Libertad de expresión en Argentina

Entrevista a Victor Hugo Morales: «En Argentina manda Clarín, Macri es un simple ejecutor»

En una entrevista brindada a El Ciudadano, el periodista y relator deportivo uruguayo habló de la situación actual de la libertad de expresión en el gobierno de Macri, analizó las medidas políticas tomadas hasta el momento y el rol del kirchnerismo como oposición. "A mí me parece que manda mucho más Magneto que Macri", sentencia.

Teniendo en cuenta lo que te pasó a vos en Radio Continental, además de lo sucedido en Radio Nacional y el programa televisivo 678, ¿cómo considerás la situación de la libertad de expresión en Argentina con el gobierno de Macri?

Opacada. Eclipsada por una acción intencionada del gobierno para no tener voces disconantes frente a las medidas que ha ido adoptando, las decisiones de gobierno que tomó. Coherentemente con el deseo de tener una Corte Suprema absolutamente adicta como la que intenta a través de los jueces que designó en comisión. Una cosa tiene que ver con la otra, de la misma manera que quiere blindar certezas en la Justicia, quiere también en la comunicación de las medidas que tome evitar una gran discusión. Sobre todo contando con el apoyo de los medios más dominantes que le aseguran un tránsito sin inconveniente por unos cuantos años, mientras haga lo que los medios quieren, siendo como son los medios dominantes los verdaderos ejes de gobierno del país.

Cynthia García, al respecto, en una entrevista que dio para El Ciudadano dijo que “El gobierno de Macri es un cogobierno con el Grupo Clarín”.

Sí, yo creo que de todas formas es darle demasiada envergadura al gobierno decir que es un cogobierno. Aquí manda Clarín, y Macri simplemente es un ejecutor de esto. Lo que pasa es que Clarín manda en términos corporativos que de alguna manera son parte también de los sentimientos y de las ideologías dominantes y que tienen que ver con Macri. Macri no es el clásico poder político que el poder establecido copta, Macri es un resultante de ese poder real, pero ejerciendo el poder político. Puede decirse que es un cogobierno…A mí me parece que manda mucho más Magneto que Macri.

«Aquí manda Clarín, y Macri simplemente es un ejecutor de esto. Lo que pasa es que Clarín manda en términos corporativos que de alguna manera son parte también de los sentimientos y de las ideologías dominantes y que tienen que ver con Macri. Macri no es el clásico poder político que el poder establecido copta, Macri es un resultante de ese poder real, pero ejerciendo el poder político. Puede decirse que es un cogobierno…A mí me parece que manda mucho más Magneto que Macri.»

vhm1

¿Y en esa dirección podría entrar la compra reciente del Grupo Clarín de Nextel, todas las modificaciones que se hicieron en Fútbol Para Todos?

Sí, directamente han carecido de pudor, han hecho las cosas que uno dice: «Quieren hacer tal cosa», pero en el fondo uno está pensando que no, que no se van animar a tanto. Cuando vemos que en efecto recorren ese camino, aunque estábamos preparados para que la cosa fuera así, no podemos menos que asombrarnos. Todo está hecho en función de darle lo que a Clarín le apetece: Nextel, el Fútbol para Todos, probablemente todo lo que venga con Arsat.

Las modificaciones a la Ley de Medios van en esa misma dirección, ¿no? De hecho está prácticamente derogada.

Todo. Incluso eliminarle competidores, porque por tres años dejan afuera a Telefónica de prestar los mismos servicios que Clarín. Esto hablando del Decreto de Necesidad y Urgencia. Todo lo que ocurre es motivo de asombro que no debería serlo tanto. Cuando uno ve lo que hacen, cuando uno puede constatar lo que sospechaba, en realidad tendría que tener un poco más de juicio con uno mismo ¿Por qué nos manifestamos sorprendidos?

¿Y tu situación personal como periodista?  Teniendo en cuenta las demandas judiciales con el Grupo Clarín, y la justicia, la cual vos decías que estaba en relación con Macri, siempre falló a favor del Grupo Clarín. Por ejemplo en la televisación de Boca-Real Madrid en el año 2011, cuando la decisión tendría que haber pasado más por el canal ATC y el productor del programa y el fallo inéditamente apunta a vos como conductor del mismo.

