es Spanish

La lucha contra los residuos plásticos tiene dos grandes nuevos aliados

Dow Chemical Company y BASF Corporation, dos de las empresas químicas más grandes el mundo comienzan a demostrar su preocupación por el medio ambiente y su interés de unirse a la lucha contra los residuos plásticos que están contaminando a los océanos y asesinando a la fauna marina.

Al parecer, estas factorías quieren generar conciencia y cambiar la utilidad de este tipo de residuos sólidos. Para los grandes actores de la industria, “la confianza en los beneficios del plástico está en peligro” y ahora que lo saben, quieren pedir prestados 1.500 millones de dólares para tomar cartas en el asunto y hacer algo.

Así lo expone, al diario económico Handelsblatt, el jefe de Comunicaciones de BASF, Anke Schmidt. Ahora, la industria quiere “dar un impulso para cambiar esta situación”.

Desafortunadamente, “grandes cantidades de plástico acabaron en el medio ambiente”, denuncia, por su parte, el CEO de Dow Chemical, Jim Fitterling, citado por el portal aleman DW.

Los objetivos apuntan a mejorar la política y la producción “en todos los países, incluso en los mercados emergentes, para alinear una gestión de residuos razonable“, explica.

¿Cómo lograrlo?

Según el experto, convencer a los consumidores de que “hay valor en el plástico que tiran todos los días” es una de las formas.

Colocan como ejemplo el uso del aluminio: muchas personas fueron condicionadas, a través de algunas estrategias, “a recolectar y reciclar latas durante más de 40 años”, lo que también aplicaría con el plástico.

El problema no es de ahora, hace un año se emitió un alerta y se dijo que había “un problema de residuos plásticos”. Sin embargo, el jefe de Dow Chemical aseveró que “nunca ha visto tanta unidad en la industria para abordar el problema”.

De hecho, en la actualidad, “el plástico ya no se considera un producto barato y práctico que ayuda en la vida cotidiana. Se considera que es la causa de mares contaminados, animales enfermos y peligro para la salud humana”, señala DW.

La basura es contaminante, y se ve en el Atlántico Norte y en Europa, siendo una playa de Alemania un lugar que tiene hasta 389 partes de basura por cada 100 metros de franja, de acuerdo con datos del Ministro de Medio Ambiente de Baja Sajonia, Olaf Lies.

Una medida aliciente

Tomando en cuenta estos datos, quienes alertan, esperan que en el año 2021 entre en vigencia una normativa en toda la Unión Europea que prohíbe ciertos productos de plástico desechables en el comercio minorista y la hostelería, una medida adoptada en países que contradictoriamente son considerados “del tercer mundo”.

Pese a estos esfuerzos, “si la prohibición no conduce a una naturaleza con menos plástico, entonces debe agregarse la llamada responsabilidad extendida del productor”, advierten los expertos.

El primer mundo, un agente contaminante

Aunque parezca contradictorio, grandes potencias son las que envían la mayor parte de los productos plásticos a estas zonas, y lamentablemente ponen en peligro al medioambiente. A saber, se trata de compañías de Estados Unidos, Europa y Asia.

Ahora bien, algunos de los culpables e implicados en este problema ambientalista son Dow Chemical y Lyondellbasell (Estados Unidos) y empresas de productos químicos de las compañías petroleras líderes en Europa, como ExxonMobil o Shell.

Lo peor de todo esto es que “de los más de 8.000 millones de toneladas de plástico que se produjeron desde 1950 hasta 2015, solo 800 millones fueron incineradas, todavía se usan 2.600 millones de toneladas, y el resto se desechó: alrededor de 4,9 mil millones”.

Más alarmante es que “solo el río Jangstsekiang (China) vierte casi 17 millones de toneladas de plástico en el mar cada año, lo cual es más que la suma de los cuatro ríos que más contaminan el agua: Indo, Huangho, Hai He y Nilo”.

Sin duda alguna, el jefe del gigante químico Dow señala que los consumidores y los Gobiernos son los responsables de cómo se tratan los desechos.

Y con él coincide Martin Brudermüller, de BASF, quien dijo lo siguiente: “Resolver el problema tiene mucho que ver con la responsabilidad social y la educación en la separación de residuos y el reciclaje”.

Chile: nuevas bolsas plásticas no contaminarán el medio ambiente

Medio ambiente: Turquía fabricó un barco eléctrico

Facebook Comments

4,251,258FansMe gusta
174,745SeguidoresSeguir
292,351SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -