Más de 11.000 mexicanos fueron desplazados por la violencia en 2018

El actual Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador "solo es responsable directo del 10% de los desplazados del año anterior", al comenzar la administración el 1 de diciembre

La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos (CMDPDH) reveló este martes que 11.491 personas fueron víctimas de desplazamiento interno a causa de la violencia en México.

El desplazamiento es multicausal, y en su mayor parte se debe a conflictos políticos, sociales y territoriales, así como a la violencia generada por grupos armados organizados.

El reporte, titulado Desplazamiento Interno Forzado Masivo en México, lo dio a conocer José Antonio Guevara, director de CMDPDH, detallando que entre enero y diciembre del año 2018 se registró un total de 25 episodios de desplazamiento interno forzado masivo en México, “los cuales se estima que han afectado a al menos 11.491 personas”.

Según la investigación, de unas 166 páginas, presentada por el responsable del organismo, “del total de desplazados, 5.167 pertenecían a alguna comunidad indígena, específicamente los tzotziles, en Chiapas (sureste), y los nahuas, en Guerrero (centro-sur), fueron los pueblos más afectados”, dijo Guevara.

Por si fuera poco, los datos recabados indican que de los 25 casos masivos de desplazamiento registrados por violencia en 2018, en el 72 % había niños.

A este dato también se suma que el 84 por ciento de los casos de desplazamiento ocurrieron en localidades rurales.

En abril pasado defensores de víctimas de violaciones a los derechos humanos destacaban que el actual Gobierno de México reconoce la existencia de al menos 1,13 millones de desplazados internos a causa de la violencia. Foto: Agencias

Demanda de acciones definitivas

Sinaloa, Michoacán, Oaxaca, Chiapas y Guerrero son los estados mexicanos en los que más se presentó esta situación de desplazamientos.

En Guerrero hubo 5.056 personas desplazadas; en Chiapas, 5.035; en Sinaloa, 836; en Oaxaca, 300; y en Michoacán, 240, precisó la autoridad.

Guevara asevera que las cifras dan cuenta de que durante años no ha habido una sola acción definitiva “más allá de reconocimiento de la problemática”.

“En diciembre de 2018 registramos 1.300 personas desplazadas, responsabilidad del actual Gobierno, en este país hacen falta leyes, pero su ausencia parece más un pretexto para justificar la inacción del Gobierno”, dijo Guevara.

La anterior cifra representa un 10% de los desplazados durante el año pasado, y corresponde al actual presidente de México, Manuel López Obrador, quien llegó a la presidencia de ese país el 1 de diciembre.

Guevara opinó que si bien el actual Gobierno de AMLO sólo es responsable directo del 10 por ciento de los desplazados del año anterior, tiene la obligación de proteger y defender los derechos de todas aquellas personas que han sido víctimas desde hace tiempo.

La Comisión Mexicana señala que los desplazamientos fueron provocados por el uso directo de más de un tipo de violencia: en 80 por ciento de los casos tuvieron participación grupos armados organizados, principalmente en Sinaloa, Michoacán y Guerrero; el otro 20 por ciento de los casos fue causado por la violencia política, conflictividad social y/o conflictos territoriales, principalmente en Chiapas y Oaxaca.

Sinaloa, Michoacán, Oaxaca, Chiapas y Guerrero son los estados mexicanos en los que más se presentó esta situación de desplazamientos. Foto: Agencias

Cifras en ascenso

Las cifras no se quedan allí, pues en abril pasado defensores de víctimas de violaciones a los derechos humanos destacaban que el actual Gobierno de México reconoce la existencia de al menos 1,13 millones de desplazados internos a causa de la violencia.

Un estudio del fenómeno, publicado en el libro La violencia como causa de Desplazamiento Interno Forzado, se basa en el análisis de diversos instrumentos estadísticos oficiales para indicar que 1.133.041 personas cambiaron de domicilio para protegerse de la delincuencia entre 2017 y 2018.

En la presentación oficial del texto, la misma CMDPDH revelaba que, en años anteriores, en la encuesta nacional federal, la cifra anual varió entre más de 915.000 y 1,5 millones de personas desplazadas.

En febrero de este año, la CMDPDH también presentaba dos libros sobre el desplazamiento forzado en México, cuyos hallazgos y contenido “se asemejan en gran medida a los presentados por el Consejo nacional de Población”.

Durante los primeros tres meses del año, se registraron 8.493 homicidios, casi 10 por ciento más que en el mismo período de 2018, una violencia que genera desplazamientos internos desde los estados más azotados por ese flagelo, según un informe del secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Compártelo

Comentarios