Eso demuestra el peligro que hay con una Justicia así. Marca el estado de una buena parte del Poder Judicial, cualquier joven estudiante de derecho sabe que esto fue una aberración, y son capaces de hacerlo. Te caminan por encima de todo: es una aberración pagarle a los fondos buitres; es una aberración que cuando están echando empleados públicos le den trabajo en la Casa de Gobierno a la hermana de la Reina Máxima. Es una vergüenza, un atropello que esté presa Milagro Sala y que Sturzenegger, que sí está procesado, haga negocios en Davos y traiga otra vez al Fondo Monetario Internacional. Es una vergüenza que Macri consiga él salir del tema de las escuchas, aunque ahora tendrá que expresarse la Cámara considerando que todos los demás, los que él designó, sí están procesados y van a juicio oral. Todo es una sucesión de dislates que generan que uno de se cuenta de la cantidad que son y casi siempre se olvidan unos cuantos. Empezamos a hacer una síntesis y seguro que nos quedan afuera varias cosas, hay que ayudarse, Cuando uno empieza con la catarata de barbaridades es necesario que uno levante la mano y diga: «No te olvidés de tal cosa».

«Es una aberración pagarle a los fondos buitres; es una aberración que cuando están echando empleados públicos le den trabajo en la Casa de Gobierno a la hermana de la Reina Máxima. Es una vergüenza, un atropello que esté presa Milagro Sala y que Sturzenegger, que sí está procesado, haga negocios en Davos y traiga otra vez al Fondo Monetario Internacional.»

Como periodista y teniendo en cuenta tus años de trayectoria, ¿cómo tomás que un presidente en la primera conferencia de prensa te llame «fanático kirchnerista»?

No fue la peor de las falsedades dichas por Macri. Hubo una malicia intencionada impropia de una persona de bien. Yo puedo decir en este momento ante mi conciencia y mi corazón cualquier cosa de Macri, porque sé que es capaz de cualquier mentira. Yo nunca estuve en el despacho de Macri, nunca en mi vida. Cuando él dice: «Vino varias veces a mi despacho», miente. Porque lo de «fanático kirchnerista» es una cosa que él toma de Magneto, de Clarín, que el que quiere creerlo a esta altura, lo cree, y el que no, no. Pero eso no me resultó tan grave. Al contrario, eso mostró la hilacha.

¿En qué sentido?

Con esa frase él entiende que está bien que me hayan sacado del aire en Radio Continental. El da el argumento. Pero lo que hizo fue mentir sobre la relación que había, y hacer eso es muy grave. El que miente, pierde. Pierde lo moral, pierde lo ético, pierde como persona. Si yo lo encuentro a Macri en cualquier sitio y le puedo decir: «¿Cuándo estuve yo en su despacho? ¿Cuándo? ¿Cuál es su despacho? ¿Dónde estaba su despacho?». De todas las veces que estuvimos en contacto con Macri, que habrán sido seis veces, más o menos, solamente en una yo le pedí si no podía ir a conocer la pintura de Boca, cuando era presidente de Boca, de un pintor llamado Aldo Severi, un pintor quilmeño maravilloso. Severi había hecho una pintura sobre Boca que era una maravilla, que ahora está en el museo porque la compró Macri. Y yo le pedí Macri que viese esa pintura. Es lo único que le pedí en toda mi vida. Naturalmente se entienden cuáles eran las motivaciones. Entonces una persona que es capaz de una mentira así, cae como un plomo en la consideración ética de mi persona. Mintió. Mintió y perdió, perdió para siempre, porque si yo lo encuentro a Macri, me río de él.

¿Cómo ves  el debate que se armó adentro del propio periodismo? Sobre todo con la ruptura que hizo 678 en ese sentido y que generó tanta discusión.

El debate tendría que ser entre los periodistas del Grupo y los que no son del Grupo. Pero lo que tenemos es una enorme cantidad de tibios, cobardes, acomodaticios, que fingen no estar ni de un lado ni del otro. Es decir, en una pelea de Tyson con vos, dicen: “Yo no me meto”. Entonces, son “objetivos”. Hay un sector periodístico que a mí me abochorna mucho más que los voceros de Magneto. El que trabaja para Magneto, trabaja para Magneto y lo sabemos; aparece en pantalla, el tipo está trabajando para la corporación, está haciendo su laburo, es un oficinista que en ese momento está atendiendo la clientela. Ahora, el que presume que no está trabajando para Magneto pero lo hace de una manera indirecta, ese es peor. Y esos son los que hay que detectar con el corazón y la intuición del telespectador y del lector.

