Autoridades de Brasil reconocen que no tienen una manera precisa de monitorear manchas de petróleo

35
Foto: @LemusteleSUR.

Responsables de la Marina y del ministerio de Defensa dijeron que «es muy difícil» decir cuánto crudo hay todavía


Así como se consideró tardía y mal organizada la respuesta del Gobierno de Brasil ante los incendios de la Amazonía, la manera cómo las autoridades han enfrentado el derrame de crudo en la costa del país genera polémica.

Al «lo peor está por venir», pronunciado el domingo por el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se le sumaron este lunes las declaraciones de responsables de la Marina y del Ministerio de Defensa.

El almirante de la Marina Leonardo Puntel dijo a los medios que «decir cuánto petróleo hay todavía es muy difícil».

Foto: Web.

«Como el petróleo viene sumergido no sabemos si existe mucha cosa o poca cosa, no existe efectivamente una manera correcta y precisa de monitorear esas manchas», agregó el funcionario.

Las manchas de petróleo comenzaron a aparecer en Paraíba (noreste) hace más de tres meses y desde entonces han surgido en los más de 2.000 kilómetros que componen el litoral noreste, afectando a más de 200 playas de esa zona, reseñó AFP.

De acuerdo con la información que suministró la Marina en rueda de prensa, el volumen de manchas ha disminuido en los últimos días. En el balance oficial se señaló que hasta el 3 de noviembre se recogieron 4.000 toneladas de petróleo en 314 localidades de 110 municipios.

La gran pregunta sobre el responsable del derrame aún no tiene respuesta. El viernes pasado, el Ministerio de Defensa de la nación sudamericana indicó que «un petrolero con pabellón griego es el principal sospechoso».

Fuentes: Sputnik, Telesur, AFP.