Filipinas: Proyecto de ley exige que cada estudiante plante 10 árboles antes de graduarse

Entre 1990 y 2005, Filipinas perdió el 32,3% de sus áreas forestales

Entre 1990 y 2005, Filipinas perdió el 32,3% de sus áreas forestales. La tala ilegal ha sido históricamente un gran problema para el país, pero ahora la Cámara de Representantes de Filipinas ha presentado una nueva forma de resolver el problema: un proyecto de ley que requiere que cada estudiante plante 10 árboles antes de graduarse.

Dos representantes, Gary Alejano y Strike Revilla, propusieron el Proyecto de Ley 8.728 o ‘Legado de Graduación para el Medio Ambiente’, que está pronto a pasar a la cámara del Senado para su aprobación.

«Esta iniciativa, si se implementa correctamente, asegurará que se plantarán al menos 175 millones de árboles nuevos cada año. En el curso de una generación no se pueden plantar menos de 525 mil millones bajo esta iniciativa», explicó Alejano en la nota explicativa del proyecto de ley, según informó CNN Filipinas.

«Incluso con una tasa de supervivencia de solo el 10%, esto significaría que 525 millones de árboles adicionales estarían disponibles para que los jóvenes los disfruten cuando asuman el liderazgo en el futuro», agregó.

Desde 2015, se ha visto un ligero aumento en el área boscosa de las Filipinas, gracias a las iniciativas del gobierno y el aumento de la aplicación de la ley para hacer frente a la tala ilegal generalizada del país.

Según la Evaluación de los recursos forestales mundiales de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, solo en 2012 se plantaron 221.763 hectáreas de bosque en Filipinas.

El nuevo proyecto de ley requiere que todos los estudiantes de primaria, secundaria y universidad planten al menos 10 árboles antes de graduarse, aunque no está claro si esto significa que un graduado universitario habría plantado 30 árboles o solo 10, a lo largo de su vida estudiantil.

Colinas de Chocolate en Bohol, Filipinas.

Una serie de agencias gubernamentales se encargarán del establecimiento de viveros, producción de plántulas y preparación de los sitios, explica CNN Filipinas.

Esta no es la primera vez que el gobierno de Filipinas ha presentado una idea de este tipo. En 2012, también se presentó un proyecto de ley en el Senado para que la plantación de árboles fuera obligatoria, de manera muy similar a este nuevo proyecto de ley.

Si bien estos esfuerzos que involucran el compromiso individual son positivos, es importante tener en cuenta que una de las mejores maneras de abordar los problemas ambientales relacionados con la deforestación, es la regulación gubernamental de las industrias que se benefician de la tala y explotación indiscriminada.

Si bien la siembra de nuevos árboles siempre es un esfuerzo que vale la pena, los bosques antiguos tienen más valor en términos de biodiversidad y función ecológica. Por ejemplo, los árboles adultos tienen la capacidad de retener más carbono que los más jóvenes.

Plantar millones de árboles más, ciertamente es algo que todos los países deberían considerar para mitigar algunos de los daños de la deforestación ya causados. Pero también es crítico salvar los bosques que ya existen y evitar que las grandes compañías abusen de su libertad para enriquecerse del medio ambiente. Cuando un problema ambiental es causado principalmente por los grandes empresarios y las políticas permisivas, no es justo depositar toda la responsabilidad en los ciudadanos comunes y corrientes.

Lo positivo es que, a largo plazo, estos estudiantes probablemente serán conscientes de la importancia de los bosques y el deber de todos con el medio ambiente.

Fuente: Science Alert


Comparte 👍

Comenta 💬