El debate tendría que ser entre los periodistas del Grupo y los que no son del Grupo. Pero lo que tenemos es una enorme cantidad de tibios, cobardes, acomodaticios, que fingen no estar ni de un lado ni del otro. Es decir, en una pelea de Tyson con vos, dicen: “Yo no me meto”. Entonces, son “objetivos”. Hay un sector periodístico que a mí me abochorna mucho más que los voceros de Magneto

Siempre se habla de cuando vos eras más crítico del gobierno kirchnerista, sobre todo con las retenciones o la compra de dos millones dólares por parte de Néstor Kirchner, pero en el mismo archivo que se puede buscar eso, también se puede ver tus explicaciones. Por ejemplo, a los pocos días vos saliste a hablar de que tuviste contacto con Néstor…

Lo de la 125 es un avatar. En el mismo año estuve absolutamente a favor de la lucha del gobierno por las AFJP. Apenas cinco meses después llegaron las AFJP. Pero además he estado en contra del gobierno en el acuerdo con Monsanto, en la Ley Antiterrorista, en la Ley de las ART; por supuesto también en el tema de la despenalización del aborto, en los pagos al Ciadi, que en este momento todavía hay un pago al Ciadi en el marco del pago a los Fondos Buitres. He tenido esas discrepancias. Lo que pasa es que la 125 duró tres meses de discusión. No fue una cosa como las ART que en una semana se terminó y se fue el tema de agenda. Acá yo tuve una persistencia muy grande. Y vos fijate que no hace mucho tiempo la presidenta habló de Lousteau bastante mal respecto de cómo se había instrumentado la 125. Alguna razón a lo mejor yo tenía. Mi cálculo en aquél momento era una especie de manual marxista: no se puede tratar igual a los desiguales. Pero bueno, ponele que yo me equivoqué en la percepción, que fui crítico equivocado, pero a lo mejor tenía razón.

¿Y con respecto a la compra de dólares por parte de Néstor Kirchner?

Lo de los dos millones de Kirchner es parte de la corrupción que todos pensábamos que existía en el gobierno ¿Por qué? Estaba Skanska, estaba la ONCCA (Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario), estaban los 500 millones de dólares de Santa Cruz. Era lo que recibíamos en aquél momento. Y no estábamos preparados para saber que el periodismo puede mentir sistemáticamente todo los días respecto a un tema de esa naturaleza. Cuando aparecen los dos millones de dólares, efectivamente yo compro la carne podrida que significaba la crítica y la hago con tal dureza que demuestra que yo no le pertenecía al gobierno. Y ya estábamos en 2010. Ya había pasado Fútbol Para Todos y ya había pasado por la Ley de Medios (NdE: El acuerdo por Fútbol Para Todos, se firmó alrededor de agosto del 2009. La Ley de Medios, se sancionó en octubre del 2009). El tema de Kirchner es en febrero del 2010. ¿Qué significa? Que yo era absolutamente capaz, convencido de que Kirchner se portaba como un truan, de decirlo. Y decirlo de tal manera dos días seguidos, que cuando yo quise poner la grabación para pedir disculpas no la pude soportar en el aire, no me podía soportar a mí mismo, por la injusticia que había cometido. Entonces, cuando a vos, lo de Skanka, lo de Santa Cruz, etc., se convierten en anécdotas dolorosas, y vos mismo cometiste un error tan grave en la apreciación de lo que le pasó a Kirchner, es lógico que después el protocolo de tus exigencias para creer que hay corrupción sea distinto y sea mucho más exigente y mucho menos liviano como el que yo utilizaba al  igual que tantos periodistas y personas en la Argentina.

vhm2

¿Cuáles pensás que son las causas de que haya ganado Macri después de que el kirchnerismo haya sacado un 54% en 2011?

