La ONU califica de “desesperanzadora” la situación de Gaza

El secretario de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, expresó este domingo su más profunda preocupación por la situación humanitaria y económica en la Franja de Gaza

Por Wari

28/12/2009

0 0


El secretario de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, expresó este domingo su más profunda preocupación por la situación humanitaria y económica en la Franja de Gaza.

Ban ha hablado justo un año después de la ofensiva israelí ‘Plomo Sólido’, que ha dejado a los habitantes de la región en una situación “desesperanzadora” y que necesita “urgentemente” de una estrategia “radicalmente distinta” que pase, sobre todo, por el fin de la violencia y del “inaceptable” bloqueo económico al que están sometidos su millón y medio de habitantes.

Un año después y en opinión del secretario general de Naciones Unidas, no se han abordado “ni los problemas que condujeron a este conflicto ni su preocupantes repercusiones”, recordando los incidentes que comenzaron el 27 de diciembre de 2008.

Ese día, Israel comenzó una operación militar de gran envergadura por aire y tierra contra la Franja de Gaza en respuesta a la intensificación de los ataques con cohetes disparados por las milicias palestinas contra las comunidades israelíes del sur. La operación concluyó el 18 de enero de 2009 con un alto el fuego proclamado unilateralmente por Israel y ratificado 12 horas después por el movimiento islamista Hamás, Gobierno de facto en la Franja.

En el transcurso de la ofensiva fallecieron entre 1.200 y 1.400 palestinos y 13 israelíes.

Ban Ki Moon lamentó que la Resolución 1860 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, emitida el 9 de enero para abogar por el fin inmediato de la violencia en la zona, fue y sigue siendo ignorada por ambas partes en conflicto. “Poquísimos de los elementos clave para la estabilidad que se precisaban en la Resolución, han sido puestos en práctica. Si bien la violencia ha descendido a lo largo de este año, los incidentes continúan y no se ha ratificado un alto el fuego permanente”, indicó el secretario general.

La región entera está afectada, a día de hoy, por numerosos problemas. “La calidad y cantidad de los recursos humanitarios que están entrando en Gaza es insuficiente, la actividad de reconstrucción está paralizada, y se les están negando a los gazacíes incluso sus derechos humanos más elementales”, denunció Ban.

De igual modo, a pesar de los “esfuerzos realizados” para combatir el contrabando de armas –pilar básico del mercado negro en la Franja– “el tráfico continúa”. Y los esfuerzos de paz gestionados “incansablemente” por las autoridades egipcias “siguen sin registrar avances por el momento”.

“Se percibe una sensación de desesperanza en Gaza, hoy en día, para más de un millón y medio de palestinos, la mitad de los cuales tiene menos de 18 años”, lamentó el secretario general, quien hizo especial hincapié en recordar que “su destino y el bienestar de los israelíes están íntimamente conectados”.

LLAMAMIENTO A AMBAS PARTES

En su declaración, Ban Ki Moon pide a Israel y a Hamás que adopten una postura “fundamentalmente distinta” para poner fin al estado de emergencia humanitaria en la Franja de Gaza.

Ban pidió al Gobierno israelí que ponga fin al “inaceptable y contraproducente embargo sobre la Franja” y que, más aún, “facilite la actividad económica y la reconstrucción civil”. Al movimiento palestino, Ban solicita que “termine con la violencia”, y pide a ambas partes que “respeten y defiendan el Derecho internacional.

“El aniversario de hoy es un recordatorio de las amargas consecuencias del conflicto israelopalestino en curso, para el cual no existe, ni existirá, una solución militar”, rememoró el secretario general, antes de concluir afirmando que “la prioridad urgente de todos los líderes israelíes y palestinos, de la región y de la comunidad internacional entera, pasa por alcanzar la solución de los dos Estados”.

MILITARES ISRAELÍS MATARON A SEIS PALESTINOS DE AL FATAH

A casi un año de la agresión militar Plomo Fundido, que perpetró Israel en el invierno pasado contra el pueblo de Palestina, este sábado fuerzas del Ejército israelí mataron a seis palestinos, entre civiles y políticos del movimiento Al Fatah.

Este nuevo ataque ocurre a un día de que se cumpliera un año de la sangrienta ofensiva militar, a través de la que Israel mató a más de mil 400 civiles palestinos.

Ghassan Abu Charj (40 años), Raid Al-Surakji (40) y Anan Subuh (31) fueron abatidos por las fuerzas especiales israelíes que penetraron a tempranas horas en el casco histórico de la ciudad cisjordana de Naplusa.

Según sus familias, los tres palestinos fueron abatidos a sangre fría, sin advertencia. Fueron enterrados el sábado en presencia de miles de personas, mientras se decretaba una huelga de 24 horas en Cisjordania.

Entretanto, otros tres palestinos murieron por disparos israelíes en la franja de Gaza. Se trataba de civiles que recogían metal cerca de la barrera de seguridad que separa el enclave palestino de Israel, cuando fueron alcanzados por un proyectil disparado desde un avión militar israelí.

El doctor Ghasan Hamdan, responsable del hospital de la ciudad palestina dijo que los soldados israelíes irrumpieron en la residencia de Abu Sharah y “lo mataron en presencia de su mujer, que resultó herida”.

Según los israelíes los tres militantes de Al Fatah estaban involucrados en la muerte de Meir Avshalom Hai, un colono judío que murió el pasado jueves por los disparos de presuntos milicianos, cuando viajaba por una carretera de Cisjordania.

Los grupos armados de Al Fatah, principalmente la Brigada de los Mártires de Alqsa, han amenazado con represalias por la muerte de estos tres militantes y de los otros tres palestinos.

Abú Mahmud, alto manto de los Mártires, afirmó que “la ocupación (Israel) está abriendo las puertas del infierno” y amenazó con responder “en la lengua de la sangre y el fuego” y prometió ataques suicidas que “convertirán en día la noche israelí”.

Por su parte, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) condenó las agresiones israelíes a través del portavoz del Gobierno palestino, Nabil Abú Rudaina, quien dijo que la muerte de esas seis personas, es una muestra de que la “ocupación israelí ha decidido destruir la seguridad y estabilidad del pueblo palestino”.

“Israel quiere llevar a nuestro pueblo al círculo sangriento de la violencia para sortear las crecientes presiones internacionales sobre su gobierno, que es responsable de bloquear el horizonte del proceso de paz”, señaló el portavoz palestino.

El ministro del Interior palestino y todos los altos mandos de las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina se encuentran ya en Nablús, Cisjordania para analizar la situación. La consigna hasta ahora parece ser mantener la calma.

La violencia en el Medio Oriente sigue su camino, tras la ofensiva iniciada por Israel en la Franja de Gaza el 27 de diciembre de 2008, que dejó a más de mil 400 palestinos muertos y cinco mil heridos, además de millares de viviendas y edificios públicos destruidos.

Europa Press/RNV

Fuente: LibreRed.net

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