Estudio indica que la deforestación de Isla de Pascua no se produjo sólo por acción humana

isla de pascua desde arriba

Un grupo de investigadores de la Universidad de Barcelona (UB) y el CREAF están abordando el problema de la deforestación de la Isla de Pascua desde una perspectiva diferente. El estudio, que fue publicado en Frontiers in Ecology and Evolution, da cuenta de los cambios ocurridos en Rapa Nui, ofreciendo una visión sistémica que considere diferentes aspectos, como el clima, la ecología y la cultura, y no sólo la intervención del ser humano.

Hasta ahora, las hipótesis sobre el colapso medioambiental de la isla se basaban en análisis de polen de registros lacustres, los cuales estaban incompletos. Estos análisis hicieron observar que hubo una sustitución repentina de bosques de palmeras por praderas de gramíneas, siglos antes de la llegada de los europeos, en 1722.

En los últimos diez años, los científicos se dedicaron a analizar los cambios ambientales, usando mayormente los registros de los lagos. Al perforarlos y analizar los sedimentos acumulados durante años, se puede conocer el contenido de polen o su composición química, y crear una estimación de las condiciones del paisaje en el momento en el que se depositaron los sedimentos, informa agencia Sinc.

Pero el nuevo estudio indica que las últimas investigaciones han mejorado en técnica y recursos; por lo que los científicos lograron reconstruir el proceso de los últimos 3.000 años, sin interrupciones temporales. Así pudieron constatar que la deforestación fue gradual, no súbita, como se creía, y que no ocurrió en toda la isla al mismo tiempo.

El rol del clima en Rapa Nui

Las nuevas evidencias también permitieron constatar que en esa época se produjeron cambios climáticos relevantes en forma de grandes sequías, que pudieron haber desempeñado un papel importante en la deforestación y en la sociedad de la isla.

«Esto cuestiona las interpretaciones clásicas de degradación ecológica y cultural únicamente por causas humanas», afirma Valentí Rull, investigador del Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera y autor principal de la investigación.

«Todavía nos queda mucho por investigar pero, gracias a las nuevas evidencias, parece ser que una larga y gradual sucesión de cambios climáticos, ecológicos y culturales interrelacionados habrían conducido a la situación actual», explica Rull.

El Ciudadano

4,205,610FansMe gusta
129,411SeguidoresSeguir
289,444SeguidoresSeguir
16,411SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Trabajadores de TV Pública denuncian persecución de gobierno de Macri

Señalaron que “desde la dictadura cívico-militar nunca una gerencia pidió sanciones, ni exigió descargos por escrito por motivos profesionales que atentan...

Edición Impresa El Ciudadano