Contrato con mercenarios contemplaba acusaciones que EE.UU. haría en marzo contra Maduro

“¿Cómo es que esa gente de Guaidó, Goudreau, Vergara y Juan José J.J. Rendón, sabían en octubre de 2019, cuando firmaron el contrato que en marzo (2020) el gobierno de EE.UU. iba a acusar al presidente Maduro y al Gobierno Bolivariano?”, advirtió el viceministro de Comunicación Internacional de Venezuela, William Castillo.

Cada día salen a luz nuevos detalles sobre el contrato de la fallida operación terrorista, que lograron neutralizar los cuerpos de seguridad venezolanos el domingo pasado, con los que queda más clara la participación del diputado opositor Juan Guaido y la complicidad del Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.).

“¿Cómo es que esa gente de Guaidó, Goudreau, Vergara y Juan José J.J. Rendón, sabían en octubre de 2019, cuando firmaron el contrato que en marzo (2020) el gobierno de EE.UU. iba a acusar al presidente Maduro y al Gobierno Bolivariano?”, advirtió el viceministro de Comunicación Internacional de Venezuela, William Castillo, al analizar el documento firmado por los conspiradores venezolanos  y Jordan Goudreau, dueño de la empresa de seguridad militar norteamericana SilverCorp, que estuvo tras la derrotada incursión marítima.

¿Cómo sabían en octubre de 2019 que EE.UU. iba a acusar a Maduro en marzo de 2020?”, dijo Castillo durante una entrevista transmitida por el canal VTV.

Para Castillo, tal minuciosidad de detalles en el contrato firmado a finales del año pasado, en el que quedó escrito que iban a “actuar” de acuerdo a la acusación del sistema de justicia estadounidense, es parte de los planes organizados por el gobierno del mandatario estadounidense, Donald Trump, para legitimar una operación de estos mercenarios.

¿Cómo sabían en octubre de 2019 que EE.UU. iba a acusar a Maduro en marzo de 2020?” , indicó Castillo. Foto: VTV.

“Es parte del plan de EE.UU. para justificar y legalizar la operación mercenaria. ¡Todas las piezas han venido encajando!”, acotó Castillo.

Aunque en el contrato firmado entre Guaidó y Goudreau establece que la operación sería para llevar al mandatario venezolano ante la justicia de EE.UU., la palabra que más se repite en el documento es “eliminación de Maduro”, alertó el viceministro.

Recordó que en las cláusulas se plantean “bonos” de 10 millones de dólares por cada alto dirigente asesinado, así como una compensación por cada mercenario caído en acción, un monto muy similar al que ofreció el Gobierno estadounidense por Nicolás Maduro y otros altos funcionarios venezolanos  por supuestas acciones de “narcoterrorismo”.

Tercerización del golpe de Estado

Según Castillo, es tal el nivel de detalle en el “contrato”, que el conjunto de elementos financieros está especificado  como una “tercerización” del golpe de Estado y asesinatos políticos.

La tercerización significa dejar en una empresa privada la política de golpes para derrocar a Gobiernos y a cualquier actor político venezolano, ya que no lo han podido hacer por sus propios medios “tanto EE.UU. como Colombia y Juan Guaidó”. Además, con este mecanismo se ha hecho la destrucción en Siria a través de la financiación y respaldo de los grupos terroristas de ISIS.

El contrato se tasó con un monto de 212 millones de dólares, de los cuales se debía pagar un adelanto de 50 millones, tomando como garantía el petróleo venezolano.

Castillo señaló que la empresa de mercenarios se comprometió incluso a endeudarse obligando a Guaidó a pagar de fondo públicos, provenientes de las exportaciones petroleras , en caso de llegar al poder.

Asimismo, cualquier deuda de Venezuela debía supeditarse al pago del trabajo mercenario, cancelando intereses onerosos en caso de retraso. “

«Esta reacción es típica de las corpocracias de EE.UU.”, destacó el viceministro, citado por Venezolana de Televisión (VTV).

Guaidó comprometió fondos públicos y mucho dinero de recurso inexistente. Acordó pagos en barriles de petróleo”,  dijo al referirse sobre el contenido del documento firmado por Guaidó con el mercenario.

Aunque el autoproclamado «presidente interino»  ha negado que firmó el contrato, el propio dueño de SilverCorp, Jordan Goudreau, fue quien presentó el documentó.

Contrato firmado por Jordan Goudreau, Juan Guaido y sus colaboradores.

Como Guaidó no pagó el monto acordad, el mercenario anunció “demandas civiles” en EE.UU. por incumplimiento del contrato.

Asimismo, filtró a la prensa  un audio de  la videoconferencia en la que Guaidó accedió a firmar.

Mientras que el Gobierno venezolano indicó que una prueba pericial caligráfica comprobó que la firma que aparece en el contrato coincide con la del diputado opositor.

Por si fuera poco, JJ Rendón , asesor político del autoproclamado, ofreció  una entrevista a CNN, en la que confirmó el acuerdo con Goudreau, dejando en evidencia a su jefe,  quien ha dicho que no conoce a los involucrados en la invasión frustrada.

En la entrevista, Rendón intentó  ocultar la verdad diciendo que apenas era un “contrato exploratorio”.

Las ratas están saltando de ese barco, cada quien está tratando de salvarse”, analizó Castillo, quien además reveló que los financistas en Miami, Florida (EE.UU.) están bastante preocupados por los millones en dólares que colocaron como “inversión”.

Ante el escándalo internacional, Donald Trump ha optado por intentar desligarse de la fallida operación, indicando que si Estados Unidos estuviera tras la incursión hubiera sido a través de una “invasión”.

«Si alguna vez hiciéramos algo con Venezuela no sería de esa forma. Sería ligeramente diferente. Se llamaría ‘invasión(…) Si quisiera entrar en Venezuela no lo mantendría en secreto, y no mandaría a un grupo pequeño, hablaríamos de un Ejército», aseguró el mandatario norteamericano.

Te interesa leer:

Compártelo

Comentarios