Indignación en Colombia tras abuso a una menor indígena por un grupo de soldados

1318

El ejército de Colombia  anunció este miércoles la apertura de una investigación por el “posible caso de abuso sexual” de una menor de edad perteneciente al Resguardo indígena Embera Chamí en el municipio Pueblo Rico, departamento Risaralda, al noroeste de Bogotá.

El caso tuvo lugar lunes pasado en el caserío de Santa Cecilia, que hace parte del municipio de Pueblo Rico, dijo el Ejército en un comunicado en el que rechazó los hechos y agregó que una vez se conozca el resultado de la investigación se tomarán «de forma inmediata» las acciones correspondientes.

«En hechos que son materia de investigación, se tuvo conocimiento que, en horas de la tarde del 22 de junio de 2020, al parecer un grupo de soldados pertenecientes al Batallón San Mateo, estarían inmersos en un posible caso de abuso sexual al parecer con una menor de edad, perteneciente al resguardo indígena embera-chamí», explicó un comunicado emitido por el comando de la Octava Brigada, unidad militar orgánica de la Quinta División del Ejército Nacional colombiano.

De acuerdo con la información proporcionada por autoridades indígenas y habitantes de Risaralda, siete uniformados del batallón San Mateo violaron a una niña de 12 años de edad, reseñó Telesur.


Los pobladores de la comunidad indicaron que la menor se encontraba desaparecida desde el día domingo y fue hallada el lunes en horas de la noche cerca de un establecimiento educativo donde estaban los miembros del ejército colombiano.

El líder comunitario munitario Martín Siagama aseguró que “la menor manifiesta que fue violada por estos uniformados de manera violenta y tuvo que recibir atención urgente».

Según el Ejército, la situación se conoció por la denuncia de un suboficial y «de inmediato se puso en conocimiento de la autoridad competente, con el fin de constatar la situación denunciada e iniciar las acciones a que haya lugar, que permitan esclarecer los hechos y posibles responsables».

Relacionado:  Cumbre del Mercosur comienza este lunes y por primera vez será virtual

Tras ser encontrada, la niña indígena fue llevada a un puesto de salud de la región, en donde fue examinada por los médicos y atendida por la Unidad de Infancia y Adolescencia y la Comisaría de Familia de Puerto Rico.

El comandante de la Quinta División, Luis Mauricio Ospina Gutierrez, expresó en rueda de prensa que apenas se conocieron los hechos comenzaron los protocolos correspondientes.

Los soldados implicados en el hecho fueron llevados a Pereira, capital de Risaralda, y apartados de sus funciones que consistía en asegurar la zona entre Risaralda con Chocó por medio de un corredor que les comunica. 

Las autoridades del pueblo indígena Embera Chamí (Habitante de Montaña) solicitan que los agresores sean entregados a la organización indígena para aplicarles la ley que a ellos los rige, y que el batallón San Mateo se retire de la zona.

Por su parte, el fiscal de la sección de Risaralda fue designado para llevar el caso y recopilar información de los hechos, para adelantar las investigaciones, que contarán con la colaboración de la Comisaría de Infancia y Adolescencia. 

Hasta el momento, se conoce que el hecho no será llevado por la justicia militar sino por las jurisdicciones ordinarias. Los militares están a disposición de la Fiscalía.

El comandante del Ejército Nacional de Colombia, Eduardo Enrique Zapateiro, rechazó y condenó el abuso sexual contra menor del resguardo indígena.

El ministro de Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, dijo en redes sociales que es «de la mayor gravedad y completamente reprochable el abuso sexual a niña indígena por parte de soldados», reportó EFE.

El presidente colombiano, Iván Duque, condenó la agresión a la menor, con el agravante de que los autores sean miembros de las Fuerzas Armadas.

«No toleramos ningún tipo de abuso a menores de edad y mucho menos cuando involucre uniformados que enlodan honor de las fuerzas con actos ruines como el denunciado en Pereira (capital de Risaralda) contra niña indígena», manifestó Duque en un mensaje en Twitter, en el que agregó que dio orden al ministro de Defensa de «apoyar diligentemente» las investigaciones de la Fiscalía.

La semana pasada, el Senado de Colombia aprobó la cadena perpetua para los violadores de niños.

Sigue leyendo: