Conviertieron el dióxido de carbono en carbón sólido

Científicos desarrollan técnica para eliminar gases de efecto invernadero

Aclaran que deben ampliar el conocimiento y “hacer más investigación, pero es un primer paso crucial para suministrar un almacenamiento sólido de carbono”

Científicos del Instituto Real de Tecnología de Melbourne, en Australia, desarrollaron una nueva técnica que permite la conversión eficiente del dióxido de carbono (CO2) de los gases de efecto invernadero en partículas sólidas de carbono.

Para ello, los científicos utilizaron metales líquidos que permiten convertir el dióxido de carbono en carbón sólido y eliminar de manera segura y permanente uno de los elementos que contribuyen al calentamiento global.

Para el doctor Torben Daeneke, uno de los investigadores implicados, convertir el CO2 en un sólido puede ser un enfoque más sostenible al utilizado hasta ahora, ya que este gas solo se podía pasar a sólido a temperaturas extremadamente altas, lo que lo hace industrialmente inviable.

“Al utilizar metales líquidos como catalizadores, demostramos que es posible convertir el gas en carbono a temperatura ambiente, en un proceso que es eficiente y escalable”, aseguró.

Sin embargo, aclara que será necesario ampliar el conocimiento y “se necesita hacer más investigación, es un primer paso crucial para suministrar un almacenamiento sólido de carbono“, reseñó El Comercio.

Hasta ahora, las tecnologías para la captura y el almacenamiento de carbono se centran en comprimir el CO2 en una forma líquida, transportarlo a un sitio adecuado e inyectarlo bajo tierra.

No obstante, desarrollar este tipo de técnica para eliminar los gases de efecto invernadero tiene sus desafíos en el campo de la ingeniería y la viabilidad económica.

“Aunque no podemos retroceder el tiempo literalmente, convertir el dióxido de carbono en carbón y enterrarlo nuevamente en el suelo es un poco como rebobinar el reloj de emisiones”, afirma Daeneke.

Cómo lo hicieron

Para convertir el CO2, los científicos diseñaron un catalizador de metal líquido con propiedades de superficie específicas, que lo hicieron extremadamente eficiente en la conducción de electricidad mientras activaban químicamente la superficie.

El dióxido de carbono se disuelve en un vaso lleno de líquido electrolítico y una pequeña cantidad de metal líquido, que luego se carga con una corriente eléctrica.

El CO2 se convierte lentamente en escamas sólidas de carbono, que se separan naturalmente de la superficie del metal líquido, lo que permite la producción continua de sólidos carbonosos.

https://www.elciudadano.cl/medio-ambiente/alarmante-niveles-de-gases-de-efecto-invernadero-alcanzan-nuevo-record/11/24/

https://www.elciudadano.cl/latino-america/va-mexico-por-reduccion-de-gases-de-efecto-invernadero/03/08/

Compártelo

Comentarios