es Spanish

Presos chilenos que piden refugio político en Argentina acusan vejación y maniobra carcelaria en Neuquén

El Servicio Penitenciario de Neuquén acusó hoy a Freddy Fuentevilla de tener un arma punzante en su celda. Éste -que junto al otro chileno preso, Marcelo Villarroel, pide refugio político en Argentina-, afirma que se trata de una maniobra carcelaria en su contra. Ante esto, la Asociación de Derechos Humanos Zainuco estampó una denuncia contra la Unidad de Detención Penal 11, donde están recluidos ambos procesados, quienes han sido objeto de reiterados malos tratos por parte de los guardias.

Comunicado:

En el día de ayer, lunes 21 de septiembre, el G.E.A.R. (Grupo Especial Antimotines y Requisa) de la Unidad 11 de Newken volvió a reprimir a los internos del pabellón 1.

Este hecho represivo es el último de una seguidilla de torturas que está llevando a cabo la policía neuquina.

Durante la noche del domingo 20, este mismo grupo especial comenzó a reprimir en el pabellón 3, donde según los carceleros se había iniciado una pelea entre dos internos, por lo que se vieron obligados a “disuadir”.

Horas más tarde, ya en la madrugada del lunes, los GEAR ingresaron al pabellón 5 y al pabellón 1, donde nuevamente se vieron obligados a disuadir a los internos. Allí ingresaron tirando gases lacrimógenos, que en un lugar cerrado son mucho mas asfixiantes; los llevaron a todos al patio y allí los golpearon, todo esto sin ningún justificativo.

Por la mañana del lunes, los internos del pabellón 1fueron notificados de la sanción, es decir, que serán engomados a las 20 h y no a las 24 h como sucede normalmente. Los internos informaron de esto a Zainuco (organismo de DDHH) y a la fiscalía, y que no aceptaran este nuevo y antojadizo capricho policial.

Finalmente, los GEAR hicieron ingreso nuevamente a las 20 h y reprimieron nuevamente a todos los internos del pabellón 1, donde se encuentra alojado Freddy Fuentevilla.

Hoy por la mañana, la asociación Zainuco realizó una denuncia penal por vejaciones.

Al comunicarnos con Freddy, nos dijo que tiene una contusión en uno de sus ojos y golpes en el cuerpo resultado de la represión nocturna; nos contó que los GEAR le profirieron insultos xenófobos todo el tiempo. Que además, en una requisa realizada por la mañana, le encontraron en su colchón un elemento punzante.

Vale aclarar que ni Freddy ni Marcelo tienen problemas con la población carcelaria; es más, todos se han mostrado solidarios con ellos, por lo que es absurdo pensar que Freddy tenga una daga para solucionar problemas con nadie. Por otro lado, el GEAR ingresó en dos ocasiones en menos de 24 h y no encontró absolutamente nada. Esto sin mencionar todas las requisas ordinarias a los que se ven sometidos diariamente.

Por todo esto, no tenemos ni la menor duda en decir que la policía neuquina le puso este punzón a Freddy para armarle una causa.

Esta práctica no es nueva en la policía neuquina ni en la policía en general. Valga como ejemplo: La semana pasada en una requisa ordinaria, los carceleros encontraron un “corte” en una de las rejas del pabellón 1; esto significaba que se le armaría una causa a alguien del pabellón o a todos. Pero resulta que el corte que encontraron era una marca vieja que no había sido soldada, y por el cual ya habían sido sancionados otros internos en su momento por un intento de fuga, que los medios ya habían relacionado con Freddy y Marcelo.

Con esto queremos dejar en claro la intencionalidad del personal de la Unidad 11 en armar causas a los presos más refractarios a la autoridad, en este caso a Freddy.

Recordamos que el 8 de septiembre el GEAR reprimió salvajemente con balas y gases a los internos del pabellón 2, durante una hora. Luego de esto, llevaron a todos los presos al patio, los esposaron y tiraron al piso boca abajo y piernas a las nalgas, y los patearon largo rato. Una de estas patadas con punta de acero dio en el tórax de Marcelo Villarroel. Resultado de esta agresión, Marcelo terminó con una costilla rota y sin atención medica hasta el día de hoy.

Queda claro la impunidad con la que actúa la policía neuquina, dentro y fuera de la cárcel.

El 14 de julio, en el marco de una visita de larga distancia a Freddy y Marcelo, compañeros de distintas regiones (Francia, Chile y Argentina), fueron detenidos, golpeados, torturados y amenazados por personal de las comisarías 20º y 1ª de la ciudad de Neuquén.

El 4 de septiembre, 14 compañeros y compañeras fueron detenidos y torturados por personal de la comisaria 1º y de la policia federal cuando se manifestaban haciendo un escrache al consulado chileno, en el marco del día internacional por el refugio político en Argentina para Marcelo y Freddy. Por esto, se les armó una causa por daños a la propiedad y resistencia a la autoridad en el Juzgado Federal Nº2, a cargo de la jueza Arguelles.

Estos son sólo algunos ejemplos, los últimos, del ensañamiento y hostigamiento para Freddy, Marcelo y su entorno.

Refugio político en argentina para Freddy y Marcelo

Red de apoyo Newken

Agencia de Comunicación Rodolfo Walsh

Facebook Comments

4,250,124FansMe gusta
172,228SeguidoresSeguir
291,884SeguidoresSeguir
16,515SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

Fuerza trabajadora paraliza este martes Argentina

Las organizaciones indicaron que la jornada de protesta servirá para reclamar la implementación de la emergencia alimentaria, por la urgencia social que...
- Advertisment -