Fiscal general de Brasil niega petición para investigar teléfono celular de Bolsonaro

La semana pasada se difundió un video en el giagante del sur en el que se ve y se escucha a Bolsonaro profiriendo insultos y hablando de la Policia Federal (PF) y de un intento de cambio de funcionarios a su favor
Publicado en

Brasil / Latinoamérica

0 0


El fiscal general de Brasil, Augusto Aras, se manifestó contrario a la petición que partidos de la oposición habían realizado para que se investigara el contenido del celular del presidente Jair Bolsonaro en el marco de la investigación que busca aclarar si intentó interferir en la independencia de la Policía Federal.

Según adelantó este jueves el portal de noticias UOL, el fiscal comunicó al juez Celso de Mello, del Tribunal Supremo Federal, quien lleva el caso, su “negativa al seguimiento de los requerimientos formulados”.

La semana pasada se difundió un video en el giagante del sur en el que se ve y se escucha a Bolsonaro profiriendo insultos  y  hablando de la Policia Federal (PF) y de un intento de cambio de funcionarios a su favor.

 “Me van a disculpar, pero nuestros servicios de información, todos, son una…. ¡son una vergüenza, una vergüenza! ¡Que yo no sea informado! No puedo ser sorprendido por las noticias. La Policia Federal no me da información”, exclama usando una palabra ofensiva.

En otro momento, Bolsonaro afirma: “Ya intenté cambiar a gente de nuestra seguridad en Rio de Janeiro, oficialmente, ¡y no lo conseguí! ¡Eso se acabó!”.

“No voy a esperar a que jodan a mi familia!”, se oye decir a Bolsonaro.

El video fue hecho público por orden del juez Celso de Mello, del Tribunal Supremo Federal y se trata de una pieza importante en las indagaciones sobre si el presidente intentó interferir en el trabajo de la PF del país, que por su parte investiga a dos hijos del mandatario.

Ahora será el juez Celso de Mello el que decida si el celular de Bolsonaro debe ser confiscado o no, pero no hay un plazo determinado para que tome la decisión.

La semana pasada, la noticia de que el magistrado había pedido al fiscal general que se manifestara sobre la petición que habían presentado los partidos de la oposición causó un fuerte revuelo.

El presidente Bolsonaro dijo que “jamás” entregaría su celular, y el ministro jefe del Gabinete de Seguridad Institucional, el general Augusto Heleno, lanzó un comunicado advirtiendo que confiscar el celular del presidente podría traer “consecuencias imprevisibles” para la estabilidad nacional, lo que muchos interpretaron como una amenaza golpista.

Con información de Sputnik  y la BBC

Continúa leyendo

Compártelo

Comentarios