lunes, octubre 14, 2019

Víctimas de abusos exigen al papa Francisco “acciones contundentes”

Una docena de víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes solicitan al comité organizador de la Cumbre del Vaticano contra la Pederastia, convocada por el papa Francisco para este jueves, “acciones contundentes” e “inmediatas”, argumentando que “el tiempo de las palabras ha pasado”.

Uno de los participantes en la reunión fue Miguel Hurtado, la primera víctima que denunció abusos sexuales cometidos por el monje de Montserrat, Andreu Soler.

Tras el encuentro efectuado en el Vaticano, Hurtado manifestó sentirse “decepcionado” porque los coordinadores de la cita que reunirá a 190 participantes, entre presidentes de todas las Conferencias Episcopales del mundo, religiosos y otros expertos, no han presentado ningún “proyecto concreto en específico”.

Otro de los asistentes a la reunión fue el chileno Juan Carlos Cruz, víctima del sacerdote chileno Fernando Karadima, quien pidió que “se apliquen con rigor y rápido las leyes. Que se entreguen esos criminales a la justicia civil. No sólo a los que abusan sino también a los que encubren”.

El Vaticano agradece la sinceridad

El portavoz del Vaticano, Alessandro Gisotti, manifestó su agradecimiento a las víctimas que han participado “por su sinceridad, la profundidad y la fuerza de sus testimonios, porque les ayudarán a comprender mejor la gravedad y urgencia de los problemas que serán afrontados en el encuentro”.

Gisotti aseguró que el encuentro se celebró a puertas cerradas y sin periodistas, tal como se anunció.

Además, Hurtado precisó que el fenómeno de los abusos sexuales por parte de representantes de la Iglesia es “una pandemia global”. “No es de unos países en concreto. Se necesita un plan de acción global creíble, con un calendario claro, con medidas y con un régimen sancionador para los obispos que no las cumplan”, subrayó.

Contracumbre en Roma

Un grupo de activistas contra los abusos sexuales cometidos en el seno de la Iglesia Católica se reunirán en Roma, capital de Italia, para realizar de forma paralela lo que han denominado en la prensa como una “contracumbre”.

Esta actividad tiene planificada una serie de conferencias públicas, marchas y vigilias.

También, este miércoles se desarrolló una protesta en la plaza San Pedro, protagonizada por quienes no pudieron participar en la reunión previa a la cumbre contra pederastia convocada por el Papa.

Peter Sanders, víctima de un sacerdote australiano y activista antipederastia, lamentó que no los hayan dejado pasar.

No nos han dejado entrar, no nos han dado ninguna explicación, y ningún criterio de elección de los que sí lo han hecho. En la práctica, los coordinadores del encuentro con presidentes de las conferencias episcopales han elegido hablar sólo con ciertas víctimas y no con otras. Pero deben entender que nuestra organización representa a más de 22 países”, declaró ante los medios de comunicación.

Suspendidos 152 sacerdotes por abusos sexuales en México

Más de 200 informes: Vaticano encubrió por más de 60 años la pederastia de un clérigo

Comentarios

Ayúdanos a mantener nuestro equipo

4,253,718FansMe gusta
182,601SeguidoresSeguir
294,018SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos