Busca en El Ciudadano

Para Correa las modificaciones a la Constitución son «un triunfo del pueblo»

En un marco de acusaciones cruzadas, incidentes y oposiciones políticas, Ecuador realizó a través del parlamento 15 modificaciones en su Constitución. Conoce los detalles a continuación.

Para Correa las modificaciones a la Constitución son «un triunfo del pueblo»

Autor: El Ciudadano Argentina
04/12/2015

A las 07:00 de ayer el pleno de la Asamblea lucía vacío, lo que contrastaba con el ambiente de fiesta que se vivía en los exteriores: militantes de Alianza PAIS (AP) bailaban “El chulla quiteño”, rodeados de policías que custodiaban la zona.

Poco a poco los legisladores llegaron. El bloque socialcristiano fue uno de los primeros con Cynthia Viteri, Cristina Reyes y María Cristina Kronfle.

A las 07:25 se instaló la sesión N° 360 con 112 legisladores para segundo y definitivo debate del paquete de 16 enmiendas constitucionales. Durante 3 horas y media se leyó el informe de la Comisión Ocasional de Enmiendas.

La oposición llegó dividida puesto que cada bancada diseñó su propia estrategia. Mientras Viteri dijo que sí intervendría, los de Pachakutik prometieron retirarse en la votación.

parlamentoecuador

“No sirve de nada debatir. Haremos presencia al principio y luego nos retiraremos”, aseguró Pepe Acacho.

Pero no cumplió su palabra y a las 14:30 intervino, pero no para aportar al proyecto, sino para arremeter contra los legisladores de AP, funcionarios del Gobierno y el presidente Rafael Correa.

Frente a ello, Alexandra Ocles (AP) dijo que el discurso de Acacho y de la oposición “suena bonito, pero en la práctica no saben lo que significa la dignidad”.

Ramiro Aguilar, Andrés Páez y Patricio Donoso no asistieron. CREO, PK, Avanza, Sociedad Patriótica e independientes, un total de 28, incitaron a la ciudadanía -mediante un manifiesto- a hacer uso del derecho a la resistencia.

Ramiro Aguilar, Andrés Páez, Patricio Donoso y el exasambleísta Fausto Cobo incluso generaron desorden al intentar ingresar a la sesión junto con un grupo de simpatizantes equipados con palos y lanzas, lo que fue impedido por la policía.

En los exteriores, Páez resbaló, cayó y se lastimó, lo que fue resaltado por periodistas de medios privados. El hecho fue aprovechado en Twitter para denunciar una supuesta agresión.

En cambio la asambleísta María Augusta Calle (AP) señaló en una de sus intervenciones que Páez tropezó en uno de los tantos baches que no arregla el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, lo que arrancó sonrisas.

El bloque de PAIS se mostró sólido y organizado durante la jornada, a la que calificaron como un “día histórico para la democracia”.

La segunda vicepresidenta de la Asamblea, Marcela Aguiñaga, mencionó que las reformas a la Carta Magna amplían los derechos de participación. “Esta iniciativa legislativa tiene tanta legitimidad como una consulta popular. Los asambleístas estamos revestidos del poder popular que nos ha dado la ciudadanía”, expresó, mientras a sus espaldas la socialcristiana Reyes, señalando sus zapatos, la criticó: “Vino para salir corriendo”.

En los pasillos, la secretaria ejecutiva de PAIS, Doris Soliz, desmentía que las reformas sean a la medida del movimiento.

Durante su intervención, el socialcristiano Luis Fernando Torres, quien fue pifiado por las barras altas, reconoció que habría sido una “cobardía” si no se presentaba a la sesión para ejercer su deber como legislador. Este criterio lo compartió María Cristina Kronfle, quien en su cuenta de Twitter expresó su enfado con los asambleístas que salieron a las calles a protestar.

Viteri hizo igual que otros legisladores de la oposición: arremetió contra AP, Correa, Pedro Delgado, el “comecheques”, las enmiendas…

Rosa Elvira Muñoz, asambleísta indígena de AP por Chimborazo, en su intervención en castellano y quichua, pidió disculpas a los ecuatorianos por la actuación de ciertos legisladores y dirigentes indígenas opositores “porque no todos pensamos y actuamos en ese sentido, los que queremos cambios en el país nos expresamos diferente”.

A las 17:07, la presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira dio por cerrado el debate y se votó. De 109 asambleístas presentes, 100 aprobaron 15 enmiendas porque la referente a la Defensoría del Pueblo no pasó. Hubo 8 votos negativos y una abstención con lo que la Constitución quedó enmendada.

Tras la aprobación de las enmiendas constitucionales, en Quito manifestantes atacaron con piedras, palos y lanzas a policías que resguardaban las afueras de la Asamblea Nacional.

Los incidentes se produjeron en la esquina de la avenida 12 de Octubre y Tarqui, pasadas las 17:30. Un grupo rompió el cerco de la Policía, quemó llantas y lanzó bombas molotov (artesanales). Con palos y piedras agredieron a los uniformados, algunos de los cuales iban en caballos. Los manifestantes repelían y atacaban a los animales con lanzas.

