Solicitan tratado que controle el comercio de armas

Amnistía Internacional-Chile, el Instituto de Ecología política y el “Movimiento por un mundo sin guerras” junto a la sociedad civil de más de 100 países urgirán a los gobiernos a trabajar juntos para crear un Tratado de Comercio de Armas “a prueba de balas”

Amnistía Internacional-Chile, el Instituto de Ecología política y el “Movimiento por un mundo sin guerras” junto a la sociedad civil de más de 100 países urgirán a los gobiernos a trabajar juntos para crear un Tratado de Comercio de Armas “a prueba de balas”.

Juan Gómez, Coordinador de la Campaña “Armas bajo Control” de Amnistía Internacional-Chile dijo: “Cada minuto una persona muere como resultado de la violencia armada. Miles más cada día son heridas, violadas, brutalmente reprimidas, traumatizadas o forzadas a dejar sus hogares. Ahora es el minuto para mostrar a los gobiernos qué clase de tratado la gente realmente necesita”.

La apelación es parte de la “Semana Global de Acción contra la violencia armada” que se conmemora entre el 10 y el 16 de mayo. En estos actos, los activistas reclaman por una mejor regulación del comercio global de armas para frenar el armamento que está siendo usado para alimentar los conflictos, el crimen, la pobreza, y graves violaciones a los derechos humanos.

Se ha elegido la fecha dado que los Estados comienzan negociaciones en julio, sobre el primer tratado mundial sobre armas convencionales, y las organizaciones consideran que ahora es el momento de demandar a los Estados que tomen una acción decisiva para frenar la violencia armada.

Las organizaciones están enviando cartas a los distintos ministerios relacionados con el tema y también a los embajadores de los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, ellos mismos los más grandes exportadores de armas, urgiéndolos a desarrollar un Tratado que elimine las lagunas en la regulación del comercio global de armas.

Las organizaciones chilenas estarán presentes toda la semana entre 18 y 20 horas con un stand informativo y de recolección de firmas en el sector de Plaza Italia y han instalado un afiche gigante en el Centro Arte Alameda, en el que se llama a deponer la violencia armada a favor de una cultura inteligente y pacífica.

“Hechos criminales”, un nuevo ensayo de Amnistía Internacional destaca el costo humano de la violencia armada, la pobreza y la violación de los derechos humanos alimentados por las transferencias irresponsables de armas.

* Al menos 250.000 personas han sido asesinadas cada año, y cientos de miles más heridas, en 128 conflictos armados desde 1989.

* Aún en países sin guerra declarada, hay un estimado de 300.000 asesinatos armados cada año, de la violencia criminal a la violencia contra las mujeres y asesinatos por parte de fuerzas de seguridad estatales.

* En alrededor del 60 % de las violaciones a los derechos humanos documentados por Amnistía Internacional está involucrado el uso de armas pequeñas y ligeras.

* A fines de 2008, 26 millones de personas fueron desplazados internamente debido a los conflictos armados. Miles de familias se han separado y millones de hombres, mujeres y niños viven con miedo.

* En el 2008, los seis principales países generadores de refugiados fueron localidades en conflicto armado.

“Los gobiernos deben detener el comercio irresponsable de armas” dijo Pamela Velásquez del Instituto de Ecología Política, “Hay acuerdos internacionales para regular el comercio global de cientos de productos desde plátanos hasta antigüedades, pero no para armas ni municiones”

La Campaña Armas bajo Control lanzada en 2003, ha persuadido finalmente a los gobiernos a iniciar las negociaciones para un Tratado Internacional de Comercio de Armas (TCA). Para tal efecto la ONU convocará a una Conferencia especial en 2012 y la primera reunión tendrá lugar en julio de 2010. Los activistas están presionando por el TCA para:

* Controlar todo tipo de armas, materiales y sus partes, y municiones, y todos aquellos involucrados en su exportación, importación y transferencia.

* Poner fin al secreto y la corrupción en el comercio global de armas.

* Ser legalmente vinculante, fiscalizado, y con rendición de cuentas a los gobiernos.

Para más información contactar a:

Juan Gómez – Coordinador Campaña Armas bajo Control

Mail: [email protected]

Amnistía Internacional – Chile

Compártelo

Comentarios