martes, octubre 15, 2019

Humanos amenazan existencia de la megafauna por degustar platos “exquisitos”

Al ser humano parece no importarle a quien se lleva por delante cuando se trata de saciar sus apetitos. Un estudio reveló que cada vez crecen más las amenazas sobre la megafauna por, entre otras razones, la ambición de llevar a la mesa platillos “exóticos”.

De acuerdo con la investigación, publicada en Conservation Letters, hay al menos 30 especies de tiburones, peces sierra, peces martillo y otros peces cartilaginosos amenazados de extinción por la demanda que hay en China, reseñó El País.

Los especialistas advierten que los grandes animales son uno de los grupos más acosados y la pesca y la caza son sus principales enemigos. Las conclusiones son alarmantes: unas 200 especies están perdiendo población y 150 de ellas están en peligro de extinción.

Al avestruz somalí lo buscan por los huevos. Foto: Web.

Como megafauna definieron a los mamíferos y peces de más de 100 kilogramos (Kg) y a los anfibios, reptiles y aves que superan los 40 Kg.

William Ripple, profesor de ecología de la Universidad Estatal de Oregón, Estados Unidos, y principal autor del trabajo, explicó que el estudio muestra que, además de la pérdida o degradación del hábitat, la caza directa por los humanos es la mayor amenaza para los animales más grandes del mundo.

“Hay muchas causas por las que los humanos están matando a la megafauna. Unas veces es por subsistencia, otras por intereses comerciales, en ocasiones es para usos medicinales o simple afición, a veces la muerte es intencionada y otras no intencionada, por capturas accidentales”, acotó.

Por su parte, Gerardo Ceballos, del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México y coautor del estudio, indicó que el consumo es muy grave e incluye un tráfico ilegal enorme de subsistencia y comercial para los mercados legales e ilegales.

“Es parte de lo que hemos llamado la ‘aniquilación de la naturaleza’. La mayor parte de este consumo se debe a dos factores: la miseria en la que se encuentra un elevado número de personas en el planeta y la avaricia de las mafias, principalmente asiáticas (chinas) que dominan el mercado negro”, dijo.

A los rinocerontes les quitan sus “adornos” para venderlos. Foto: AFP.

Entre las especies afectadas se encuentran el avestruz somalí, los elefantes, los rinocerontes y la salamandra china (el único gran anfibio que queda).

A algunos los matan por su piel, sus plumas, sus huevos, sus “adornos”, pero a la gran mayoría es para ofrecerlos en platos “exquisitos”, sin importar lo extraños que sean.

Samuel Turvey, investigador del Instituto de Zoología de la Sociedad Zoológica de Londres, detalló que el caso de la salamandra gigante china es crítico. Mencionó que desarrollaron, entre 2013 y 2016, estudios de campo en 97 condados del país asiático, entrevistaron a unos 3.000 lugareños y no encontraron ninguna salamandra gigante en libertad.

Turvey recordó que no se ha prohibido su consumo y captura, fuera de las áreas protegidas, pese a que lleva tiempo en peligro crítico de extinción en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

La salamandra la ofrecen como un platillo exquisito. Foto: La Vanguardia.

Los tiburones son los otros grandes afectados por la atención que generan sus aletas, que incluso eran consumidas de forma obligatoria hasta poco.

Yvonne Sadovy, bióloga de Universidad de Hong Kong, explicó en una investigación que las capturas globales han sobrepasado el millón de toneladas al año, más del doble que hace seis décadas.

“Esta sobreexplotación amenaza hoy casi al 60 % de las especies de tiburones, la mayor proporción de entre todos los vertebrados. La exclusividad de un producto natural combinado con su reducida disponibilidad en libertad aumenta su precio y lo convierte en producto atractivo para las redes de negocios, incluido el amplio tráfico ilegal. Este tráfico se ha demostrado muy difícil de controlar por las autoridades”, agregó.

Además del “hambre” de los humanos, a la megafauna también la amenaza la pérdida de hábitat, las especies invasoras, la contaminación, la deforestación y el cambio climático, refirió El País.

La lucha para contener esta barbarie pasa, según algunos especialistas, por educar sobre el impacto que generan estas acciones contra las especies.

El consumo de mandarinas puede ser clave para prevenir la obesidad

A 505 asciende la cifra de muertos por brote de ébola en el Congo

Comentarios

Ayúdanos a mantener nuestro equipo

4,253,686FansMe gusta
183,131SeguidoresSeguir
294,160SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos

¿Qué dicen las encuestas sobre el juicio político y la destitución...

La cadena noticiosa Fox News, que en ocasiones ha promovido al magnate frente a sus rivales, mostró un sondeo en el que el 51 por ciento de los encuestados quería ver a Trump destituido de su cargo