Cuatro nuevos santuarios de la naturaleza permitirán proteger 3 mil hectáreas de humedales en Chiloé

El Humedal costero y Laguna Quilo; El humedal Bahía de Curaco de Vélez; el humedal Bahía de Quinchao; y los lagos Huillinco y Cucao, son los cuatros santuarios de la naturaleza que reflejan los esfuerzos por varios años de diferentes actores sociales, para aumentar el patrimonio natural en Chiloé.
Publicado en

Chile / Medio Ambiente / Portada

0 0


Por Angela Pong

Con la aprobación del nombramiento de cuatro santuarios de la naturaleza, 3 mil hectáreas de humedales serán protegidos en la Isla Grande de Chiloé.

Esta decisión fue tomada por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, gracias a las acciones de las comunidades y organizaciones locales, con la ayuda del municipio y el Ministerio Ambiente.

El Humedal costero y Laguna Quilo; El humedal Bahía de Curaco de Vélez; el humedal Bahía de Quinchao; y los lagos Huillinco y Cucao, son los cuatros santuarios de la naturaleza que reflejan los esfuerzos por varios años de diferentes actores sociales, para aumentar el patrimonio natural y cultural en Chiloé, que solo tiene un 5,7% de la superficie protegida.

Según la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, este avance corresponde al Plan Nacional de Protección de Humedales 2018-2022, programa del que surgió la iniciativa de proteger los humedales del archipiélago de Chiloé.

Por su parte, el especialista en conservación de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP), Diego Luna, declaró que “los santuarios declarados en los humedales de Curaco de Vélez y villa Quinchao permitirán proteger de manera efectiva dos sitios críticos para el Zarapito de pico recto (Limosa haemastica) en la ruta migratoria del Pacifico de las Américas”, reseñó La Tercera.

Los nuevos santuarios:

La propección del Humedal costero y la Laguna Quilo, reviste importancia ya que su superficie de aproximadamente 282 hectáreas, forma parte de la red hídrica de la cuenca de Quilo, lo que es fundamental para la mantención de los humedales costeros y continentales. Además, según el el Programa de Conservación de Aves Migratorias de Chiloé (2010-2018) corresponde, a uno de los 10 humedales costeros más importantes para las aves migratorias de Chile.

El humedal Bahía de Curaco de Vélez, fue promovido para su protección por la Fundación Conservación Marina junto a otras organizaciones sociales. Cuenta con 59,7 hectáreas, en la que se destaca la presencia de un conchal arqueológico, que permite evidenciar actividad humana prehistórica.

Por otro lado, el Humedal Bahía de Quinchao, fue propuesto como santuario por El Municipio de Quinchao, ya que cuenta con con 102 hectáreas que de destacan por ser un sitio importante para la actividad humana como recolección de algas y mariscos para el consumo familiar de las comunidades locales.

Por último, el santuario de la naturaleza de los Lagos Huillinco y Cucao, fue impulsado por la Municipalidad de Chonchi. Allí se ubican los lagos más grandes del Archipiélago de Chiloé, el lago Huillinco y el lago Cucao, que abarcan una superficie de aproximadamente 3.030 hectáreas. Estos lagos tienen una fuerte influencia marina en el océano pacífico, aportando a las condiciones para una diversidad de especies de fauna y flora marina.


Comparte 👍

Comenta 💬