Jorge Turres Mery

Justicia condena a padre de diputada Marisol Turres (UDI) por secuestro y muerte de 9 pobladores

En 1973 se produjo el asesinato de los habitantes de Renca, episodio en donde participó el ex oficial del Ejército. En enero de 2016, Turres había sido detenido, ocasión en la que la parlamentaria declaró su convicción sobre la total inocencia de su padre.

Foto: enteratehoy.cl

El ministro en visita Mario Carroza condenó a dos oficiales (r) del Ejército por su responsabilidad en los homicidios y secuestros calificados de 9 pobladores de Nueva Matucana (Renca) en 1973. Se trata de Donato López y José Turres Merino, quienes fueron sancionados en su calidad de autor y cómplice, respectivamente. Turres es padre de la diputada UDI por el actual distrito 57 (Puerto Montt), Marisol Turres.

Donato López Almarza fue condenado a la pena de 15 años y un día de presidio, como autor de los homicidios calificados consumados de Álvaro Acuña Torres, Miguel Moreno Caviedes, Guillermo Arriagada Saldías, Sergio Aguilar Núñez, Carlos León Morales, José Machuca Espinoza y Domingo Gutiérrez Aravena; el homicidio calificado frustrado de Osvaldo Cancino Muñoz, y el  secuestro calificado de José Alfredo Vidal Molina, ocurridos el 23 de septiembre de 1973, en la ciudad de Santiago.

En tanto, José Turres Mery deberá purgar una pena de 5 años y un día de presidio por su participación como cómplice de los mismos delitos.

La investigación del magistrado determinó que, luego del 11 de septiembre (1973), las Fuerzas Armadas allanaron sistemáticamente poblaciones del sector norte de Santiago, sin orden judicial ni administrativa. El procedimiento consistía en aislar a los varones, llevarlos a un sitio cercano y ordenarles formarse mientras la policía examinaba sus antecedentes personales para decidir a quiénes trasladar a centros de detención o ejecutar, sin derecho a optar a juicio previo.

En específico, el fallo detalla que el 23 de septiembre del mismo año, en horas de la madrugada, personal de Carabineros dirigidos por los capitanes de Ejército Mario Caraves Silva y Jorge Turres Mery, bajo el mando superior del mayor Donato López Almarza, realizaron un operativo en la población Nueva Matucana de la comuna de Renca.

Nueve pobladores fueron detenidos y trasladados al Internado Nacional Barros Arana (INBA), y luego a la ribera del Río Mapocho, donde fueron ejecutados bajo la orden de Caraves y Turres.

El desenlace del caso de Osvaldo Cancino Muñoz fue distinto. Luego de ser herido por los disparos, Cancino pudo retornar a la población Nueva Matucana y mantener vivo el relato de la brutalidad sufrida.

El Fisco, a su vez, fue condenado a pagar una indemnización total de 440 millones de pesos a los familiares de las víctimas.

El ex oficial había sido detenido el 11 de enero de 2016. En la ocasión, la diputada Marisol Turres declaró: “Confío plenamente en la inocencia de los hechos que se le imputan”. Junto con ello, agregó que su padre “estaba en muy mala situación física, con la pierna muy inflamada, en reposo absoluto cuando ocurrieron estos hechos”. “Yo confío en su inocencia”, aseguró.

Compártelo

Comentarios