Soldados y niños muertos: Las nuevas fotos del Kill Team

La revista Rolling Stones publicó una serie de nuevas imágenes sobre un comando de soldados norteamericanos apostados en Afganistán que les gusta tomarse fotos con cadáveres de civiles y niños asesinados por ellos mismos

Por Mauricio Becerra

11/04/2011

Publicado en

Justicia y DD.HH / Mundo / Portada / Pueblos

0 0



La revista Rolling Stones publicó una serie de nuevas imágenes sobre un comando de soldados norteamericanos apostados en Afganistán que les gusta tomarse fotos con cadáveres de civiles y niños asesinados por ellos mismos. Las imágenes se suman a las publicadas hace unas semanas por la revista alemana Der Spiegel.

Cada vez salen más fotos del Kill Team a la luz pública. Así apodó la revista Rolling Stone a la patrulla del soldado Jeremy Morlock, a quien le gusta sacarse fotos con cadáveres de niños y civiles asesinados por ellos mismos.

“El equipo asesino” es el nombre del artículo de la revista Rolling Stones, donde se detallan los abusos de los soldados estadounidenses a través de fotografías y videos donde éstos exhiben cadáveres y posan junto a ellos.

Tal como lo informamos en El Ciudadano, las fotos fueron publicadas primero por la revista alemana Der Spiegel a fines de marzo. La publicación asegura que tiene otras 4 mil imágenes de las tropas de Estados Unidos en Afganistán.

Una de las grabaciones revela el plan de los militares de atacar “salvajes” sin ser descubiertos. En otra, un helicóptero dispara deliberadamente contra civiles, mientras de fondo suena música de acción. En tanto, el soldado Jeremy Morlockquien aparece sonriente junto a un cadáver en una de las primeras fotografías reveladas por Der Spiegel– ya fue sentenciado a 24 años de cárcel en un juicio ante el cual declaró: “El plan era matar gente”.

Morlock y cinco de sus compañeros serían castigados por la justicia militar en Seattle debido a la participación en el asesinato de afganos desarmados. Olvídense que vaya a haber un juicio en Afganistán, donde estos soldados cometieron estos abusos. En territorio norteamericano, Morlock logró salvarse de la cadena perpetua debido al “precio” de su testimonio.

Por su parte, el Ejército de Estados Unidos calificó las fotografías como “inquietantes”, asegurando que “entran en contradicción con los hábitos y los valores del Ejército americano”.  A través de un comunicado establecieron que «la responsabilidad continúa siendo la máxima preocupación del Ejército en estos presuntos crímenes y continuaremos investigando».

El equipo de Rolling Stone aseguró que los asesinatos fueron realizados a vista y paciencia del resto de la compañía militar. Además de las 17 fotos y los 2 videos que han sido publicados hasta el momento, la revista cuenta con 150 imágenes más sobre los abusos cometidos.

En uno de sus testimonios, el periodista Mark Boal asegura que “no vieron hombres armados, ni evidencia de posiciones enemigas, en cambio, los soldados encontraron un paisaje frustrantemente familiar: indigentes campesinos afganos viviendo sin electricidad o agua corriente”.

De esta forma, Boal describe cómo el cabo Morlock y el subalterno Andrew Holmes -de sólo 19 años- planearon la muerte de un joven campesino de 15 años, a quien lanzaron una granada y dispararon con un rifle M4 y una ametralladora. Posteriormente, acusaron al afgano –identificado como Gul Mudin– de haberlos atacado.

El periodista agregó que momentos más tarde, los soldados comenzaron a tomarse fotografías con el cuerpo del joven muerto. “Sosteniendo atrevidamente un cigarrillo en una mano, Holmes posó para la cámara con el cuerpo de Mudin ensangrentado y mitad desnudo, agarrando la cabeza del muchacho por el cabello como si fuera un venado trofeo, Morlock se aseguró de tener un recuerdo similar”, describe en el artículo.

Por su parte, el abogado de Holmes, Daniel Conway, defendió a su cliente asegurando que “esa fotografía no fue su idea. Es un soldado raso de 19 años y ellos le dijeron que viniera, que saliera en la fotografía y lo hizo”.

En una de las fotografías, donde aparecen dos hombres muertos, un trozo de cartón colgado de sus cuellos exhibe la frase: “Los talibanes están muertos”.

Por Vanessa Vargas Rojas

El Ciudadano

VE EL VIDEO AQUÍ
LEE EL REPORTAJE DE ROLLING STONE AQUÍ (en inglés)
LEE EL REPORTAJE DE DER SPIEGEL (en alemán)

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