Los festivales de verano: un imán para la acumulación de desperdicios

Los festivales y verbenas de verano en el mundo, que coinciden con la temporada de asueto o vacacional, atraen a  multitudes de personas, grandes grupos musicales y, sobre todo, enormes cantidades de desperdicios que terminan contaminando el medio ambiente. Plásticos, vidrios, latas y brinks, papeles y cartones siempre quedan tirados en el suelo, después de cada una de estas actividades recreativas.

En Galicia, España, con el objetivo de revertir estas consecuencias, la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio activó la campaña “Verdear é a actitude” (“Verdear” es la actitud), con la que se pretende fomentar hábitos sustentables con acciones en festejos y actuaciones, eventos deportivos, el comercio y la comunidad educativa.

Sin embargo, evitar que estas citas terminen con un impacto ecológico dañino no solo depende de iniciativas de las propias organizaciones de los festivales, sino también de cada uno de los asistentes. Por tanto, recomiendan practicar las tres erres: reducción (de residuos y emisiones), reutilización (de envases y botellas) y el reciclaje (de desechos).

Entra las acciones que aconsejan, destaca el llevar un contenedor propio reutilizable para beber agua, ya que además de favorecer al medio ambiente, también ayuda a ahorrar. Para las bebidas, lo ideal son cantimploras y termos de acero inoxidable, porque permiten mantener los líquidos frescos. Es recomendable buscar las políticas del festival por adelantado para ver qué tipo de botellas y contenedores está permitido llevar.

Igualmente, a la hora de los traslados, siempre es mejor ir caminando, en bicicleta o utilizar transporte colectivo. Si se va en un vehículo particular, lo más recomendable es compartir los puestos, ya que esto permite ahorrar gastos y sobre todo evitar las emisiones contaminantes.

Relacionado:  Fukushima transforma sus zonas radiactivas en centros de energía renovable

El hecho de que los contenedores de basura estén lejos nunca debe ser una excusa para que los desechos no lleguen a ese destino. Por eso, es recomendable llevar una mochila o bolsa para guardar los desechos hasta poder encontrar el depósito apropiado para descargarlos.

Relacionado:  (Foto) Consejo italiano rechaza medidas contra el calentamiento global y a los minutos se les inunda el salón

Otro elemento a tomar en cuenta son las colillas de cigarrillos, la principal fuente de basura en el mundo. Cada año se tiran 4,5 trillones de colillas, lo que supone el 30% del total de desperdicios, por delante de bolsas de plástico, envases de alimentos y botellas.

Una colilla tirada en el suelo tarda entre ocho y nueve años en degradarse. Por eso, en caso de no encontrar un cenicero cerca, es preferible acumular los cigarrillos apagados y tirarlos después en el contenedor correcto.

Comentarios

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa.

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

   Conocer más >
4,279,144FansMe gusta
295,499SeguidoresSeguir
342,506SeguidoresSeguir
16,900SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos