es Spanish

La contaminación del aire causa más muertes que el tabaco

La contaminación del aire es un problema ambiental con el que los seres humanos han tenido que lidiar con el paso de los años y tiene múltiples causas; una de ellas se relaciona con la vida industrial en el planeta, y más allá de eso, un nuevo informe reveló que está causando más muertes al año que el tabaco.

La alarmante denuncia la presentó European Heart Journal, una revista de la Sociedad Europea de Cardiología, señalando que el número de muertes por enfermedades cardiovasculares que pueden atribuirse a la contaminación del aire es mucho mayor de lo esperado.

Según el organismo, solo en Europa el número de víctimas mortales por la contaminación del aire es de casi 800.000 al año.

Precisamente, los investigadores encontraron que la contaminación provocó 790.000 muertes en toda Europa en 2015 y otras 659.000 en los 28 Estados miembros de la Unión Europea.

Entre el 40 y el 80 % de estas muertes se debieron a enfermedades cardiovasculares (ECV), como infartos y accidentes cerebrovasculares (ACV) o ictus.

El estudio agrega que la cifra alcanza los 8,8 millones de muertes en el mundo, casi el doble de los 4,5 millones estimados anteriormente.

A escala global, el número de decesos por la contaminación ambiental supera los 7,2 millones a causa del tabaco en 2015, de acuerdo con el profesor Thomas Münzel, del Centro Médico Universitario de Mainz (Alemania).

“Y cada una de estas muertes representa una reducción promedio en la esperanza de vida de más de dos años”, subraya el investigador.

Enemigos silenciosos

Los estudiosos explican que la producción de energía, la industria, el tráfico y la agricultura, junto a todos sus procesos, elementos y factores, contribuyen en gran medida a 120 nuevas muertes por cada 100.000 habitantes al año en la UE.

“El alto número de muertes causadas por la contaminación del aire en Europa se explica por la combinación de la mala calidad del aire y la densidad de población, lo que conduce a una exposición que se encuentra entre las más altas del mundo. Aunque la contaminación del aire en Europa oriental no es mucho peor que en Europa occidental, el número de muertes excesivas que causó fue mayor”, apunta el informe.

En detalle, Alemania reportó 154 nuevas muertes por cada 100.000 habitantes, 136 en Italia, 150 en Polonia, 98 en el Reino Unido, 105 en Francia, mientras que en Croacia, Rumania y Ucrania más de 200.

Qué hacer

Ante este panorama, los investigadores exhortan a los Gobiernos y organismos internacionales a tomar medidas urgentes para reducir la contaminación, incluida la reevaluación de la legislación sobre la calidad del aire y la reducción de los límites actuales de la UE en los niveles promedio de contaminación, para que coincidan con las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El límite promedio anual de PM2.5 en la UE es de 25 μg / m3 (microgramos por metro cúbico), la pauta de la OMS de 10 μg / m3.

Los expertos en materia ambiental destacan que “muchos países, como Canadá, Estados Unidos y Australia, utilizan la directriz de la OMS. De hecho, las nuevas evidencias pueden llevar a una mayor reducción de estas directrices en un futuro próximo”.

El profesor Jos Lelieveld, del Instituto Max-Plank de Química en Mainz y del Instituto de Chipre en Nicosia, sugiere cambiar a otras fuentes para producir energía de manera urgente: “Cuando usamos energía limpia y renovable, estamos cumpliendo con el Acuerdo de París para mitigar los efectos del cambio climático, pero también podríamos reducir las tasas de mortalidad relacionadas con la contaminación del aire en Europa hasta en un 55 %”.

Sin embargo, el aire contaminado es un problema de máxima gravedad, que además de afectar la calidad de vida de los seres humanos, altera el equilibrio climático del planeta, creando distintos eventos meteorológicos negativos que causan daños terrestres de forma progresiva y permanente.

Datos de la OMS en 2018 precisan además que, cada año, 600 mil niños menores de 15 años mueren a causa de la contaminación en la atmósfera.

“En este momento, cada día el 93 % de los niños del mundo (1.800 millones de niños) respiran aire tóxico, y eso tiene terribles consecuencias para la salud”, alertaba en octubre 2018 Maira Neira, directora del departamento de Salud Pública y Determinantes Sociales y Ambientales de la OMS a la agencia AFP.

Para esa fecha, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseveró que la contaminación del aire es el “nuevo tabaco”.

Según datos del organismo, en 2016, la contaminación atmosférica ocasionó la muerte de 543.000 niños de menos de 5 años y de 52.000 niños de 5 a 15 años, a causa de infecciones respiratorias.

“Esta crisis de salud pública debe merecer una mayor atención, hay un aspecto crítico que es a menudo ninguneado: el hecho de que la contaminación atmosférica afecta especialmente a los niños”, recuerda la OMS en un informe publicado en su página web.

Combatirán con niebla contaminación ambiental

Contaminación del aire es un asesino invisible

Facebook Comments

4,251,249FansMe gusta
174,711SeguidoresSeguir
292,342SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

Salud: Mañalich salió al paso de las críticas y defendió su...

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, salió al paso de las críticas por sus recientes declaraciones, donde recomendaba "elegir" una serie de...
- Advertisment -