es Spanish

Sentencian a coronel Pedro Espinoza por asesinato de Charles Horman, inspirador de película Missing

estadio_nacional

El coronel de la DINA Pedro Espinoza y Rafael González, quien trabajaba para la inteligencia de la Fuerza Aérea de Chile, fueron condenados por el asesinato de dos ciudadanos de Estados Unidos poco después del golpe militar de 1973 encabezado por el general Augusto Pinochet.

Pedro Espinoza, brazo derecho de Manuel Contreras, fue condenado a siete años por los asesinatos de los ciudadanos norteamericanos Frank Teruggi y Charles Horman. En tanto, González fue condenado a dos años de vigilancia policial como cómplice en el asesinato de Horman.

El fallo de 276 páginas fue emitido el 9 de enero, pero no se hizo público hasta el miércoles reciente, después de que todas las partes habían sido notificados.

La sentencia del juez Jorge Zepeda se da 14 años después de que los familiares iniciaran una batalla legal.

DIFUNDIENDO EL PROCESO CHILENO

Charles Horman fue asesinado a los 31 años de edad. Director de cine y periodista, había estado viviendo en Chile con su esposa, Joyce, y estaba abocado a investigar la política de asesinatos implantada tras el golpe de Pinochet a la vez que escribía guiones para Chile Films, desde su llegada al país en 1972.

Interesado en el proceso de la Unidad Popular dirigida por el presidente Salvador Allende, Horman se abocó a la tarea de difundir para el público de Estados Unidos los cambios en Chile. Según Steve Volk, socio de Horman, discutían “sobre la importancia de presentar a la gente de Chile, sumergida en su propio y profundo proceso de cambios, el otro lado de la historia, el de un país viviendo un período de conmoción política y explosión cultural (…) Enfatizábamos que EE.UU. no era solamente la tierra de la ITT y de la Kennecott Copper, sino que también estaba habitado por miles y miles de personas que demandaban cambios, como los chilenos”.

Charles Horman
Charles Horman

Volk cuenta que “a mediados de 1973 preparábamos un paquete mensual de noticias y análisis para La Nación, El Siglo, Clarín y otras publicaciones, con reportajes sobre las relaciones EE.UU./Chile que tuvieron gran circulación».

El caso Horman inspiró la premiada película del director Costa-Gavras, Missing en 1982, quien se inspiró en el libro The Execution of Charles Horman, escrito por Thomas Hauser y publicado en 1978 por Avon Books de Nueva York y en 1988 por Ediciones Martínez de Roca de Barcelona en su versión castellana.

Frank Teruggi tenía 24 años y era graduado del Instituto de Tecnología de California, donde estudió economía y colaboraba en un compendio de noticias semanal. Teruggi era un ex seminarista vinculado a la Teología de la Liberación y fue sindicado por el FBI como miembro del Grupo del Área de Chicago para América Latina (CAGLA), ONG progresista y anti-imperialista considerada «subversiva» por el gobierno de Washington.

Teruggi participó en manifestaciones y grupos de activistas contra la guerra de Vietnam. Durante toda su permanencia en Chile, Teruggi fue seguido en secreto por los servicios de inteligencia de EE.UU.

COMPLICIDAD DE AGENCIAS DE INTELIGENCIA DE EE.UU. Y CHILE

Los funcionarios de la DINA consideraron las actividades de Teruggi y Horman como ‘subversivas’ y ordenaron su detención, según estableció la sentencia judicial. La decisión de matar a Horman fue tomada por el Estado Mayor de Inteligencia, integrado por la Inteligencia del Batallón Militar y la Jefatura de Inteligencia del Ejército.

Teruggi fue llevado al Estadio Nacional, sitio de reclusión de la dictadura en Santiago, donde fue torturado. Junto a Horman habrían sido asesinados en dicho recinto deportivo.

El fallo judicial establece que ambos crímenes fueron el resultado de una «investigación secreta» de las actividades políticas de los estadounidenses en Chile por el Grupo Militar de Estados Unidos en Santiago, al mando de un capitán de la Marina llamado Ray E. Davis. La información fue transmitida a las autoridades chilenas.

Frank Teruggi con unos amigos en Santiago
Frank Teruggi con unos amigos en Santiago

En 2011, Davis fue acusado y Chile solicitó su extradición de los Estados Unidos, donde se creía que estaba viviendo. Pero Davis había sido admitido en un asilo de ancianos en Chile, donde murió en 2013.
La hermana de Frank Teruggi, Janis Teruggi, dijo que era “un joven caritativo y amante de la paz, fue víctima de un crimen calculado por los militares chilenos, pero la cuestión de la complicidad de Estados Unidos permanece aún sin respuesta».

Cada víctima de familia fue indemnizado con 325 mil dólares por los daños y perjuicios.

Pese a la connotación del caso, los grandes medios chilenos ni informaron de la sentencia, que fue hasta cubierta por The New York Times.

Espinoza suma una condena más a su prontuario que lo mantiene preso en el penal Punta Peuco junto al ex director de la DINA, Manuel Contreras; el ex coronel, Marcelo Moren Brito; el ex oficial de Carabineros, Gerardo Godoy García, entre otros condenados por torturas y asesinatos en la dictadura de Augusto Pinochet.

Mauricio Becerra R.
@kalidoscop
El Ciudadano

Facebook Comments

4,238,057FansMe gusta
164,847SeguidoresSeguir
290,528SeguidoresSeguir
16,472SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

El caso del Obispo Durán y su hijo, el diputado Eduardo...

En septiembre de 2017, el diario La Tercera publicó un reportaje sobre “el abultado patrimonio del Obispo Durán”. En noviembre de ese...
- Advertisment -