A un paso de aprobarse ley de concesiones acuícolas que privatizaría el mar

Por 51 votos a favor, 21 votos en contra y 3 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó el informe de comisión mixta del proyecto de ley que modifica el régimen de las concesiones acuícola, facilitando su traspaso en hipoteca, quedando ad portas de ser ratificado por el Senado

Por 51 votos a favor, 21 votos en contra y 3 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó el informe de comisión mixta del proyecto de ley que modifica el régimen de las concesiones acuícola, facilitando su traspaso en hipoteca, quedando ad portas de ser ratificado por el Senado.

El proyecto fue despachado de la comisión mixta de senadores y diputados, que aprobaron la figura de hipoteca, pero establecieron que las concesiones quedan fijadas al cumplimiento de normas ambientales y laborales.

La iniciativa establece una serie de regulaciones laborales, que incluso contemplan la no renovación de las concesiones acuícolas si es que una firma ha cometido tres faltas a las leyes laborales.

El Diputado UDI Patricio Melero, dijo que la actual legislación efectivamente es un buen marco para la industria “ya que ayuda a empresarios y trabajadores a salvar la situación crítica que los ha afectado. Agregó que “el país necesitaba no solamente sortear la crisis de la salmonicultura, sino que también la nueva ley permitirá un mejor manejo sanitario y una mejor relación entre empresarios y trabajadores”

Mientras tanto, en la «Mesa del Salmón», que lidera el ex subsecretario de pesca, Felipe Sandoval, este señaló las aprehensiones del sector privado con la norma. Indicó que los artículos laborales de la ley establecen sobreregulaciones que podrían perjudicar involuntariamente a las firmas salmoneras

“El proyecto en el fondo, en su implementación, va a ayudar a salir de la crisis, pero nos opusimos porque queda ambiguo, no es claro, ya que por efecto de un tercero que realice práctica antisindical, le puede afectar al titular de la concesión”, precisó.

Además que el texto modifica la ley general de pesca y acuicultura, permitiendo entregar en hipoteca a los bancos las concesiones acuícolas, lo que para diversas organizaciones sociales y ambientalistas es interpretado como una privatización del mar chileno.

El Ciudadano


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina y ayúdanos a financiar este medio

Compártelo

Comentarios