Profundamente el trabajo periodístico de Clarín. Profundamente. No hay manera de competir en una democracia adulterada,  porque quienes te tienen que informar dicen que la presidenta es una asesina. Por más que haga las cosas bien. Por más que haya jubilado a tu abuela. Por más que le haya mantenido el laburo a tu viejo. Por más que le haya dado la Asignación Universal por Hijo (AUH) a un hermano tuyo que está sin laburo. Votar a una asesina no es fácil. ¿Cómo hacés? Y esta es la acusación que cumple un año nada más sobre la muerte de Nisman. Y si tu candidato a gobernador en la Provincia de Buenos Aires es un hombre acusado de un triple crimen -ya no les alcanzaba con uno-, acusado por un condenado a prisión perpetua al que sacan para que haga esa declaración. ¿Cómo hacés? Eso está adulterado. Nadie, no hay ciudadano. Es increíble que hayan tenido 49%. ¿Cómo vas a votar a una asesina? ¿Cómo vas a votar a un triple asesino? ¿Cómo vas a votar a un ministro como Kicillof que se roba 400 mil pesos por mes de YPF? ¿Cómo vas a votar a Máximo Kirchner que tiene cuentas por 65 millones de dólares en el exterior? ¿Cómo vas a votar a una presidenta que tiene todos sus fondos en Seychelles pero además tiene bóvedas en su casa para guardar la plata? Vos no podés votar eso. Te llenan de odio. Te incorporan una toxicidad de tal tipo en la información, día por día, hora por hora, y consiguen que la nada que era Macri hace dos años, se convirtiese en presidente. Porque cualquiera -Macri, Lorenzetti, Massa- le hubiera ganado finalmente al kirchnerismo.  Sobre todo a un kirchnerismo que no tenía a su principal figura como candidata, que eso también es uno de los elementos a tener en cuenta. Cuando uno mira que la diferencia fue de un punto y pico, ¿Perdía Cristina Kirchner? Yo creo que no.

¿Qué sensaciones te quedan del día que te echaron de Radio Continental después de 30 años de trabajo ahí? ¿Porqué pensás que no surgió la oportunidad de trabajar en otro medio?

Porque es un desafío al poder contratarme. Hasta algún medio me ha usado como una especie de «cuco» ante el gobierno de Macri: me han ofrecido algo, después lo mostraron y consiguieron que Macri pague lo que estaba renuente a pagar. Esto ocurrió en un canal de televisión, lo voy a escribir en mi próximo libro, no quiero decir ahora cual canal. Además, capaz tengo la sorpresa de que me llaman para cumplir…pero ya pasó un mes, porque la oferta fue el 15 de enero para tener una franja diaria en una señal.

Te llenan de odio. Te incorporan una toxicidad de tal tipo en la información, día por día, hora por hora, y consiguen que la nada que era Macri hace dos años, se convirtiese en presidente. Porque cualquiera -Macri, Lorenzetti, Massa- le hubiera ganado finalmente al kirchnerismo.  Sobre todo a un kirchnerismo que no tenía a su principal figura como candidata, que eso también es uno de los elementos a tener en cuenta. Cuando uno mira que la diferencia fue de un punto y pico, ¿Perdía Cristina Kirchner? Yo creo que no.

¿No tenés ningún espacio posible en los medios entonces?

Yo creo que la única chance de hacer radio, como están las cosas, es comprar un espacio en Radio Madres (am 530), pero para eso sería necesario que esté bien al aire. Todavía sale con dificultades, tiene un transmisor chico.

¿Qué pensás de las manifestaciones populares que se están dando en repudio a las medidas del gobierno de Mauricio Macri?

Son una expresión maravillosa del pueblo. El pueblo en las plazas siempre es una emoción y ha sido una manera de mantenerte vivo, porque el que no va a la plaza las ve. Es decir, hay una ciudadanía que aún está despierta y que puede juntar en cualquier momento a 20mil personas para protestar desde el ingenio popular, que además demuestra un sentido democrático excepcional; mucho más alto del que se le atribuía. Esa parte del pueblo expuso una capacidad para absorber la derrota muy democrática.

Por último, ¿qué opinás del rol que está cumpliendo el kirchnerismo como oposición?

Todavía está débil. Aún no apareció el Congreso, de vez en cuando hay alguna manifestación de Axel Kicillof. Tampoco empezó a jugar Máximo Kirchner. Hay que ver cuando empiece la actividad en el Congreso, por ahora la división que se ha producido es dolorosa y una ventaja para el macrismo. Es muy difícil escapar al establishment, oponerse a él. Te convertís en una especie de perro verde si sos periodista, político, comunicador, es muy doloroso lo que sucede.

Fotos y colaboración especial: Estefanía González Rebolledo


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina y ayúdanos a financiar este medio

Compártelo

Comentarios