Los policías tuvieron que usar gases lacrimógenos para dispersar a los violentos. En su cuenta de Twitter, el viceministro del Interior, Diego Fuentes, informó sobre 19 policías “brutalmente agredidos”.

La periodista Gabriela Castillo, de EL TELÉGRAFO, realizaba la cobertura y los manifestantes le lanzaron una piedra que destruyó su celular. Fotógrafos de otros medios de comunicación también resultaron heridos.

En Guayaquil también hubo desórdenes. Los marchantes recorrieron la av. 9 de Octubre. Un articulado de la Metrovía sufrió daños.

Las protestas de la oposición iniciaron temprano. Desde las 08:00, integrantes de la Conaie y Pachakutik, entre ellos Carlos Pérez Guartambel, Salvador Quishpe y Milton Castillo se apostaron con banderas de la organización política en la avenida 6 de Diciembre y Tarqui, a pocos metros de la Asamblea. Algunos representantes de las organizaciones golpearon, con palos, a los uniformados que resguardaron la zona.

Según el general Ramiro Mantilla, jefe del operativo de seguridad, hubo cerca de 2.000 uniformados en el lugar.

Diez minutos después -entrelazados los brazos- los asambleístas Andrés Páez, Patricio Donoso, Mae Montaño, de CREO y Ramiro Aguilar (ex Suma) llegaron. También estuvieron Gilmar Gutiérrez, Fernando Balda y Fausto Cobo (Partido Sociedad Patriótica), quienes con gritos exigían a los policías que los dejen ingresar. Por un momento, la protesta de la Conaie se unió a la de los legisladores de CREO.

Al escuchar una negativa por parte de los policías, los legisladores de oposición y sus simpatizantes buscaron por donde pasar. Caminaron hacia la calle Tarqui, pero Páez no vio una grada y se cayó. A pesar de estar lesionado en la pierna y en la mano izquierda no dejó de hablar con los medios de comunicación privados que le extendieron los micrófonos. En redes sociales, varios legisladores de oposición señalaron que el asambleísta fue agredido por los policías. Sin embargo, el general Mantilla rechazó las aseveraciones y agregó que jamás los uniformados lo toparon y que Páez se cayó solo.

Desde las 06:00, Páez, con Gutiérrez, Fausto Cobo, Mae Montaño, Fernando Balda y Ramiro Aguilar se reunieron en el hotel Tambo Real, ubicado a pocas cuadras del Palacio Legislativo.

De allí avanzaron a la Asamblea con un cartel de 5 metros con más de 200 firmas, que -dijeron- pertenecen a quienes rechazan las enmiendas constitucionales.

Los legisladores de oposición al conocer que no dejaban ingresar a sus simpatizantes, lanzaron epítetos y empujaron a los agentes. Una vez más en redes sociales, varios asambleístas señalaron que no los dejaban entrar al pleno. Sin embargo, el general Mantilla dijo que sí podían ingresar, pero no los simpatizantes con los que llegaron porque “estarían con palos y lanzas y en cualquier momento se podrían provocar inconvenientes”.

Mae Montaño, asambleísta de CREO, explicó que los legisladores decidieron quedarse en la calle con la ciudadanía.

Alrededor de las 10:00, desde otro ángulo de las protestas, llegaron estudiantes de la Universidad Andina liderados por el rector saliente Enrique Ayala Mora, cuya movilización se unió a la organizada por Carlos Pérez, presidente de la Confederación de Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador (Ecuarunari), quien se ubicó con sus simpatizantes a un costado de las concentraciones. A pocos metros de distancia de los simpatizantes de CREO.

Cerca de las 11:00, los indígenas avanzaron junto a varias organizaciones sociales, como la UNE, Cedocut, FUT, a la Caja del Seguro y el edificio Benalcázar Mil.

Allí quemaron llantas y arrojaron ‘miguelitos’ para evitar que las motos de los policías se acercaran a ellos.

En la zona se registraron enfrentamientos con los uniformados. Hasta el cierre de esta edición, las movilizaciones continuaron en el lugar.

Correa: “¡Qué triunfo del pueblo ecuatoriano!”

El presidente Rafael Correa, vía Twitter, escribió: “¡Qué triunfo del pueblo ecuatoriano! ¡Gracias compañeros asambleístas! ¡Gracias AP! ¡Gracias Unidos! ¡Gracias ciudadanos! Esto no era solo por las enmiendas. Querían volvernos al viejo país, dominar desde la usurpación de la representación popular… impedirnos gobernar. Podemos equivocarnos, pero en Ecuador va a mandar el pueblo ecuatoriano, no mestizos disfrazados de indígenas, dirigentes laborales del siglo XIX, banqueros populacheros y sin talento, periodistas deshonestos… Seguiremos gobernando por el bien común, con total legitimidad democrática. ¡Somos más, muchísimos más! Ahora, a prepararnos para la victoria de 2017…”.

Fuente: Telégrafo


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados