¿Qué dice Jair Bolsonaro en el controversial video que puede sacarlo de la presidencia?

1046

El juez del Tribunal Supremo Federal de Brasil Celso de Mello publicó un vídeo en el que se observa a Jair Bolsonaro hablar de «interferir» en la Policía Federal (PF) para evitar una investigación contra sus hijos, Flavio y Carlos Bolsonaro, por corrupción y propagación del odio.

Se trata de imágenes vinculadas a las denuncias que el mandatario recibió por parte del exministro de Justicia brasileño Sergio Moro, que lo acusó de «injerencia política» en la Policía Federal.

«Tengo el poder e interferiré en todos los ministerios, sin excepciones. En la banca, hablo con Paulo Guedes (ministro de Economía) por si tuviera que interferir. No tengo ningún problema con él, cero problemas. Con los demás también lo haré, no me pueden sorprender las noticias», afirma Bolsonaro.

Se trata de una de las pruebas que presentó el ex ministro de Justicia, Sergio Moro, para mostrar la actuación del mandatario brasileño tras sus declaraciones en una reunión ministerial de su gabinete, según recoge el portal brasileño G1.

Moro anunció el 24 de abril su dimisión, tras denunciar tentativas de «interferencia política» en asuntos judiciales por parte de Bolsonaro debido a la destitución del director general de la Policía Federal (PF), Maurício Valeixo.

El ex ministro presentó el pasado 3 de mayo las «conversaciones, audios y correos electrónicos» contra el mandatario en su declaración de ocho horas ante las autoridades en Brasilia.

El mandatario ultraderechista señala en el video a que no va a esperar a que perjudiquen a «toda su familia o a sus amigos» porque no pueda «cambiar» a algún cargo.

«Prefiero no tener información a estar mal informado por el sistema de información que tengo. Traté de cambiar a la gente de nuestra seguridad en Río de Janeiro, oficialmente, ¡y no pude! Y eso se acabó. No esperaré para que jodan a toda mi familia, mi esposa o mis amigos, porque no puedo cambiar a alguien de seguridad si al final  pertenece a nuestra estructura. ¡Lo cambiaré! Si no lo puedes cambiar, ¡cambia su jefe! ¿No puedes cambiar a su jefe? ¡Cambia al ministro! ¡Y punto! No estamos aquí para bromear», asegura en el material.

Moro, quien fue el juez que metió preso, sin pruebas al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva por supuestos hechos de corrupción ligados al caso Lava Jato, era una de las principales apuestas de Bolsonaro.

Sin embargo el ministro renunció y acusó a Bolsonaro de «injerencia política» en la Policía Federal (PF), donde el mandatario tenía previsto nombrar a una persona afín para tener acceso a informes de inteligencia para proteger a familiares y amigos.

Insultos a los gobernadores

En otra parte del video, Bolsonaro habla sobre la necesidad de “armar al pueblo” para evitar la posible llegada de una dictadura a Brasil .

Relacionado:  Nicaragua elabora protocolo sanitario para retomar los vuelos

“Mira lo fácil que es imponer la dictadura en Brasil, por eso quiero que la gente se arme. Llega una mierda de alcalde y le dice que se quede en casa. Si se hubieran armado, irían a la calle. Quiero que todos estén armados”,afirma en el material audiovisual.

También ataca con insultos a los gobernadores de Río de Janeiro y San Pablo, Wilson Wietzel y Joao Doria, por las cuarentenas que impusieron para frenar la propagación del coronavirus y que a ojos del mandatario ultraderechista solo destruyen la economía.

«íEsos tipos quieren nuestras hemorroides! íNuestra libertad! Eso es una verdad. Es lo que esos tipos hicieron con el virus, esa bosta de gobernador de Sao Paulo, ese estiércol del de Río de Janeiro», exclama.

Ver las imágenes de origen
El juez del Supremo Trinbunal Federal solicitó incautar el teléfono de Jair Bolsonaro. Foto: O Globo.

¿Qué contiene celular de Bolsonaro?

El mismo juez del Supremo Tribunal Federal (STF), Celso de Mello, generó por otro lado una virulenta reacción del gobierno al solicitar la incautación y peritaje del celular de Bolsonaro.

«La pretensión investigadora del Estado impide que los órganos públicos competentes ignoren aquello que se apunta en una notitia criminis», señaló el juez , con lo que sugirió que está inclinado al tomar los teléfonos del mandatario, aunque la decisión será tomada finalmente por la Fiscalía General, reseñó Milenio 2020.

La petición del magistrado provocó una dura reacción por parte del gobierno, que se pronunció mediante un comunicado difundido por el general de la reserva del Ejército, Augusto Heleno, ministro de Seguridad Institucional.

«El pedido de confiscación del teléfono celular del Presidente es inconcebible» y, si así ocurriera sería «una afronta a la autoridad máxima» y «una interferencia inadmisible», que hasta «pudiera tener consecuencias imprevisibles para la estabilidad nacional», afirmó el texto.

Bolsonaro asegura que la grabación no lo incrimina. A pesar de admitir que en la reunión se refirió a amigos y familiares, alega que estaba hablando de su seguridad y no de blindarlos ante investigaciones.

¨¿Dónde está la parte de este video de dos horas donde al menos hay indicios de que habría interferido con la Policía Federal, la superintendencia de Río de Janeiro o la dirección general del FP? No hay nada”, indicó en declaraciones a la prensa.

Asimismo, rechazó la solicitud de incautación de su celular: «es una aberración, un ultraje y una irresponsabilidad que alguien quiera acceder a mi teléfono”, expresó.

Opositores a Bolsonaro han pedido la destitución del presidente a través de un juicio político. Foto: AFP.

En caso de que las acusaciones de obstrucción de la justicia se comprueben, podría llevar al mandatario a ser sometido a un juicio político. En caso de ser declarado culpable sería destituido como presidente de Brasil y le sucedería en el poder el vicepresidente, Hamilton Mourão, quien completaría el mandato que acaba en 2023.

Sigue leyendo: