Acá te explicamos cómo

¿Te bautizaron y la Iglesia Católica no te representa?: Haz la apostasía

Es cierto, cuando surge el tema de la apostasía hay muchos que plantean que da lo mismo, que aún bautizados no se sienten católicos o que es un mero trámite

Apotasía

Es cierto, cuando surge el tema de la apostasía hay muchos que plantean que da lo mismo, que aún bautizados no se sienten católicos o que es un mero trámite. Sin embargo, para quienes tienen una posición crítica respecto al actuar de una institución como la Iglesia Católica –donde en el caso de Chile, por ejemplo, sus principales líderes actuales han encubierto casos de abusos sexuales- la verdad es que pertenecer formalmente a ella no es algo para enorgullecerse.

Finalmente, es en gran parte su «rebaño» el que le permite al clero continuar sintiéndose legitimado, aún cuando, por ejemplo, hayan “castigado” a un sacerdote como Fernando Karadima con un apacible retiro espiritual pagado luego de haberle fracturado la niñez a algunos pequeños fieles.

84975_apostasia_masiva_kaosSe trata finalmente de darle a la apostasía un sentido más coherente con el actuar de cada uno y no con el sentido original de la palabra, que es la negación, renuncia o abjuración a la fe en una religión. En otras palabras, no es necesario que pertenezcas a la Iglesia Católica u otra para que sostengas tu fe.

Es en ese espíritu que te explicamos cómo dejar de ser parte de esta institución en caso de que hayas sido bautizado.

En teoría, el trámite de la apostasía se realiza en cualquier parroquia o iglesia del lugar donde te encuentres en este momento, aunque lo más efectivo es realizarlo en los obispados. Seguiremos los pasos poniendo el caso de Santiago. Debes es llamar al Arzobispado de Santiago al teléfono 27875600 o escribir a [email protected] y pedir una hora para solicitar personalmente tu apostasía. Se te asignará una en la semana, entre las 10:00 y las 13:30 horas. En esa reunión te harán firmar el documento de solicitud de apostasía y con eso ya habrás manifestado formalmente tu deseo de dejar de ser parte de la Iglesia Católica. A esa cita te deberás presentar con tu carnet de identidad y el certificado de tu bautismo. Si no tienes este último documento lo puedes pedir personalmente en la iglesia o parroquia donde fuiste bautizado, o bien solicitarlo por correo o telefónicamente en ese lugar.

De acuerdo a lo informado en Cancillería de esta institución, el trámite no debería tardar más de dos meses. Pero hay relatos de algunas personas que lo han hecho y que sostienen que se vuelve burocrático, en el cual hay que insistir, llamar, preguntar, presionar.

Y lo cierto es que, como están las cosas, si no te sientes bien en ese rebaño vale la pena terminar de dejarlo.

Por Daniel Labbé Yáñez

Compártelo

Comentarios