La deforestación arrasó 219 mil hectáreas de bosques colombianos

600

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) de Colombia reveló este jueves que, durante 2017, el país perdió 219.973 hectáreas de bosques, un aumento de 23% en comparación con las cifras del año 2016, cuando la tasa de deforestación fue de 179.000 hectáreas.

«La deforestación en el país aumentó con relación al 2016, sin embargo, la distribución de esta deforestación tiene bastantes matices. Una de ellas es que en la región del Pacifico, la zona Caribe y la Andina se registró un descenso. En la región de la Orinoquia tenemos una condición de estabilidad con aproximadamente 9.000 hectáreas de bosque», indicó Ómar Franco, director de la entidad meteorológica.

Explicó que el aumento se da a razón de la minería ilegal, la ganadería extensiva, la colonización de tierra, cultivos ilícitos e infraestructura irregular que vienen creciendo en varias regiones. También resaltó que el 65% del total de la tasa de deforestación del país estuvo concentrado en la Amazonía, por lo que hizo un llamado a que las políticas estén dirigidas hacia ese panorama.

«Para el año 2017, los departamentos con mayores aumentos en superficie deforestada fueron Caquetá, Guaviare y Meta (ribereños con el río Orinoco), con aumentos de entre el 10% y 20%. Sostuvo que una de cada diez hectáreas deforestadas a nivel nacional se localiza en áreas de Resguardos Indígenas, como Nukak-Maku con 3.435 hectáreas deforestadas, Yaguara II (3.022) y Vaupés (2.100).

Parques Nacionales no están protegidos

De acuerdo con los datos difundidos por la institución ambiental colombiana, los Parques Nacionales no están exentos de la depredación. Por ejemplo, La Macarena y el Tinigua son los dos ecosistemas más comprometidos con la pérdida de bosque natural, en aproximadamente 3.000 hectáreas cada uno de ellos.

Relacionado:  Brasil: El Pantanal continúa ardiendo y afectando su biodiversidad

La deforestación es un problema ambiental persistente y en aumento en Colombia. En 2013, un informe similar del Ideam resaltaba la pérdida de 20.933 hectáreas de bosque natural, es decir, la cifra correspondiente a 2017 es 10 veces superior a la registrada hace tan solo 4 años.

También en 2013, el 57 % de la deforestación se registró en la región de la Amazonía, mientras que el 22 % se reportó en la región Andina colombiana.