China dará este año los primeros pasos para la prohibición de plásticos de un solo uso

El plan lo aprobaron la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo y el Ministerio de Ecología y Medio Ambiente El Gobierno de China tiene previsto dar este año los primeros pasos para poner freno a la producción y uso del plástico, con el objetivo de reducir la cantidad de desechos que genera el gigante asiático

Por MM

Publicado en

Medio Ambiente

0 0


El plan lo aprobaron la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo y el Ministerio de Ecología y Medio Ambiente


El Gobierno de China tiene previsto dar este año los primeros pasos para poner freno a la producción y uso del plástico, con el objetivo de reducir la cantidad de desechos que genera el gigante asiático.

Para lograr la meta, la Comisión para la Reforma y el Desarrollo Nacional y el Ministerio de Ecología y Medio Ambiente (NDRC, según sus siglas en inglés) aprobaron un plan que contempla, entre otras cosas, la prohibición del uso de bolsas no biodegradables en las ciudades más pobladas.

De acuerdo con un comunicado que publicaron el domingo 19 de enero, la instrucción de las autoridades chinas es que la restricción deberá aplicarse antes de que acabe 2022, en «todas las zonas urbanas por encima del nivel de prefectura y en las comunidades costeras bien desarrolladas».

Foto: HispanTV.

Otra de las acciones que tomará Pekín es prohibir, a finales de 2020, la producción y venta de objetos desechables y de espuma plástica (por ejemplo, vasos de poliespán, pajitas de plástico y bastoncillos para los oídos).

En general, las autoridades esperan reducir en un 30 por ciento la intensidad del uso de cubiertos desechables de plástico en cinco años, reseñaron agencias internacionales.

La NDRC detalló que el nuevo plan abarca todos los aspectos de la elaboración, utilización y desecho de productos de plástico, y allana el camino para establecer un «mecanismo de control de la contaminación de plástico a largo plazo».

Foto: DPA.

El director de la ONG Instituto de Asuntos Públicos y Medioambientales, Ma Jun, señaló a AFP que las medidas llegan más de una década después de que China prohibió en 2008 a los comercios entregar bolsas plásticas gratuitas.

Sin embargo, agregó que el comercio en línea y la comida para llevar se han multiplicado desde entonces, cambiando los hábitos de los consumidores y generando un uso de plástico sin precedentes.

En 2017, el gigante asiático generó 210 millones de toneladas de desechos, según datos del Banco Mundial, entidad que advirtió que, para 2030, podrían elevarse a 500 millones de toneladas anuales, reportó HispanTV.

El impacto que tiene el uso de materiales plásticos desechables es irreparable, ya que requieren años para descomponerse —en el caso de una botella de agua unos 400 años—, y tienen a los océanos como sus principales vertederos, poniendo en peligro la vida marina.

Fuentes: HispanTV, Reuters, EFE, AFP.