Bío-Bío

Denuncian tala ilegal de bosque nativo por construcción de hidroeléctrica en Ñuble

El Movimiento Social por la Defensa del Ñuble presentó un total de cinco acciones legales destinadas a paralizar el cuestionado proyecto Hidroeléctrica Ñuble SpA, que amenaza el entorno y la actividad turística de la comuna de San Fabián de Alico, declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco.

B-xt4bnWwAALod8

Ayer 26 de febrero, tal y como habían anunciado mediante comunicado, los integrantes del Movimiento Social por la Defensa del Río Ñuble denunciaron ante las autoridades diversas irregularidades que habría acometido la firma encargada de la construcción del cuestionado proyecto Hidroeléctrica Ñuble SpA, dañando la comuna de San Fabián de Alico, lugar donde se pretende emplazar la cuestionada iniciativa, que fue declarado Reserva Mundial de la Biosfera por la Unesco.

En concreto, fueron un total de cinco acciones legales las presentadas contra el proyecto de Hidroñuble, las que fueron guiadas  por la abogada Macarena Soler Wyss, defensora de las causas de Hidroaysén y del Río Puelo.

Entre las acciones llevadas a cabo, se presentó ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) una solicitud de caducidad del permiso ambiental otorgado, de revisión de la RCA y de paralización de las obras, luego de la tala ilegal de bosque nativo en peligro de extinción que la firma habría cometido ilegalmente, atentando contra el hábitat de especies animales y amenazando el desarrollo turístico de la comuna.

Además, los opositores denuncian que las medidas de compensación y mitigación establecidas en el momento de aprobación del proyecto (2007) han variado sustancialmente y que no se habría considerado que el lugar está declarado como zona de interés turístico por Sernatur.

Asimismo, el Movimiento entregó una carta dirigida a intendente de la región del Bío-Bío, Rodrigo Díaz, emplazándole por ser el principal responsable del cuidado zonal de la reserva Mundial, responsabilidad que habría eludido con la luz verde dada al proyecto hidroeléctrico, no habiendo “cumplido con la correcta promoción de un futuro económica y socialmente sustentable en el Valle del Ñuble, como correspondería según los acuerdos suscritos”, sostuvo Juan Rosselot, vocero del movimiento.

Los opositores anunciaron que no descansará hasta lograr apartar de su territorio la amenaza que supone la iniciativa, que pretende la instalación de una bocatoma en el sector El Caracol, donde se desviará el cauce del Ñuble a lo largo de un tramo de 20 km, afectando de manera directa el desarrollo natural y por ende turístico de la región.

“No descansaremos hasta agotar todas las instancias legales y mediáticas mientras la Hidroeléctrica siga devastando irresponsablemente la cuenca del río Ñuble”, sostuvo  Rosselot.

 

 

 

Compártelo

Comentarios