Argentina registra más de 400.000 casos de COVID-19 y se acerca a los 8.500 muertos

Hasta el momento, se recuperaron 301.195 personas, y siguen con la infección 98.733 pacientes, de los que 2.232 permanecen en terapia intensiva

Argentina llegó a 8.498 fallecidos por COVID-19 lo que deja la tasa de mortalidad en 2,1 por ciento, lo que representa la muerte de 186 personas por cada millón de habitantes.

Con respecto a los contagiados, la nación albiceleste se ubica en 408.426 casos, incluidos los 7.187 positivos registrados en el último reporte, así lo informó este lunes el ministerio de Salud en un comunicado.

Las autoridades han detallado que de los 24 distritos del país, 18 tienen circulación comunitaria del virus, por lo que reiteran los llamados a la población de respetar las normas para evitar la propagación.

En las últimas 24 horas se contabilizaron 97 muertes de personas con coronavirus y al hacer el conteo semanal la cifra no es alentadora.

“Cuando vemos el promedio diario de los últimos siete días ese número pasa a 9.467”, señaló la secretaria de Salud, Carla Vizzoti.

Hasta el momento, se recuperaron 301.195 personas, y siguen con la infección 98.733 pacientes, de los que 2.232 permanecen en terapia intensiva.

De igual forma, se precisó que la tasa de incidencia es de 900 casos cada 100.000 habitantes. Otro dato relevante es que contrario a lo que se cree, los afectados son personas jóvenes con una edad media de 38 años.

Otro aspecto de las estadísticas es que el seis por ciento son trabajadores de la salud.

En torno a la ocupación de camas en Terapia intensiva, las autoridades detallaron que han llegado a 60,6 por ciento, proporción que aumenta a 68,5 por ciento si se incluye el área metropolitana de Buenos Aires, que abarca la capital y 40 municipios adyacentes de la provincia homónima.

Argentina acumula el tres por ciento de todos los casos del continente y bajo un estricto protocolo de seguridad, la nación ha decidido permitir en algunos centros de salud que los familiares de infectados de COVID-19 se despidan de sus seres queridos.

Esta política de mayor empatía con pacientes y familiares se da en un momentos en que han aumentado los contagios y los fallecidos.

Con información de Sputnik y Panorama

Continúa leyendo

Compártelo

Comentarios