Ex superior provincial y mundial de la Orden de la Merced

Papa Francisco expulsa de la Iglesia a sacerdote chileno acusado de abusos sexuales

Religioso fue denunciado por un ex seminarista en 2013, dando paso a una investigación al interior de la institución que arrojó sospechas sobre posibles abusos a menores de edad mientras fue rector de un colegio en Concepción.

El Papa Francisco firmó el decreto que estableció la expulsión del sacerdote chileno Pedro Mariano Labarca Araya, ex superior provincial y mundial de la Orden de la Merced, acusado de abuso sexual en el año 2013. La decisión es inapelable y ya ha sido informada al ex religioso.

El documento fue firmado el pasado 24 de marzo de 2017, pero la información salió a la luz pública en los últimos días a través de un breve comunicado de la Provincia Mercedaria de Chile, en el que se señala que Labarca «ha sido dimitido del estado clerical y de la Congregación religiosa».

La decisión de la expulsión del religioso «se ha decretado después de un atento estudio del caso denunciado el año 2013, dado el grave daño a la dignidad sacerdotal y a los compromisos religiosos», se apunta en el comunicado.

Las acusaciones

Fue en abril de 2012 que la Orden de la Merced recibió la primera denuncia por abuso sexual contra Labarca. Desde entonces se estableció que no podía oficiar misa en público ni confesar ni reunirse con otros religiosos de la orden ni con laicos cercanos a la misma. El 30 de mayo de 2013 el religioso recibió una carta donde le informaron de la investigación en su contra, y de la determinación del Vaticano de que mientras durara la indagatoria debía dejar su posición de párroco en la Iglesia de San Pedro Nolasco en Bogotá, Colombia, y volver a Chile.

CIPER tuvo acceso a los antecedentes de la investigación que se llevó a cabo en Roma en contra de Labarca. El medio de comunicación detalla que fue denunciado por un ex seminarista, quien lo acusó de abuso sexual. Junto con ello, agrega CIPER, las pesquisas arrojaron otros testimonios que apuntan a que otro joven seminarista habría sido también víctima.

Además, en la investigación surgió la sospecha de que Labarca pudo haber abusado de menores de edad cuando ejerció el cargo de rector del colegio de la orden en Concepción, razón por la cual la indagatoria debió ser enviada a Roma.

Durante este proceso, el sacerdote Mariano Labarca ha permanecido recluido en un convento en Lo Cañas.

Compártelo

Comentarios