DGA podría intervenir en casos de robo de agua

Agua-Potable

Esto luego que los integrantes de la Comisión Especial de Recursos Hídricos, Sequía y Desertificación terminaran de votar las indicaciones a la norma en su última sesión. La presidenta de la instancia, la senadora Adriana Muñoz valoró la aprobación de las diversas disposiciones, la mayor parte de las cuales recibió un respaldo unánime.

“Ahora esperamos que la Sala pueda votar las indicaciones en una próxima sesión ordinaria. Los usuarios del agua, particularmente, quienes diariamente denuncian robos de sus derechos, esperan con ansias esta ley para frenar este tipo de delitos”, expresó Muñoz.

En cuanto a lo despachado, la legisladora mencionó que “el texto que hemos consensuado amplía el ámbito de acción de la Dirección General de Aguas (DGA) en sus competencias relativas a la fiscalización y sanción. El actual Código de Aguas que data de 1981, acota su gestión. Ahora estamos corrigiendo eso”.

“Ahora la DGA podrá recoger información de los conflictos que tienen diversos usuarios en las cuencas. Este organismo podrá entrar a dirimir. Por ejemplo, ahora los fiscalizadores podrán ingresar a un predio, cuando exista una denuncia por robo de agua, sin esperar la autorización del intendente o gobernador, como hoy lo ordena la ley”, explicó.

Otro punto destacado por la senadora Muñoz fue la obligación que tendrán los dueños de derechos de agua, de informar a la DGA el agua que efectivamente utilizan.

“La clave acá es medir el agua. Sobre todo en condiciones de escasez del recurso, lo primero que hay que hacer es cuantificar y conocer el uso que se le da a éste. Queremos que este organismo tenga la información necesaria en tiempo real, y para eso, los usuarios deberán informar con periodicidad”, aclaró.

4,225,147FansMe gusta
143,503SeguidoresSeguir
288,942SeguidoresSeguir
16,462SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

«La Manada» condenada a 15 años de prisión y al pago...

El Alto Tribunal respondió a la petición de la Fiscalía, la víctima y las acusaciones populares. Consideró que el hecho ocurrió en "un auténtico ambiente intimidatorio", por lo que se trata de una violación y no de un abuso.
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -