Fukushima cuatro años después del gran desastre nuclear

Cuatro años después de que sucediera la catástrofe, de los 213 kilómtros cuadrados que comprende la zona de evacuación, sólo han sido descontaminados 32 kilómetros cuadrados, es decir, un 16% del área.

Explosión Fukishima

Hace exactamente cuatro años, el 11 de marzo de 2011, tuvo lugar el desastre nuclear de Fukushima, considerado el mayor desastre nuclear ocurrido desde Chernóbil.

El origen del accidente que activó el nivel de alerta máximo en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares, fue el terremoto de 9 grados en la escala Richter que provocó el terrible tsunami que asoló la costa del Pacífico, en la región de Tohoku.

El terremoto y el tsunami que aterró a la población de Japón y conmocionó al mundo entero causaron más de 20 mil muertos, 3.084 desaparecidos, 6.025 heridos y más de 420 mil evacuados, según las cifras publicadas por el diario InfoLibre.

A consecuencia del terremoto, la central nuclear de Fukushima sufrió una serie de incidentes, como las explosiones de los edificios que albergaban los reactores nucleares, así como fallos en el sistema de refrigeración o la fusión del núcleo con la consiguiente liberación de radiación al exterior. Aunque el accidente nuclear de Fukushima no provocara víctimas mortales de manera directa, lo cierto es que la radiación emitida afectó a la vida de decenas de miles de personas que tuvieron que abandonar sus casas. La radioactividad liberada dejó un rastro que, cuatro años después, no ha remitido por lo que gran parte de la zona evacuada sigue contaminada por radiactividad.

Fukushima radiación

La zona original de evacuación que establecieron las autoridades en Fukushima era de 312 kilómetros cuadrados de los cuales, a día de hoy, sólo han sido descontaminados 35. Esta situación provoca que el 61% de los evacuados continúen cuatro años después de la tragedia sin poder regresar a sus hogares y viviendo en alojamientos, en principio, temporales.

Los afectados por el terremoto y el tsunami se quejan de que las labores de limpieza se están llevando a cabo con demasiada lentitud. En octubre de 2014, Greenpeace llevó a cabo mediciones en varias de las zonas afectadas por el desastre nuclear para determinar el nivel de contaminación que continuaba presente en la zona de evacuación. Los resultados obtenidos de Fukushima, Miyakoji y Kawauchi, según datos publicados en Teinteresa.es, demostraron que los trabajos para reducir la contaminación habían sido improductivos e ineficaces en varias zonas.

En cuanto a la reconstrucción de los destrozos causados por el terremoto y el tsunami, las autoridades japonesas informan de que el 93% de las carreteras locales destruídas y el 73% de las infreastructuras costeras habían sido reconstruídas a finales de 2014. Además, el 98 por ciento de los campos de cultivo destruídos habían sido también recuperados después de 4 años de trabajos.

Compártelo

Comentarios