Crean una madera transparente que puede almacenar y emitir calor

Un equipo de investigadores presentó en Estados Unidos un nuevo tipo de madera transparente que promete revolucionar la construcción con materiales biodegradables.

El tablón tiene “excelentes propiedades de aislamiento térmico en comparación con el vidrio, combinada con una alta transmisión óptica”, destacó la estudiante Céline Montanari, durante su presentación en la Reunión y Exposición Nacional de Primavera de 2019 de la American Chemical Society, la sociedad científica más grande del mundo.

En la reunión se demostró que este tipo de madera transmite luz, absorbe y libera calor, lo que podría ahorrar esfuerzos y costes de energía en los hogares y edificios en general.

El proyecto se inició en 2016 y, luego de tres años de investigación y perfeccionamiento, se ha logrado reducir aún más el consumo de energía en el edificio donde fue puesto a prueba, gracias a la incorporación de este material que puede “absorber, almacenar y liberar calor».

Ese mismo año, el investigador Lars Berglund y su equipo del Instituto Real de Tecnología KTH en Estocolmo (Suecia), informaban al mundo sobre los adelantos de una madera ópticamente transparente.

El material fue fabricado mediante la eliminación de un componente absorbente de la luz, un polímero llamado lignina, una sustancia natural que forma parte de la pared celular de muchas células vegetales, a las cuales da dureza y resistencia.

Usualmente, la lignina es utilizada como materia prima para la producción de preservantes para la madera, dadas sus características físicas.

Como la madera es un recurso muy usado, su baja durabilidad y su tratamiento en muchas ocasiones es de alto costo, tanto económicamente como ambientalmente, por lo que aumentar su vida útil es algo en lo que los investigadores han trabajado durante los últimos años.

Desde el punto de vista ecológico, los investigadores señalan que esta madera transparente tiene el potencial de ser más respetuosa con el medio ambiente que otros materiales de construcción, tales como el plástico, el hormigón y el vidrio.

De hecho, ésta podría ser más fácil de desechar después de haber cumplido su función, ya que, según Berglund, «el polietilenglicol y la madera son biológicos y biodegradables. La única parte que no es biodegradable es el acrílico, pero este podría ser reemplazado por otro polímero de base biológica».

Relacionado:  COP25: Países reafirman su compromiso de proteger la niñez contra el calentamiento global

Hasta hace poco, los resultados de la ansiada madera transparente eran alentadores, pues se podía ver a través del material, pero era lo suficientemente vago como para proporcionar privacidad si se utilizaba como un material de construcción.

A favor, la madera desarrollada tenía propiedades mecánicas propicias para los constructores y, sobre todo permitía soportar cargas pesadas.

Ahora, Montanari y Berglund unieron voluntades y agregaron un polímero llamado polietilenglicolo macrogol a la madera obtenida en 2016, por su capacidad para almacenar calor y su alta afinidad por la madera.

«En Estocolmo, hay un barco realmente antiguo llamado Vasa, y los científicos utilizaron macrogol para estabilizar la madera. Así que sabíamos que este poliéter puede penetrar realmente en las celdas de la madera», explicaron.

Relacionado:  COP25: Países reafirman su compromiso de proteger la niñez contra el calentamiento global

Tras experimentos, los investigadores se percataron de que durante un día soleado el material absorbía el calor antes de que alcanzara el espacio interior, y el interior era más frío que el exterior.

Por la noche, explicó Montanari, «ocurre lo contrario: el PEG se vuelve sólido y libera calor en el interior para que pueda mantener una temperatura constante en la casa».

El resultado final les dio una madera modificada y transparente, aunque ligeramente turbia y fuerte, pero que tenía la ventaja adicional de almacenar calor.

De acuerdo con Science Times, el enfoque posterior de los investigadores, que reconocen el apoyo y la financiación de las Fundaciones Wallenberg y el Consejo Europeo de Investigación, se centra en ampliar el proceso de producción para que sea industrialmente factible.

También intentan aumentar la capacidad de almacenamiento del material para que sea aún más eficiente energéticamente.

Los investigadores estiman que la madera transparente podría estar disponible para aplicaciones específicas en diseño de interiores en tan solo cinco años.

Casa-árbol convive en armonía con bosque de Kazajistán

Cómo transformar una rama de tu frutal en un nuevo árbol

 

Comentarios

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa.

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

   Conocer más >
4,286,326FansMe gusta
320,815SeguidoresSeguir
353,960SeguidoresSeguir
17,100SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos