(+Fotos y videos) Buque iraní cargado de combustible se dirige a refinería venezolana

588

El tanquero iraní Fortune, cargado de combustible y aditivos para Venezuela, se dirige este domingo al puerto de la refinería El Palito, ubicada en el municipio Puerto Cabello, del estado Carabobo,en la región central del país caribeño, que padece de desabastecimiento de gasolina, producto de las ilegales medidas coercitiva impuestas por Estados Unidos (EE.UU.)., informó el portal de Telesur.

El buque arribó la noche del sábado a aguas venezolanas y es escoltado por embarcaciones, helicópteros y aviones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

El primer tanquero llegó después de cargar gasolina en el puerto iraní de Bandar Abás el mes de marzo, el periplo se emprendió desde el pasado 16 de mayo. Se espera en los próximos días el arribo a aguas venezolanas de otros cuatro navíos persas (Fores, Petunia, Faxon y Clavel).

El envío de gasolina por parte de la República Islámica de Irán a Venezuela corresponde al fortalecimiento diplomático y a acuerdos comerciales entre los dos países.

La «cooperación energética entre Irán y Venezuela se fundamenta en el intercambio científico y del desarrollo productivo de la industria de hidrocarburos, además de la experiencia que nos une como países OPEP. Gracias, hermanos», indicó el vicepresidente económico de Venezuela, Tareck el Aissami, para dar la bienvenida a la embarcación iraní cargada de combustible para abastecer a su país.

El Gobierno del presidente norteamericano Donald Trump, amenazó con tomar «serias medidas» contra los buques iraníes cargados de gasolina para abastecer a Venezuela. 

Relacionado:  ANC de Venezuela denuncia que resolución del Parlamento Europeo legitima bloqueo contra el país

Por tal motivo, Teherán advirtió que si Washington intercepta los barcos “estaría asumiendo un riesgo muy peligroso”, lo que sugiere que podría comenzar una nueva escalada de las tensiones. Mientras que Venezuela envió una comunicación a la ONU alertando que  las pretensiones de Trump podrían constituir un flagrante acto de guerra y un delito de lesa humanidad.  

A pesar de las amenazas, la corresponsal de Telesur, Madelein García, quien se encuentra a bordo de una de las embarcaciones venezolanas que acompañaron el buque iraní, destacó que toda la trayectoria del Fortune se realizó con normalidad y, según los funcionarios presentes, «no hubo ningún tipo de amenaza que colocara en peligro la operación».

Para muchos analistas, este es un hecho histórico en el que Irán exporta combustible por primera vez hacia Latinoamérica, con lo que Caracas y Teherán envía un mensaje al mundo y sobre todo a Estados Unidos, de que ejercen el libre derecho al comercio, a la libre navegación, a la autodeterminación de los pueblos y se enmarcan en la solidaridad internacional en estos tiempos de pandemia por el nuevo coronavirus. 

En medio de intentos del imperio norteamericano por amenazar la cooperación entre ambas naciones, víctimas de ilegales medidas unilaterales y coercitivas impuestas desde la Casa Blanca, la llegada de estas embarcaciones representa un alivio para el pueblo venezolano, afectado por los bloqueos que han impedido la llegada de aditivos para procesar la gasolina.

Durante las últimas semanas, y en medio de la cuarentena voluntaria y social decretada por la pandemia de COVID-19, se han registrado en las proximidades a las estaciones de servicio interminables colas de vehículos que esperan durante varios días un cupo para abastecer sus tanques.

Por tal motivo, los venezolanos expresaron a través de las redes sociales su agradecimiento a Irán por su apoyo y solidaridad.



Sigue leyendo: