Para Duque resulta “difícil” proteger a cada uno de los líderes sociales de Colombia

El presidente de Colombia, Iván Duque, reconoció este miércoles que le resulta “difícil” proteger a cada uno de los líderes sociales de su país

El presidente de Colombia, Iván Duque, reconoció este miércoles que le resulta “difícil” proteger a cada uno de los líderes sociales de su país.

Según el mandatario, el “fenómeno” de los asesinatos de estas personas “se había presentado en los últimos meses” antes de que él asumiera la presidencia en agosto de 2018.

“Cuando llegué a la Presidencia teníamos más de 200 asesinatos recientes y lanzamos el Plan de Acción Oportuna (PAO) y mejoramos la coordinación”, dijo en una entrevista que concedió a la agencia EFE.

Las comunidades exigen protección para los líderes sociales. Foto: EFE.

Para el jefe de Estado, los crímenes ocurren “en un grupo muy reducido de municipios, que han tenido influencia de grupos armados ilegales, que están en la coca o en la minería ilegal y que atentan contra los líderes porque los líderes quieren sacar a la comunidad de las economías ilícitas”.

Explicó que, de acuerdo con las cifras que maneja la Presidencia, solamente en líderes comunitarios, se consideran todos los miembros de las Juntas de Acción Comunal, que son 67.000, es decir, más de cinco millones de miembros.

“Entonces, pretender dar una protección individual, con un esquema de seguridad para cada uno de cinco millones es difícil y por eso nos toca, donde tengamos amenazas, actuar rápidamente con esos mecanismos de protección individual, pero también buscar la protección colectiva, involucrando en ese ejercicio a alcaldes y gobernadores en lo local”, comentó.

Aunque reiteró su “compromiso” con la búsqueda de una solución a esta situación, las cifras siguen mostrando lo contrario.

Según datos de la Defensoría del Pueblo, al menos 462 líderes sociales han sido asesinados entre el 1 de enero de 2016 y el 28 de febrero del 2019. Además, 983 han sido amenazados de muerte, reseñó el portal Actualidad RT.

El 19 de junio, el director Ejecutivo de la División de las Américas de Human Right Watch, José Miguel Vivanco, advirtió que el asesinato de defensores de derechos humanos y líderes comunitarios en Colombia no cesa, a pesar de que el Gobierno sostiene lo contrario.

En un texto, acotó que la Oficina del alto comisionado de las Naciones Unidas en Colombia ha confirmado 285 asesinatos de defensores de derechos humanos desde enero de 2016.

“Pero el Gobierno pareciera querer bajarle el tono a esta crisis jugando con las cifras. A comienzos de mes, presentó un informe que señala que hubo una reducción del 32 % en el número de líderes sociales y defensores de derechos humanos asesinados desde que el presidente Duque asumió en agosto de 2018 (…) Pero estas cifras no reflejan la realidad”, manifestó.

Compártelo

Comentarios