de ningún tipo ni menos de DDHH. Para qué si es una cárcel…

Pero ¿cómo es posible que hayamos llegado a este punto?

La respuesta no es tan complicada: simplemente porque ha sido extremadamente funcional tanto para el gobierno –decimos gobierno porque definitivamente no podría serlo para el Estado- y para la Concesionaria CompassGroup, porque ha ganado tanto dinero que al mirar las cifras uno duda incluso de cómo leerlas…

En palabras simples: para sostener la campaña de la derecha conocida como “la puerta giratoria” convirtieron a Santiago 1 en un “vertedero humano”, sin la menor preocupación por las condiciones a las que someterían a esas personas y sin el menor cuidado por las consecuencias que conllevaría para los trabajadores que allí laboramos: trabajadores del área social y también funcionarios de Gendarmería. He ahí porqué ha resultado funcional para el gobierno.

Por qué la Concesionaria no ha hecho nada en todos estos años? Porque mientras más internos haya en Santiago 1 más dinero ganan por concepto de provisión de servicios. Y, como si fuera poco, reciben un pago extraordinario de UTM 100 diarias. No queremos poner cifras porque dan ganas de ponerse a llorar.

Ahora qué supone semejante sobrepoblación para nosotros que somos los que laboramos en Santiago 1? Evidentemente tener muchísimo más trabajo, además de tener que laborar en un medio cada día más peligroso y hostil pues son estas situaciones asociadas de suyo al hacinamiento provocado por la sobrepoblación. Donde dormía 1 hoy duermen 4. Gendarmería debe redoblar sus esfuerzos para evitar y controlar las riñas que se multiplican y evitar además los destrozos a la infraestructura de una cárcel que a estas alturas no refleja lo joven que es sino  un deterioro deplorable.

En síntesis, el gobierno gana al disponer de un recinto donde mandar y mandar gente presa para luego mostrar su “éxito” en el control de la delincuencia. La Concesionaria CompassGroup recibe gustosa esas decenas de ingresos diarios con calculadora en mano mientras a nosotros, los trabajadores del área social, nos “duele la guata” al ver lo que han hecho de esta cárcel y, cabeza gacha, debemos aceptar asumir la sobrecarga laboral que supone una sobrepoblación completamente inmoral.

No debe entonces sorprender que seamos nosotros, los trabajadores del área social de la cárcel, quienes levantemos estos temas. No el gobierno ni la concesionaria CompassGroup cuyo compromiso definitivamente no está en la rehabilitación de los internos sino que parece estar en la ganancia política en el primer caso y en la económica en el segundo.

Oscar Robles Werner-Wildner

Viviana Chavez Lagos


Romina Abarca Rodríguez


Delegados Sindicales Reinserción Social Santiago 1

Facebook Comments

4,251,024FansMe gusta
174,441SeguidoresSeguir
292,315SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -