La producción global de café se reducirá a la mitad hacia 2050 por causa del cambio climático

espresso

La organización medioambiental Climate Institute ha publicado un nuevo informe acerca de los efectos del cambio climático en la industria del café. Son malas noticias para los agricultores, las comunidades rurales, los amantes de esta aromática bebida e incluso las grandes cadenas de cafeterías.

El informe apunta que las temperaturas en aumento y los patrones cambiantes de lluvias están afectando masivamente los cultivos, las pestes, las enfermedades, la calidad y el sabor del café. Los expertos estiman que esto provoque una disminución de la producción gobal de café en un 50% hacia 2050. En 2080, el café silvestre, que representa un importante recurso genético para los agricultores, estaría en riesgo de estar extinto, afirman los autores.

Muchos de los cultivos más importantes en el mundo, que se extienden por Centroamérica y África central –extensión conocida como el ‘Cinturón del Café’, ya están sintiendo los efectos de las altas temperaturas y cambios en los patrones de lluvias. Por ejemplo, en Tanzania, el estudio descubrió que la producción de café ha caído en un 50% en los últimos 50 años, con cultivos reducidos en «37 kilogramos por hectárea, cada alza de 1°C».

cinturón de café

El primer afectado es el cafeto arábigo, que crece en las tierras tropicales altas. Este tipo de café constituye alrededor del 70% de toda la producción mundial y es reconocido por su calidad, aroma y sabor. Sin embargo, la variedad es extremadamente delicada cuando se trata de temperaturas. Sólo una variación de un grado puede afectar su cultivo y características. La alternativa es Robusta, que se usa comúnmente en el café instantáneo, y que es menos aromático, pero también menos sensible a las alzas de temperaturas. Por eso, es probable que el café del futuro sepa y huela muy diferente.

Pero mientras los amantes del café estén decepcionados, son los agricultores y las comunidades rurales las que sufrirán las consecuencias más graves. El mundo tiene casi 25 millones de pequeños productores y trabajadores, para quienes será casi imposible ajustarse al cambio. El informe señala cómo «las décadas venideras podrían ver dramáticos cambios en la cantidad y forma en que se produce el café globalmente». El estudio estima que sólo en unos cuatro o cinco años, comenzará a ser poco viable cultivar café en México; que en Nicaragua, la producción comenzaría a flaquear para 2050 y que los cultivos de arábiga en Tanzania sufrirían una «caída crítica» hacia 2060.

Los trabajadores de las granjas de café tienen ingresos bajísimos, pésima seguridad laboral y bajos estándares de vida. El estudio destaca que los cultivos ya son foco de esclavitud, pobreza y trabajo infantil. Al aumentar la presión sobre la cadena de producción, esta situación sólo podría empeorar.

cultivo cafe

Incluso los grandes peces de la industria cafetera han mostrado su preocupación, incluyendo al monstruo de Starbucks y a Lavazza.

El estudio ofrece algunas sugerencias: «Para los bebedores de café que están interesados en ayudar, el primer paso es aprender acerca de los desafíos que enfrentan los productores y sus comunidades, y sobre lo que están haciendo algunas organizaciones, como Fairtrade y otras, para marcar una diferencia».

Los investigadores concluyen: «La mayoría de los consumidores pueden elegir marcas ‘carbono neutrales’, garantizar un retorno justo (comprar a precios justos) a los pequeños agricultores y sus comunidades, y ayudarles a construir su capacidad para adaptarse al cambio climático. Finalmente, las personas pueden exigir a las compañías y a sus gobiernos, la seguridad de que todos sus productos y negocios [mejoren sus condiciones] o sean carbono neutrales».

 

Por IFLScience

Trad, CCV, El Ciudadano

4,223,965FansMe gusta
140,240SeguidoresSeguir
289,143SeguidoresSeguir
16,444SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Ecuador avanza en la legalización del matrimonio civil igualitario

"Creo que nos convertimos en un país un poquito más justo e igualitario” y con igualdad, justicia y dignidad, dijo la activista LGTBI, Pamela Troya.
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -