Ciudadanía guatemalteca denuncia acoso policial previo a consulta comunal

“Varios aviones y helicópteros han sobrevolado el departamento de Quiché con la finalidad de crear un clima de terror a las comunidades para que no participen en la consulta de buena fe”, asegura el comunicado emanado desde las comunidades de San Miguel Uspatán y la agrupación ciudadana, Convergencia Nacional Maya Waqíb Kej

Por Cesarius

30/10/2010

Publicado en

Medio Ambiente / Mundo / Portada / Pueblos

0 0


“Varios aviones y helicópteros han sobrevolado el departamento de Quiché con la finalidad de crear un clima de terror a las comunidades para que no participen en la consulta de buena fe”, asegura el comunicado emanado desde las comunidades de San Miguel Uspatán y la agrupación ciudadana, Convergencia Nacional Maya Waqíb Kej.

La consulta comunitaria -similar a lo que en Chile sería un plebiscito municipal- tiene la finalidad de conocer la posición de los ciudadanos del departamento de Quiché, sobre la instalación de megaproyectos hidroeléctricos como Palo Viejo, Xalalá y Xacbal, esta última ya inaugurada.

Dichas iniciativas, que provienen de las negociaciones entre el Estado y los privados, pretenden instalar al menos 17 represas por varios de los ríos que se ubican en las comunidades de la Zona Reina del municipio de Uspatán.

Según los pobladores, los amedrentamientos han sido responsabilidad del alcalde de San Miguel Uspatán, Víctor Hugo Figueroa, ya que, el edil “desde hace meses ha venido boicoteando las consultas”.

En efecto, Figueroa habría declarado días atrás que el “plebiscito” no podría ser realizado a causa  de ciertas “anomalías” en la estructuración de éste. De acuerdo a lo que postuló, no se encuentra dentro de la ley el votar a mano alzada, permitir sufragar a los menores de edad y no incluir la pregunta sobre hidroeléctricas amigables con el ambiente.

Para la comunidad, la actitud de la autoridad responde a dos razones: la primera, tiene que ver con que, al realizar la consulta se estaría “rompiendo una cadena de años de opresión, iniciada desde la colonia (…)  Segundo, la consulta afecta los compromisos ya contraídos del alcalde con los tres poderes: Las empresas transnacionales, la oligarquía guatemalteca y el proyecto neoliberal del Estado, que está impulsando el cambio de matriz energético”, aseguran.

Además, dentro de la cosmovisión relacionada a lo Mayas, este proyecto tiene como base romper con los ríos “que por muchos años hemos convivido. Los amamos porque son parte de nuestra misma vida. Es por ello que, para recuperar nuestras formas ancestrales, debemos promover la consulta”, dicen.

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