Jóvenes portugueses presentan demanda inédita contra países de la UE por calentamiento global

Los demandantes acusan a esas naciones de violar sus derechos humanos al no tomar las medidas adecuadas para combatir el cambio climático

Los demandantes acusan a esas naciones de violar sus derechos humanos al no tomar las medidas adecuadas para combatir el cambio climático.

Cuatro menores y dos jóvenes portugueses, de entre 8 y 21 años, presentaron este jueves una demanda sin precedentes ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH, con sede en esa ciudad de Francia), con el objetivo de responsabilizar a 33 países del continente por la crisis climática.

Los demandantes acusan a los 27 Estados miembros de la Unión Europea, así como a Noruega, Rusia, Suiza, Turquía, Ucrania y el Reino Unido, de violar sus derechos humanos al no tomar las medidas adecuadas para combatir el calentamiento global, y exigen recortes profundos y urgentes en sus emisiones de carbono.

Los seis demandantes son Cláudia Agostinho, de 21 años, Catarina Mota (20), Martim Agostinho (17), Sofia Oliveira (15), André Oliveira (12) y Mariana Agostinho (8). Los jóvenes, que cuentan con el apoyo de Global Legal Action Network (GLAN), un grupo de defensa sin fines de lucro, argumentan que las políticas medioambientales de los 33 Estados son «demasiado débiles» para lograr los objetivos del Acuerdo de París, que exige una reducción en la emisión de gases de efecto invernadero de al menos 50 % para el año 2030, con el fin de limitar el calentamiento del planeta a entre 1,5 y 2 grados centígrados.

«Miedo por el futuro»

«Me asusta saber que las olas de calor récord que hemos soportado son solo el comienzo», señaló Catarina Mota en una rueda de prensa para anunciar la demanda. «Con tan poco tiempo para detener esta situación, tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para obligar a los Gobiernos a protegernos adecuadamente», agregó la joven, y confesó que tiene «mucho miedo» por su futuro y vive con la sensación de que cada año su hogar «se convierte en un lugar más hostil». 

Según Climate Home News, se trata del primer caso climático presentado ante el TEDH, y podría sentar un precedente para futuras demandas basadas en argumentos de derechos humanos. Si la demanda tiene éxito, las naciones demandadas, y sus corporaciones multinacionales que operan en el extranjero, estarían legalmente obligadas a aumentar la reducción de las emisiones de combustibles fósiles.

Cortesía de RT

Te podría interesar

Compártelo

Comentarios